Tus plantas libres de plagas y enfermedades

Mónica Heras Berigüete·
07 Junio, 2020
¿Quieres tener tus plantas libres de plagas y enfermedades y disfrutar de ellas? Vamos a enseñarte a mantenerlas sanas y bonitas.
 

El verde siempre es una buena idea a la hora de decorar y, por eso, te queremos dar algunas soluciones para que tengas tus plantas libres de plagas y enfermedades.

Decora con plantas cada uno de los rincones de tu hogar y verás cómo se renueva el aire, se llena de energía positiva y lo hace mucho más cálido y confortable. Por ello, vamos a ayudarte a que las cuides como merecen, para que se mantengan sanas y bonitas.

Con la primavera llegan los problemas

plantas libres de plagas y enfermedades

La primavera llena de color la naturaleza, florecen los campos y jardines y los árboles están al máximo de su esplendor. Por este mismo motivo, conviene poner especial cuidado en mantener tus plantas libres de plagas y enfermedades, puesto que es el momento en el que son más vulnerables. Para ello, toma en cuenta los siguientes consejos.

¿Por qué surgen las plagas?

No hay una razón en particular por la que tus plantas pueden tener plaga; al fin y al cabo, la naturaleza está llena de insectos y microorganismos y en un momento dado pueden atacarlas. En general, cuando hay un desequilibrio, es más factible que aparezca alguna enfermedad.

 

Algunos de los factores que puede afectar la salud de tus plantas son: un suelo pobre en nutrientes o con un exceso de químicos; el uso excesivo de abonos o una humedad excesiva.

Quien tiene plantas, tiene un tesoro

Reglas para diseñar un jardín.

Cuida tu jardín y llénalo de atención para que tus plantas crezcan fuertes y sanas. No se trata solo de regarlas, cada una necesita cuidados especiales en razón de su especie.

Hay que abonarlas y procurarles un suelo en buenas condiciones, rico en alimento y nutrientes. También, hay que podarlas, trasplantarlas cuando necesiten otro lugar y estar muy atentos a sus señales. Una planta saludable es una planta fuerte a la hora de enfrentarse a las plagas.

Busca abonos orgánicos como el estiércol de origen animal o el mantillo. Son libres de químicos y les aportan muchos nutrientes.

Aprende a observar para tener plantas libres de plagas y enfermedades

Es importante que aprendas a estar pendiente de las plantas y que compruebes periodicamente que no hay ningún rastro de insectos o ácaros. Solo así podrás reaccionar a tiempo para solucionar el problema antes de que crezca.

Asegúrate de comprobar que las hojas y los tallos estén verdes, sin manchas ni agujeros, esto podría ser señal de alguna enfermedad.

 

Algunas plagas comunes

Plantas de interior para el verano.

Si tienes un jardín o muchas plantas de interior, debes estar familiarizado con algunas de las plagas y enfermedades que podrían padecer: desde el típico pulgón o la cochinilla hasta la araña roja, las orugas. los caracoles y las babosas.

Si tienes un huerto, ojo con el pulgón y con los caracoles, especialmente si vives en zonas húmedas. La araña roja, afecta a las hojas y a los tallos de las plantas y prefiere los climas más calurosos y secos.

Productos para unas plantas libres de plagas y enfermedades 

Si, a pesar de todo, tus plantas tienen alguna plaga, es hora de buscar un remedio. En la medida de lo posible, evita los productos químicos; hay muchas alternativas fitosanitarias ecológicas capaces de eliminar la plaga sin dañar el medio ambiente ni a otros seres vivos. Algunos, incluso, los puedes hacer tú mismo.

Un tip: algunas especies repelen de forma natural a los insectos, como las plantas aromáticas. La menta y la albahaca son perfectas para luchar contra moscas y mosquitos, y la lavanda es anti pulgones.

Con especies autóctonas, tendrás plantas libres de plagas y enfermedades

 
Cuidar las plantas de interior.

¿Sabías que a la hora de buscar un árbol para anidar, las aves lo hacen siempre en aquellos que son autóctonos? Te decimos eso porque si hay pájaros, no hay plagas.

Si tienes un jardín, te recomendamos que lo llenes de flora típica de la zona; además consevar el equilibrio en el ecosistema, haces una protección natural de tu jardín. Al estar ya adaptadas al clima y al terreno serán más resistentes a las plagas y las ataquen tendrán menor virulencia.

Con estos tips y un poco de cuidado podrás tener plantas sanas, lustrosas y nutridas. Cuídalas y aprende a detectar cualquier señal de alarma para reaccionar cuanto antes.

Las plantas alegran nuestra vida y nuestros espacios; cuida de ellas y disfruta de su belleza tanto en la terraza como en el jardín e, incluso, en el interior de tu hogar.

 

Imagen principal: People photo created by bearfotos – www.freepik.com