Potus en casa ¿cómo cuidarlo?

El potus es muy popular en los hogares, funciona como un elemento natural decorativo y ayuda a limpiar el aire. Descubre cómo cuidar esta planta.
Potus en casa ¿cómo cuidarlo?

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 09 octubre, 2021

Última actualización: 09 octubre, 2021

El potus es una de las plantas de interior más populares en los hogares. Proviene de las zonas tropicales del sudeste de Asia, aunque ya es popular en muchos lugares del mundo. Su principal uso es de decoración, pues sus hermosas hojas en forma de corazón le dan vida a cualquier lugar donde la pongas.

Su nombre científico es Epipremnum aureum y también se le conoce como popos o pothos. Es perfecta para aquellas personas que no tienen mucho tiempo para cuidar sus plantas, ya que no requieren muchos cuidados. De otro lado, contribuye a mantener el ambiente fresco y sereno, y tiene destacados beneficios.

En este artículo te contamos cómo cuidar y cultivar el potus.

Beneficios del potus

El potus tiene beneficios increíbles para tu hogar. Según un estudio realizado por la Nasa, es purificadora del aire, elimina las sustancias tóxicas que se encuentren en el ambiente y que afectan nuestra salud. Entre dichos compuestos están el formaldehído, el xileno y el benceno.

Además, tener esta planta en tu hogar ayudará a que se equilibre la humedad, convirtiéndose en una fuente de oxígeno. Por esta razón es recomendada para personas con alergias que puedan verse afectadas por este tipo de ambientes.

Si tienes mascotas, deberás tener cuidado porque tiene sustancias tóxicas para ellas. Lo mejor será ponerla en una zona difícil de alcanzar para los peludos.

¿Cómo cuidar el potus?

Potus en agua.

Una de las ventajas de tener un potus en casa es que no requiere muchos cuidados. Tiene propiedades que la hacen muy resistente y duradera, así que crecerá sin mayor esfuerzo.

Aunque los cuidados que necesita el potus son básicos, si quieres que tu planta sobresalga por su color y frondosidad, será mejor que le dediques tiempo. De esta forma, será más eficiente el proceso de purificación de aire que lleva a cabo de forma natural.

Continúa leyendo porque aquí aprenderás sobre los cuidados generales que se deben cumplir para tener un lindo potus.

Sustrato o agua

Las características del sustrato, sus nutrientes y condiciones son importantes para que el potus se arraigue y crezca de forma correcta. Este debe ser ligero para que no sobrecargue la planta, permitir un buen drenaje y ser rico en materia orgánica.

El proceso de abono no debe hacerse muy seguido, será suficiente con 2 o 3 veces por año, pues aporta nutrientes de forma lenta, pero constante.

Ahora bien, también podrías cultivar el potus en el agua. Lo único que debes hacer es sumergir los esquejes en el líquido, dejando las hojas por fuera. Un par de días después las raíces crecerán y el tallo se alargará. En este caso, el agua debe cambiarse una vez por semana.

Riego del potus

Cuando se cultiva el potus en tierra hay que tener precaución con el riego, ya que el exceso podría provocar la muerte de la planta. Lo adecuado sería regarla cada 10 o 14 días con agua moderada cubriendo toda la base. En verano y otoño el riego puede ser un poco más seguido.

El exceso de agua hace que los poros de oxígeno que tienen las hojas del potus se cierren y que las raíces se hundan haciendo que estas se dañen y se pudran. Al cabo de unos días terminará dañando la planta por completo.

Un consejo adicional es que revises el estado del sustrato, si lo ves seco es hora de regar.

Necesidad de luz

El potus es una planta que se da muy bien en los ambientes de semisombra, así que le vendrá muy bien estar cerca a las ventanas. No se puede exponer directamente al sol porque sus hojas se marchitan y se queman fácilmente en estas condiciones.

Mantener las hojas de esta planta alejadas de la luz directa las mantendrá verdes y brillantes. De lo contrario, tendremos hojas con manchas blancas o cafés. Es adecuado que el potus reciba el sol a través de una cortina, ya que amortigua los rayos del sol y el calor directo.

Temperatura

Plantas de interior.

La temperatura ideal para el potus es templada, ya que proviene de climas tropicales. Así que se recomienda exponerla a una temperatura de entre 17 y 25 grados centígrados.

No tolera los climas muy fríos o muy calientes, ya que sus hojas empezarán a florecer de forma inadecuada y no durarían mucho tiempo.

Limpieza

Cuando dejas por mucho tiempo el potus en un mismo lugar y no limpias sus hojas, empezarás a notar que acumula polvo. Esto impedirá que pueda absorber con eficiencia la humedad del ambiente.

Así que incluye en los cuidados una limpieza general una o dos veces cada 15 días. Para hacer esta tarea, usa un paño húmedo y pásalo por cada una de las hojas.

¿Te animas a tener un potus en casa?

El potus va más allá de ser una planta decorativa, contribuye a mantener el ambiente libre de humedad.

Puede cultivarse en tierra o en agua y tiene la gran ventaja de requerir pocos cuidados. Es el sueño de todas aquellas personas que aman las plantas, pero no tienen tiempo para dedicarse a ellas.

Te podría interesar...
Plantas que crecen en el agua
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Plantas que crecen en el agua

Las plantas que crecen en el agua son una buena opción para quienes no tienen mucho tiempo, pero disfrutan de adornos vivos. Conoce más sobre este ...



  • Ursprung, M. (2016, 12 abril). The Effect of Golden Pothos in Reducing the Level of Volatile Organic Compounds in a Simulated Spacecraft Cabin - NASA Technical Reports Server (NTRS). NASA Technical Reports Server. https://ntrs.nasa.gov/citations/20160005687