Plantas sin riego para decorar tu hogar

25 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Te gustaría tener plantas en casa que no necesiten apenas cuidados? Continúa leyendo porque descubrirás algunos bellos ejemplares.

Las plantas sin riego son una buena opción para decorar las diferentes estancias de tu vivienda. Te encantará saber que tienen muchas ventajas y que darán a tus interiores un toque muy atractivo.

¿Qué piensas si te decimos que pueden vivir hasta veinte días sin agua? ¡Genial!, ¿verdad? Pues créelo porque es así. Además te ayudarán a tener en tu casa un rincón verde muy fácil de mantener.

Plantas sin riego: todo lo que debes saber

Aloe vera.

Echeverias, aloes, kalanchoes y senecios son cuatro de las plantas crasas o suculentas más apreciadas en jardinería, pero se conocen hasta 8 000 especies diferentes.

Como almacenan el agua en sus tejidos, pueden vivir sin lluvia durante largos periodos de tiempo. Puedes tenerlas dentro o fuera de la casa. En interior, riégalas cada dos semanas y en exterior, una vez por semana.

Aunque son resistentes, es mejor no tenerlas al sol todo el día. Esparce guijarros sobre el sustrato para conservar mejor la humedad y que, de esta forma, se mantengan en perfecto estado.

Plantas sin riego: comienza la presentación

Plantas sin riego: echeveria
Imagen: Diego Delso | Wikipedia

1. Echeveria, un toque verde para el balcón

México es uno de los países con mayor número de plantas suculentas y esta es una de ellas. Forma un conjunto de rosetas con las hojas azuladas y flores de color rosa con los extremos amarillos.

Es ideal para cubrir rocallas pero, también, para que cuelgue en terrazas y balcones. Te recomendamos que no la expongas al sol continuado, mejor destínale un espacio con sol de mañana.

Riégala bien en verano, una vez por semana es suficiente, pero no mojes las hojas. Si le das mucha agua terminará pudriéndose y ten en cuenta, también, que necesita arena gruesa para un mejor crecimiento.

Una ventaja que tiene la echeveria es que se multiplica muy fácil. Solo tienes que aprovechar aquellas hojas que se desprenden fácilmente y replantarlas en otro tiesto.

Aloe vera, plantas sin riego
Imagen: es.wikipedia.org

2. Aloe, una planta símbolo de salud

Con la pulpa de las hojas se elaboran diferentes remedios para cuidar la piel y el sistema digestivo. Por ejemplo, es muy eficaz en el tratamiento de las quemaduras y los eccemas.

Puede vivir a pleno sol, pero sus hojas adquirirán un tono marronáceo. Si lo quieres verde, ponlo a la semisombra y riégalo moderadamente cada diez días.

Te gustará saber que, en poco tiempo, puedes tener muchos aloes gracias al trasplante de las hojas o los hijos. Eso sí, espera a que alcancen los 10 cm de altura. Hay muchas variedades, las más conocidas son el aloe vera y el aloe férox.

Kalanchoe, suculentas
Imagen: CrazyD | Wikipedia

3. Kalanchoe, elimina los vapores químicos

La puedes encontrar florida todo el año. Originaria de Madagascar, ayuda a eliminar compuestos tóxicos que se encuentran en el aire, proporcionando a la vez frescura. Ponla a pleno sol, junto a una ventana.

En verano, riégala una vez por semana, sin encharcarla. Retira las hojas muertas para darle vitalidad y abónala para mantener las flores en perfecto estado.

Es una planta poco exigente ya que aguanta una semana o más sin agua y suele ser resistente a las plagas. Ten en cuenta que un exceso de agua la puede matar.

Tener un kalanchoe en casa le aportará alegría gracias a la variedad de colores que presentan las flores: rojas, amarillas, anaranjadas, rosas, violetas… ¡No sabrás qué color elegir!

Senecio, suculentas
Imagen: Diego Delso | Wikipedia

4. Senecio, un coral verde en tu jardinera

Te recomendamos poner un senecio enano, de unos 30 cm de alto por 60 cm de ancho y hojas cilíndricas. Se asemeja a un coral verde azulado, muy atractivo.

Es ideal para colocarlo en repisas junto a las ventanas. Sus flores amarillas emanan un aroma muy agradable, así que te ayudará a mantener la casa perfumada.

Tiene un mantenimiento mínimo. Debes situarlo al sol y necesita un riego moderado, pues resiste muy bien la sequía. Ten cuidado cuando vayas a regarlo porque no podrás mojar las hojas.

Los muros y las rocallas son ideales para esta planta que forma alfombras densas. Debes saber, también, que puedes plantarla en macetas o jardineras altas donde se adapta muy bien.

Combina el senecio con otras plantas reptantes, como la aptenia, sobre suelos áridos o rocosos, verás que buen resultado da. Y procura que, si tienes mascotas en casa, no lo pisoteeen.

¿Qué te parecen las cuatro opciones que te hemos presentado? Estamos seguros de que te gustará más de una; piensa en tus necesidades y decídete.

Imagen: Antilived | Wikipedia