Pachira o castaño de guayaba, ¿cómo cuidar esta planta?

La pachira es una planta que puede sembrarse en exteriores e interiores. Sus hojas se roban toda la atención.
Pachira o castaño de guayaba, ¿cómo cuidar esta planta?

Última actualización: 26 marzo, 2022

La pachira es también llamada castaño de guayaba y es originaria de América central, específicamente, de México. Aunque también se ha extendido por todo Sudamérica. Según el Feng Shui, es considerada el árbol del dinero y, por ello, las personas la usan para atraer la prosperidad y la abundancia a sus hogares o empresas, complementando su función decorativa.

¿Quieres saber más sobre esta hermosa especie de flora? Sigue leyendo porque profundizaremos en sus características, cuidados y detalles. ¡No te pierdas ni una sola línea!

Características generales de la pachira

La pachira es una planta muy especial.
La pachira es una planta muy especial.

La pachira pertenece a la familia de las Bombacáceas y es una especie que se encuentra en zonas boscosas con grandes tallos y alturas. En la decoración de interiores se puede plantar y utilizar como parte de la ornamentación del hogar cuando se quiere dar un toque natural muy atractivo.

Sus hermosas hojas en forma de gota, que suelen ser siempre muy brillantes, atraen las miradas hacia el espacio en donde estén. Así que si deseas tener una, ubícala de un modo estratégico. A continuación, vamos a contarte más detalles sobre ella y la mejor manera de cuidarla.

Recuerda que esta planta produce frutos que, al igual que sus hojas y flores, son comestibles, así que tendrás una fuente de alimento también. ¿Intrigada? ¡Aquí vamos con más información valiosa!

¿Cuál es la altura que alcanza el castaño de guayaba?

En el exterior, el castaño de guayaba puede alcanzar los 18 metros de altura, pero no te preocupes, esta no es altura que tendrá dentro de tu hogar. Cuando es plantada en el interior, lo máximo que logra son los 5 metros. Ten presente que este resultado también se verá influenciado por tus cuidados en términos de poda.

¿Se puede trenzar el tallo?

Esta pregunta es común porque hay fotografías de la pachira con su tallo trenzado. Pues resulta que esto puede hacer poco a poco y sin lastimar la planta si tienes una en casa. Es importante recalcar que es algo que se hace cuando hablamos de un ejemplar joven, pues tiene un tallo poco robusto y maleable.

Si logras el trenzado, le darás un toque más llamativo a tu planta, ya que lo mantendrá hasta que sea adulta.

Los cuidados que debes tener con la Pachira

Ya hemos conocido un poco sobre las características generales de la pachira, ahora tenemos que saber cuáles son los cuidados que debemos tener con sus hojas, flores y frutos. ¡Toma atenta nota!

El sustrato apropiado para la pachira

Para que la pachira pueda crecer de manera adecuada, necesita un suelo que esté bien preparado con materia orgánica, fertilizantes y todos los nutrientes que le ayudaran a crecer y mantenerse sana. Evita usar tierra de cualquier parte, ya que puede venir contaminada con plagas.

Lo mejor es adquirirla en viveros o almacenes especializados en jardinería. Allí te pueden asesorar con todos los nutrientes específicos para esta especie en particular.

Temperatura adecuada

Con respecto a la temperatura,  el castaño de guayaba no es nada exigente. Es una planta que prefiere temperaturas medias y puede desarrollarse en un rango de los 15 hasta 23 grados centígrados sin ningún problema. En climas muy calurosos que superen estos límites, es mejor moverla donde no se exponga directamente al calor y pueda tener algo de sombra.

La luz que necesita la pachira

Una de las cosas más importantes es que pachira no puede recibir los rayos del sol directamente, ya que esto podría quemar sus hojas, cambiándolas de color. Lo adecuado sería brindarle un ambiente con luz solar indirecta, como por ejemplo, los jardines cubiertos o en balcones con sombra.

El abono para su sustrato

La raíz de esta planta puede trenzarse.
La raíz de esta planta puede trenzarse.

No es necesario abonar muy seguido, lo puedes hacer cada 3 o 4 semanas con un fertilizante especial para este tipo de especies. Es relevante que además del abono, la planta esté sembrada en una tierra que pueda drenar muy bien la humedad. De esta forma, no se encharcará o pudrirá por exceso de riego.

El riego

Aunque el origen de la pachira sea en zonas de humedad y pantano, si está en el interior no necesita mucha agua para poder mantenerse, es aquí donde muchos fallan. Lo adecuado es regar la planta dos veces a la semana y que sea un riego moderado, siempre verificando que la tierra esté seca posterior al primer riego.

Posibles problemas de la pachira

Los problemas que se presenten con la pachira serán visibles a través de sus hojas. Cuando estas toman un color amarillo, la planta puede estar sufriendo por poca humedad en su tierra o falta de fertilizante. También podemos tener el caso de hojas cafés y secas, esto puede deberse a un riego insuficiente. Caso contrario, cuando las hojas se caen mucho es porque el riego es excesivo.

También podemos encontrar insectos o microorganismos que quieren atacarla. Cuando las hojas tienen puntitos rojos y están muy débiles, puede ser señal de que hay presencia de arañas, en cuyo caso necesitas un acaricida. Por otro lado, cuando las hojas presentan manchas blancas similares al algodón, puede tratarse de cochinillas y también estaría indicado un producto acaricida para aliviar este problema.

¿Qué te ha parecido la pachira o castaño de guayaba?

La pachira es una planta hermosa, fácil de cuidar y de cultivar en casa. Adornará tus espacios, sean estos exteriores o interiores. ¡Anímate a tener y cuidar una en tu hogar, valdrá la pena!

Te podría interesar...
Jardín vertical, resuelve tus dudas
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Jardín vertical, resuelve tus dudas

Un jardín vertical resulta ser una gran opción decorativa. Incluso, puede ser beneficioso para tu salud. Resuelve tus dudas y anímate a tener uno p...