Techo verde: todo lo que necesitas saber

Scarlett Laliberté·
30 Abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez al
30 Abril, 2019
La instalación de un techo verde es una buena solución para el ahorro y la contaminación.

Un techo verde es una cubierta con un sistema incorporado que permite crecer la vegetación en él. Se pueden instalar de diferentes tipos, y según el formato, las plantas serán de tipo modular o con capas drenantes. Pese a ello, todos tienen ciertas características comunes que analizaremos a continuación.

Tipos de techos verdes

Tipos de techos verdes.

A grandes rasgos, se podrían categorizar dos tipos de techo verde, el extensivo y el intensivo. La cantidad de vegetación que se utiliza es lo que diferencia a cada tipo de cubierta. Esto implica el espesor del sustrato, el tamaño de la vegetación y la densidad que presenta.

El techo verde extensivo tiene la capacidad de contener hasta 122 kg por metro cuadrado, y un techo verde intensivo soporta hasta 732 kg por metro cuadrado. Ambos se diferencian también en la cantidad de esfuerzo que requiere el mantenimiento de cada uno.

El cuidado del techo verde

Mantenimiento de jardines en los tejados.

Este tipo de techo intensivo requiere mucho trabajo de mantenimiento y cierto rigor en él. Se necesita más implicación para la gestión de los diferentes tipos de plantas por separado y los cuidados de estas. Es como un jardín normal y corriente pero ubicado en la cubierta.

Cuando se trata de un techo verde extensivo, el funcionamiento es un poco diferente. En este caso, se deja crecer de manera natural y no se interviene demasiado en este sentido.

Este tipo de cubierta se regula de forma autosuficiente, como los bosques. La intervención es anual, para fertilizar y cortar la hierba.

La cubierta verde en decoración

Cubierta verde en decoración.

Si se instala un techo verde intensivo, existe la posibilidad de escoger el tipo de vegetación según la estética o estilo decorativo deseado. Cuando se trata de un techo extensivo, únicamente se diseña para el autocuidado, por lo que no habrá una estrategia visual al respecto. Si deseas decorar con él, será más aconsejable la primera opción.

Los dos tipos de techo verde necesitan un sistema de capas que sirve como referencia para el personal encargado de su mantenimiento. Este sistema se basa en el uso de diferentes suelos y tipos de materiales que permiten retener los nutrientes a la vez que expulsa los deshechos.

Gracias a este sistema de capas y suelos se produce un perfil de suelo que favorece el proceso de drenaje. Se forma permitiendo que el líquido se filtre de manera segura y, a su vez, nutre las plantas. El techo verde siempre atiende a este funcionamiento.

El techo integral

Edificio con cubiertas ajardinadas.

Existe también una novedosa variable de la cubierta verde que se conoce como techo integral. Este es un formato reciente que permite soportar una interesante cantidad y variedad de diferentes plantas.

Se utiliza en techos intensivos, ampliando la variedad para acercarse a los beneficios de los techos extensivos pero de forma controlada.

Ventajas de instalar un techo verde

Una casa con un tejado ajardinado.
Tejado ajardinado / despiertaymira.com

En las zonas céntricas de las ciudades o excesivamente urbanas instalar un techo verde genera ciertos beneficios. Uno de ellos es la capacidad de reducción del calor conducido por los edificios. También mejora la calidad del aire en un ambiente urbano.

La superficie verde disminuye la necesidad de instalar gestores para el agua de la lluvia acumulada. También para controlar el cúmulo de los sistemas municipales de alcantarillado. Estas cubiertas son soluciones naturales para las inclemencias meteorológicas.

Si se instala en edificios de gran tamaño o en entidades públicas, un techo verde puede ser utilizado como un jardín comunitario. La vegetación prevendrá el aumento de la contaminación y el polvo. También ayudará a capturar los agentes nocivos del aire.

Una cubierta verde en la vivienda unifamiliar

Tejado ajardinado en una casa familiar.
Tejado ajardinado / solucionesespeciales.net

Instalar un techo verde en una casa particular también tiene ciertos beneficios para el propietario. Una de las ventajas es que sirve como aislante natural y evita que entre tanto ruido en casa. Su instalación aumenta la sensación de calma en el hogar.

La cubierta utilizará productos de deshecho que habitualmente terminan en los contenedores de basura. La superficie verde reduce, en general, la cantidad de gasto energético y de nuevos aparatos. Es una solución ecológica que, además, resulta positiva para el medio ambiente.

Por otro lado, se pueden producir algunas incomodidades a la hora de instalar un techo verde. Una de ellas es la necesidad de un seguro y la inversión necesaria para ello. Esto es crucial por la posibilidad de tormentas o sequías que no se pueden prevenir.