Caprichos decorativos para el baño

28 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Para lograr cierta originalidad y romper con los moldes tradicionales es momento de trabajar la decoración del baño desde un punto de vista más personalizado y cumplir con los deseos que siempre hemos tenido.

A todos nos gusta incorporar recursos originales para adornar el hogar. Dependiendo del espacio, así serán los ornamentos que apliquemos; por eso, te mostramos algunos caprichos decorativos para el baño que se están convirtiendo en tendencia.

Cuando hablamos del término “capricho”, nos estamos refiriendo a un componente que puede considerarse prescindible; no obstante, su estética y forma resultan muy atractivas e interesantes. En el fondo, estamos cumpliendo un deseo y una apetencia personal.

Dentro del cuarto de baño, los caprichos toman cierto protagonismo; eso sí, no debemos olvidar que el contexto en el que se enmarcan es determinante, sobre todo porque necesitan un diseño alrededor que pueda ensalzar su estética y morfología.

Caprichos decorativos para el baño: ¿por qué?

Decoración del baño

Generalmente, estamos acostumbrados a que el baño sea un espacio funcional y diferente en comparación con el resto de la casa; de hecho, suele guardar ciertas diferencias estéticas en comparación con el resto de la decoración.

Sin embargo, el baño en una habitación más y debemos decorarlo en consonancia; es decir que siga una línea decorativa semejante a otras estancias y que pueda resultar, incluso, más original. ¿Esto cómo podemos conseguirlo? Principalmente, debemos fijarnos en el contenido decorativo de la casa y aplicarlo también en el baño.

Un ejemplo podría ser disponiendo un suelo de madera y alguna estantería y mesilla que siga el mismo estilo que en otras habitaciones. De la misma manera, las plantas y un espejo similares a los que tenemos en el dormitorio podrían ayudarnos a mostrar cierto paralelismo estético.

Busca nuevas fórmulas con las que romper el conservadurismo estético al que estamos acostumbrados.

4 tipos de lavabos verdaderamente originales

Caprichos decorativos para el baño: lavabo rústico
Imagen: pinterest.es

Dentro del ámbito de los lavabos podemos encontrar diferentes tipologías. Se van a diferenciar de los formatos tradicionales a través de los materiales y la manera de trabajarlos. Por eso, vamos a explicar 4 tipos de lavabos que se han convertido en los más populares caprichos decorativos para el baño.

  1. En bares y restaurantes, se han puesto de moda los lavabos rústicos con cubos de metal que le aportan al baño un toque más original. Para hacerlo, necesitamos simplemente un cubo ya usado en cuya base se abra un agujero. Si el material muestra cierto deterioro, nos aportará un toque más vintage.
  2. Otra posibilidad son aquellos que tienen la pila de piedra. Esta puede ser pulida o naturalista y, por tanto, tenga la superficie más rugosa. En este caso, se está introduciendo una pieza de decoración que, en el fondo, toma cierto contacto y relación con la naturaleza.
  3. Por otro lado, cabe destacar la posibilidad de trabajar el propio mueble del lavabo. La pila puede ser funcional, pero el toque más innovador se encontrará en los muebles como pueden ser, por ejemplo, los realizados en forja, con diseños sutiles y líneas curvas que hacen destacar su estética.
  4. Los lavamanos son otra tendencia realmente interesante. No son comunes dentro de los baños tradicionales; tan solo se encuentran en espacios públicos. Es momento de introducir los recursos que generalmente no son comunes y aportarle al baño un toque más sofisticado.

Las bañeras retro rompen con los tradicionalismos

Caprichos decorativos para el baño

Volver a lo antiguo pero ofreciendo una línea más depurada y actual es posible. Así sucede en el caso de las bañeras, las cuales pueden evidenciar un diseño retro que recuerde a los estilos más clásicos pero sin caer en el conservadurismo.

Hoy en día, este tipo de bañeras son todo un capricho. Además, toman gran protagonismo en el baño y pueden tener diferentes tonalidades: plateados, dorados, negros, azules, verdes, etc.

La estética que posee este tipo de bañeras rompe con el esquema tradicional. Las mismas suelen estar separadas de la pared y, por ende, ganar mayor independencia con respecto a otros elementos decorativos.

Caprichos decorativos para el baño, los azulejos y el color

Organización de toallas para el baño.

En cuanto a la decoración de la azulejería, hay que destacar la importante labor que realiza junto al color. Para el suelo pueden utilizarse losas cuadradas, mientras que en las paredes podemos trabajar mejor las policromías.

Un caso realmente peculiar serían los azulejos geométricos con formato hexagonal o, también, los cuadrados pequeños en los que se alternan los colores. Para no cometer ningún error, es preferible usar el blanco como tono predominante, aunque pueden tomar protagonismo otros colores que nos identifiquen personalmente.

  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso, Océano Ambar, 2010.