Plantas acidófilas: ¿cuáles son y cómo cuidarlas?

Las plantas acidófilas requieren de un riego especial para mantener el pH del sustrato. Aquí te contamos más.
Plantas acidófilas: ¿cuáles son y cómo cuidarlas?

Última actualización: 04 junio, 2022

Las plantas tienen su propio universo y allí hay de diferentes tipos, especies y condiciones, un ejemplo son las acidófilas. Estas tienen necesidades muy especiales, por lo que conviene conocerlas y proveerles lo necesario para desarrollarse de la mejor manera.

Si te interesa saber más sobre sus cuidados y algunas de las plantas que pertenecen a este grupo, te invitamos a seguir leyendo. ¡Valdrá la pena!

¿Cuáles son las plantas acidófilas?

Primero, hay que empezar por decir que las plantas acidófilas son aquellas que necesitan vivir en suelos ácidos para tener un óptimo crecimiento. El pH de este sustrato debe estar entre los 5,5 y los 6,5. Son amplias las especies que pueden tener esta característica común: arbustos, árboles pequeños, matas con flores o sin ellas, rastreras o enredaderas.

Las camelias son plantas acidófilas con flor.
Las camelias son plantas acidófilas con flor.

Las hortensias

Las hortensias son unas de las plantas acidófilas más populares en los hogares. Florecen de una forma hermosa y muy llamativa, entre blanco y azul.

Esta es más bien una especie de arbusto de medio tamaño que crece muy bien en suelos ácidos y climas húmedos. De hecho, tiene una característica y es que sus flores se tornarán más azules en un sustrato con mayor acides.

Las camelias

La floración de las camelias se da en el invierno y llegan para brindarle un poco de color y calidez a la temporada más fría del año. También es una especie arbustiva muy resistente, no en vano llega a su máximo punto durante la nieve.

Además de brindarle un sustrato amplio, es necesario brindarle el riego suficiente para que alcance el nivel de humedad óptimo. Por ello, durante el verano es recomendable mantenerla bajo sombra.

El arce japonés

Este es un árbol pequeño que tiene un crecimiento lento y da unas hojas que cambian de color según la estación del año. Pasan de verde a rojo intenso con transiciones doradas hermosas.

Crece muy sano en suelos ácidos y protegidos de los rayos directos del sol. También requieren de un riego abundante, especialmente durante el verano.

Las gardenias

Las gardenias son flores hermosas y con una connotación muy romántica, muy parecidas a las rosas. Es una de las plantas acidófilas que se pueden tener en el exterior y el interior de la casa.

No obstante, además de un suelo bien ácido, requiere que la protejas de los cambios bruscos de temperatura. Asimismo, debes tenerla en un espacio en donde haya luz, aunque no de forma directa.

El brezo

El brezo es un arbusto muy resistente que requiere de cuidados muy básicos, incluso menores a los requeridos por las plantas acidófilas comunes.

Puede plantarse en el jardín para disfrutar durante el verano y el otoño de sus bellos racimos de flores rosadas o moradas con una fragancia encantadora.

Cuidados generales de las plantas acidófilas

Como pudiste verlo, cada especie de planta acidófila requiere unos cuidados específicos. Sin embargo, hay unas generalidades que es conveniente saber.

Las plantas acidófilas requieren de un riego especial.
Las plantas acidófilas requieren de un riego especial.

Suelos ácidos

El principal cuidado que debemos tener con estas plantas es el poder proveerlas de un suelo ácido. El pH de estos sustratos debe ser bajo: entre 5,5 y 6,5; con baja concentración de cal.

Estos terrenos suelen reconocerse porque son típicos en zonas lluviosas, el agua es la responsable de arrastrar las sustancias calcáreas. Sí, sabemos que no es fácil andar identificando suelos, así que cuando tengas una de las plantas que nombramos, con seguridad, compra un sustrato ácido en una tienda especializada.

Cuidado con las temperaturas

Cada acidófila tiene sus propios requerimientos, pero es regla general cuidarlas de los cambios bruscos de temperatura. Para ello, considera también el lugar en donde vives: si es una zona templada y húmeda, ponlas en un lugar soleado; si es calurosa y seca, estarán mejor en la sombra media.

Adicionalmente, si no son especies aptas para el invierno, protégelas de las heladas. En los países con estaciones, conviene tenerlas en macetas para poderlas trasladar por los espacios de la casa que más les convengan, según la estación.

El riesgo es especial

El riego de las plantas acidófilas es especial e importante. Requieren agua sin cal, así que es necesario destilar el agua de la llave o recoger de la lluvia.

También, hay un truco que sirve para eliminar la cal y es añadir unas gotas de limón o vinagre al agua de la llave. Por último, ten presente que estas plantas disfrutan de la humedad, así que hay que mantener un riego constante, sin generar encharcamientos.

Hay que protegerlas de la clorosis férrica

Si llegas a notar que tus plantas acidófilas se ponen amarillas, hay que actuar de inmediato. Esta condición se conoce como clorosis férrica y se da porque el pH del suelo sube e impide que ellas asimilen el hierro como debe ser.

Para solucionarlo, compra quelato de hierro y agrégalo al sustrato, según las recomendaciones del fabricante. Adicionalmente, procura corregir el pH y obtener una solución definitiva.

¿Aprendiste cómo cuidar tus plantas acidófilas?

Las plantas acidófilas son especiales, requieren de un sustrato específico que mantenga el pH que les permite crecer bien. Adicional, necesitan de una cuidadora que mantenga la humedad y les brinde riego constante. Puede que esto parezca demasiado, pero valdrá la pena que las cuides de esta manera.

Te podría interesar...
Insecticidas caseros para plantas
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Insecticidas caseros para plantas

Prueba uno o más de los insecticidas caseros que te compartiremos. Los puedes preparar tú misma. Así tus plantas estarán protegidas siempre.