Claves para decorar un salón pequeño

Mónica Heras Berigüete·
20 Septiembre, 2020
Un salón pequeño no tiene por qué ser un problema y estamos dispuestos a demostrártelo con estos trucos.

No sufras. Si tu salón es pequeño, solo debes encontrar soluciones fantásticas para hacerlo crecer… al menos visualmente. Con algunos tips, lograrás que sea acogedor, práctico y que no sientas que te asfixias.

Toma nota y ponte manos a la obra para transformar tus espacios mini en lugares llenos de posibilidades. Ya sabes que no siempre el tamaño importa y te lo vamos a demostrar.

El sofá adecuado para un salón pequeño

Sofá modular
Imagen: amazon.es

El sofá es la pieza principal y su tamaño debe ser proporcional al espacio que tengas. Olvídate de ese que viste en la tienda tan espectacular con chaise longue, te hará perder un montón de espacio y, al final, no compensa.

Mide bien la habitación para no llevarte sorpresas y toma en cuenta que para los espacios reducidos, los sofás modulares pueden ser una solución muy práctica. Podrás unirlos y separarlos según tus necesidades.

La mesa de centro que necesitas

Después de tener la elección del sofá clara, llega el momento de decidir cómo es la mesa de centro ideal para un salón pequeño. Si tiene espacio para almacenaje en su interior, habrás acertado de lleno ya que, además de decorar, tendrás donde poder guardar y organizar tus cosas.

Hay baúles preciosos que pueden serte de gran utilidad o mesas más modernas como la KVISTBRO de Ikea, en la que puedes dejar las mantas y plaids después de usarlos y tenerlos siempre a mano.

Las paredes pueden ayudar en un salón pequeño

Si no tienes muchos metros en tu salón, puedes valerte de algunas de las soluciones prácticas que existen y utilizar las paredes a tu favor.

Si vas a poner en ella la televisión, no lo dudes y coloca un soporte anclado; así, te evitas tener que ponerla sobre un mueble. ¡Piénsalo!, un trasto menos.

Fija a la pared estantes volados a manera de librería. Evita poner una estantería que llegue hasta el suelo, puesto que  saturará el espacio físico y visual. No te olvides de que los elementos horizontales tienen el poder de alargar las estancias.

El minimalismo es tu mejor opción

Decoración de un piso de ciudad

Foto de Vlada Karpovich en Pexels

La clave del éxito está en las cosas simples y más aún si tienes un salón pequeño. Necesitas un sofá, una butaca y una mesa de centro, nada más. Puedes poner estanterías en alguna pared, como te hemos dicho, alguna lámpara de pie, pero no llenes la planta de muebles.

Elige también un estilo decorativo ligero y funcional, donde las líneas sencillas sean las protagonistas y la belleza radique en la ligereza y en el orden.

La magia de los espejos

Uno de los trucos de decoración para agrandar espacios es el uso de espejos. Si tienes un salón pequeño, no dudes en colgar uno bonito o, mejor aún, instala una pared acristalada para alargar el horizonte visual. Parecerá más grande y se verá más luminoso.

Los colores para un salón pequeño

Como bien supones, la paleta cromática de los mini espacios debe ser neutra, con colores claros. De esta forma, ganarás en luminosidad y en amplitud. Los tonos tierra serán tus grandes amigos, pero también los azules, los rosas y los amarillos pastel.

Si quieres salpicar con un poco de alegría, hazlo a través de los complementos. Los cojines son ideales para añadir un toque más personal y colorido, como este tan chulo de Kenay Home.

Un truco que siempre estiliza

De la misma manera que los tacones estilizan las piernas de quienes los usan, las patas altas pueden cambiar por completo el look de tus muebles y de tus espacios.

Entre sus ventajas, son capaces de hacer que circule mejor el aire y la luz, lo que te facilitará la tarea a la hora de la limpieza.

Si piensas en cómo decorar un salón pequeño, no debes olvidarte de que la clave siempre está en no saturar los espacios y mantenerlos lo más ordenados posible.

Después de eso, hay ciertos trucos que te pueden ayudar a aligerar visualmente la zona, como las baldas voladas, las patas para los muebles y los colores suaves. ¿Tienes algún otro secreto para ampliar tus ambientes?

Foto de Chait Goli en Pexels