¿Te gustan las orquídeas? Aprende a cuidar de ellas

Mónica Heras Berigüete·
07 Noviembre, 2020
Las orquídeas fascinan a todo el mundo con su exotismo, su belleza y esas formas tan decorativas que tienen. Por ello, descubre cómo puedes disfrutar de ellas en casa.

Tanto si eres un amante de las plantas como si se te mueren hasta los cactus, seguro que te gustan las orquídeas, ¿a que sí? El problema es que existe la creencia de que son muy  delicadas y, aunque hay parte de verdad en ello, lo cierto es que muchas veces el problema pasa por no saber cómo cuidarlas adecuadamente.

Por esta razón y para que puedas disfrutar de su belleza en casa, a continuación encontrarás una guía básica para que aprendas a diferenciar el tipo de flor que es, el ambiente que necesita y cómo conseguir que brille en todo su esplendor. Saca tu equipo de jardinería porque toca un poco de contacto con la naturaleza.

Los diferentes tipos de orquídeas

La orquídea

Para poder cuidar adecuadamente de esta flor, debes saber a qué genero pertenece, puesto que cada tipología necesita cuidados específicos. Aunque existen muchos tipos distintos, es importante conocer al menos algunos de los más comunes para que puedas diferenciarlos fácilmente.

Las cymbidiums

La orquídea cymbidium es una de las más apreciadas dada su forma, color y aroma. Es originaria de los climas ecuatoriales de Australia, África y Asia. Una de sus peculiaridades es que, en estado natural, puede crecer como planta terrestre, algo poco común entres las de su especie. Su hoja es perenne, lo que la hace muy valorada.

Las dendrobium

Esta especie es muy popular gracias a sus flores de color blanco. Estas aparecen de dos formas distintas: en un caso, las flores se distribuyen a lo largo del tallo y, en otro, en la parte superior del mismo crece una pequeña vara floral de la que nacen flores. Suelen ser blancas, rosas, violetas y amarillas.

Las orquídeas phalaenopsis

Es la más común, la que ves en cualquier vivero y que se suele regalar en ocasiones especiales. Su flor tiene una preciosa forma de mariposa y hace combinaciones de colores a partir de diferentes cruces. Las hojas de la planta son grandes, carnosas, de un color verde intenso. Mira esta que tienen en Verdecora.

Las vandas

Sin duda, son una de las orquídeas más curiosas. En su hábitat natural suelen alcanzar gran tamaño y se alimentan de la humedad y nutrientes disueltos que llegan a sus raíces aéreas. La mayoría de ellas son epifitas (viven sobre otras plantas o árboles que aprovechan como soporte) aunque, también,  hay algunas que crecen sobre rocas. En Viveros Shangai, la puedes encontrar.

Ahora que ya conoces unas cuantas especies, te contaremos algunas generalidades con las que puedes cuidar a tus orquídeas y hacer que se mantengan hermosas y sanas.

Dónde colocar las orquídeas

Decorar con plantas

  • Las orquídeas necesitan mucha luz pero, salvo algunas excepciones, nunca luz directa del sol. Te recomendamos colocarlas cerca de ventanas, balcones o terrazas interiores en donde no puedan tocarlas los rayos de sol.
  • Evita las corrientes de aire, aunque es importante que exista una correcta renovación del ambiente.
  • Ojo con los ambientes excesivamente secos y, sobre todo con la calefacción en invierno. Manténlas apartarlas de los radiadores y cualquier foco de calor.
  • La humedad  debería estar entre el 35 y el 40 %. En interiores, una forma de conservar el grado de humedad es colocándolas junto a otras plantas. También, es muy eficaz poner unos platos en su base con bolitas de gelatina o arcilla pero sin que lleguen a tocar las raíces.

Cómo regar las orquídeas

  • Lo más recomendable es que uses agua blanda de baja mineralización. Si vives en zonas de agua dura, mejor utiliza agua embotellada o tratada por osmosis.
  • En cuanto a la frecuencia, hay que dejar un tiempo entre cada riego para que el substrato se seque. Un truco consiste en ver el color de las raíces. Si están blancas, indican falta de agua; si están verdes, quiere decir que tienen humedad suficiente.
  • Otro punto a evitar es el encharcamiento de agua en el substrato o en la base de las hojas. Por ello, es importante que cuenten con un buen drenaje; de lo contrario, podrían terminar pudriéndose por la proliferación de bacterias y hongos.
  • Se aconseja el riego por inmersión.
  • Les sienta muy bien hacer vaporizaciones de agua, especialmente en las épocas de baja humedad.

Si te gustan las orquídeas, aprovéchalas: son una forma estupenda de decorar tus espacios. Eso sí, antes de comprar estas plantas, es importante que aprendas a cuidar de ellas para que puedan crecer sanamente.

Verás lo bien que quedan en tu salón, en el recibidor o en esa preciosa terraza que tienes. También son ideales para darle un poco de color calidez a los ambientes de trabajo.