Prueba estos 5 detalles rústicos-chic para reuniones en el salón

Sorprende a tus invitados aplicando una decoración rústico-chic en el salón de tu casa. Haz que tu hogar sea original, elegante y distendido.
Prueba estos 5 detalles rústicos-chic para reuniones en el salón
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 13 Julio, 2018.

Última actualización: 13 Julio, 2018

Si lo que estás buscando es decorar el salón de tu casa siguiendo un carácter rústico, moderno y elegante, prueba estos 5 detalles rústicos-chic para reuniones en el salón.

Haz que tu hogar esté a la última bajo nuevos conceptos de interiorismo; en este sentido, este nuevo planteamiento decorativo se conforma bajo una idea original e innovadora, poco común en las decoraciones interiores.

Normalmente el estilo rústico se asocia al campo y la naturaleza, y el chic a la elegancia y detallismo; sin embargo, ¿por qué no unir ambos planteamientos? Comprobemos a través de 5 detalles rústicos-chic la mejor manera de decorar el salón.

Detalle 1: busca un ambiente distendido

El estilo chic trata de establecer un carácter elegante, cómodo y cuidadoso, mimando cada detalle, aplicando características propias de este estilo que denoten gusto estético.

Sin embargo, el estilo rústico hará que esta elegancia chic se transforme en un ambiente distendido y bohemio, más banalizado; por tanto, se combina la sencillez con el detallismo y cuidado chic.

La mezcla de estos dos estilos permite que haya una atmósfera elegante a la par que alternativa y rústica; en otras palabras, sería como unir la formalidad con la “informalidad”.

Detalle 2: empleo de mobiliario chic

Una buena pregunta sería ¿qué muebles deben ser chic y cuáles deben ser rústicos? En realidad, no se debe disgregar de esta manera, sino más bien combinar y seleccionar por sectores decorativos.

Los sofás pueden ser buenos aliados para el estilo chic: cojines y formas simples que traten de dar un toque elegante. Es preferible que sean de tonos claros para que combinen con los oscuros de la madera de los muebles rústicos.

A su vez, la lámpara también es otro elemento muy interesante. Puede ser de brazos, con curvaturas y elementos colgantes, clasificándola dentro de lo clásico, o, simplemente, una lámpara de campana sencilla.

– La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia.-

Coco Channel

Detalle 3: mobiliario rústico

Por otro lado, se debe prestar atención a los elementos rústicos que se complementarán con los de tipo chic. Probablemente surjan dudas sobre cómo proceder dentro de este mobiliario.

En primer lugar, hay que tener presente que algunos muebles, como las mesas o estanterías, deben ser el punto de referencia donde trabajar el estilo rústico.

La mesa central frente a los sillones es un buen recurso. Su material debe ser la madera o también el hierro forjado. De esta manera, se aporta un toque oscuro que contrasta con los tonos claros del sofá.

A su vez, las estanterías también pueden ser de madera o de hierro. En ellas se pueden colocar libros, jarrones, candelabros, marcos de fotos, etc. Los elementos decorativos pueden ser de estilo chic y, así, combinar ambas fórmulas.

Otros recursos rústicos:

  • Vigas de madera vistas al exterior.
  • Suelo de madera.
  • Ladrillo para chimenea o alguna parte de la pared.
  • Platos, cuadros, plantas, etc.: pueden ser situados en las paredes o en el suelo.

Detalle 4: las paredes

En las paredes se conseguirá el fondo perfecto para resaltar el resto del mobiliario. En realidad, el contenido principal de la habitación debe ser el mobiliario y, como soporte, en un plano secundario, la pared.

¿De qué color convendría pintarla? Los siguientes colores son los más apropiados para el estilo rústico-chic:

  • Blanco: por excelencia, este color resalta los elementos decorativos de la habitación, transmite pureza y favorece en la elegancia.
  • Ocre-amarillo desgastado: una tonalidad como esta transmite calidez y también resalta los tonos y formas del mobiliario.
  • Gris: este color neutro queda bien en la gran mayoría de los estilos decorativos.

Otra manera de decorar es poniendo alicatados o azulejería sobre las paredes; de esta manera, se cubre la superficie y se aporta color y diseños originales.

Detalle 5: la luz

Evidentemente, una buena iluminación es sinónimo de éxito. La luz natural resalta las formas de manera efectiva y ayuda a que las paredes, que son de tonos claros, generen más luminosidad.

Lámpara de arco de color blanco.
Lámpara de arco /lamparayluz.es

La elegancia chic se consigue también a través de luz natural; sin embargo, las lámparas también deben tener una luz cálida y no blanca LED. Otras lámparas de mesa pueden ayudar a generar un ambiente distendido, especial para reuniones de amigos.

La elegancia no está reñida con lo alternativo y distendido; así se demuestra a través del estilo rústico-chic, una nueva manera de trabajar la decoración para que puedas sorprender a tus invitados.

Te podría interesar...
La decoración estilo farmhouse chic
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
La decoración estilo farmhouse chic

Conseguir un estilo farmhouse chic supone mirar hacia los interiores de las casas de campo inglesas o francesas. Ahora puedes reutilizar objetos típicos de las granjas, aunque ya no sea para darles uso, sino a modo decorativo. Conseguirás así un estilo rústico a la par que totalmente actual.


Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.