Limpia la casa fácilmente con el método Oosouji

13 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
¿Quieres que la limpieza del hogar se convierta en una actividad entretenida que pueda estimular tu personalidad? El método Oosouji es un buen aliado para mejorar la salud mental.

Muchas veces nos complicamos la vida a la hora de mantener la higiene del hogar. Le dedicamos bastante tiempo y, en el fondo, estamos apresurados con todo lo que tenemos que hacer en el día; por eso, limpia la casa fácilmente con el método Oosouji.

Generalmente, solemos mantener las mismas costumbres de limpieza que hemos aprendido de nuestros padres y abuelos; sin embargo, hay que ser conscientes que estamos en continua evolución y los cambios pueden ser positivos.

A través del método Oosouji surge una nueva manera de limpiar, de forma sencilla y eficaz. Es un sistema que ha tenido un gran auge en Japón y que se ha expandido por todo el mundo. Cada vez son más las familias que deciden recurrir a este tipo de fórmulas.

¿Qué es el método Oosouji?

Método Oosouji, limpiar el hogar

Este método es completamente innovador y nos ayuda a tener la casa ordenada y bien organizada. Se caracteriza por la simplificación de tareas; la idea es que cada una de ellas sea completamente efectivay respete perfectamente la decoración del hogar.

¿Cuándo lo realizaríamos? A finales de año es el mejor momento ya que se haría una limpieza general que depuraría por completo los interiores y los renovaría. En otras palabras, se consigue reiniciar la casa y dejar las habitaciones impolutas.

Por supuesto, este método no se realiza en pocas horas ni en un solo día; en realidad, requiere una intervención de varias jornadas, por lo que se necesita constancia. Podría decirse que la manera de trabajar sobre el hogar sería de forma minimalista y simplista.

El propio término Oosouji significa gran limpieza.

5 pautas para llevarlo a cabo

Barrer

Este sistema de limpieza requiere unas pautas que debemos seguir para lograr un único objetivo: la higiene completa. Veamos a continuación 5 pautas fundamentales para la puesta en práctica del método:

  1. En primer lugar, debemos sacar todos los elementos que conforman la decoración de una habitación y, a su vez, aprovechar la ocasión para deshacernos de aquello que ya no tiene utilidad. De esta manera, facilitamos el trabajo.
  2. A la hora de comenzar la limpieza, es necesario que lo hagamos desde los muebles altos y después se continúe por los más bajos.
  3. Cuando se barra la habitación es preciso que lo hagamos desde los rincones más alejados hacia la puerta. Nosotros mismos podemos desplazar la suciedad, ya sea con el movimiento de la escoba o el aire que se produce durante la acción.
  4. Resulta imprescindible que cuidemos el mobiliario; por eso, este método aboga por la limpieza suave de las superficies, nada de frotar con fuerza. Para ello, se requiere un material efectivo que arrastre toda la suciedad de una sola pasada.
  5. El ejercicio de la limpieza no debe ser algo costoso que pueda generarnos, incluso, lesiones musculares. Ha de convertirse en una acción sencilla que produzca cierta satisfacción, teniendo en cuenta que el resultado que obtengamos sea el más beneficioso.

El método Oosouji y su filosofía

Familia organizada para limpiar la casa

Bajo ningún concepto debemos realizar una higiene improvisada y rápida. El método Oosouji estipula que es necesario fijar los días exactos en los que realizaremos las tareas de limpieza, cumpliendo con las horas y los objetivos marcados.

El principio sobre el que se rige su filosofía es la limpieza a fondo, sin caer en la rutina ni en el aburrimiento sino que, más bien, se trata de aplicar emoción, entusiasmo y funcionalidad y mejorar, así, la salud mental.

Los productos de limpieza en el método Oosouji

Hay que destacar que una de las filosofías que aplica este métido es la utilización de recursos naturales para mejorar la calidad de la limpieza. De esta manera, el vinagre se configura como un producto útil para cuidar el mobiliario y los suelos de madera.

Si se desea una efectividad mayor en la higiene, puede mezclarse con bicarbonato de sodio, sobre todo para eliminar las manchas que estén más incrustadas.

El propósito de todo esto es que no nos expongamos a productos tóxicos, protejamos toda la decoración y hagamos del hogar un espacio saludable.

  • Rognoni, Patrizia: La limpieza integral de la casa, Barcelona, De Vecchi, 2012.