Las macetas más bonitas para decorar tu casa

Mónica Heras Berigüete·
01 Septiembre, 2020
Encuentra aquí un repaso de los tipos de macetas que puedes encontrar y descubre algunas tan bonitas que harán que tu casa brille.

Las plantas son bonitas y decorativas, y tienen propiedades estupendas para el bienestar del hogar. Si tienes tu casa repleta de plantas, te gustará descubrir algunas macetas preciosas que las hagan lucir aún más.

A continuación encontrarás algunas magníficas alternativas, además de obtener información sobre los materiales y los tipos de macetas que puede necesitar cada planta.

Cómo elegir una maceta de forma correcta

Si piensas que una maceta es un simple contenedor de tus plantas, estás muy equivocado. Además de sumar a la decoración, hay aspectos claves que debes tener en cuenta a la hora de elegirla: su material, la profundidad, su diámetro… todo esto influye en la salud de tus plantas.

Algunas necesitan un contenedor que deje pasar la luz, otras tienen las raíces muy grandes y requieren profundidad; otras crecen demasiado rápido. Tomar todos estos factores en cuenta te aportará más claridad a la hora de elegir tus macetas.

Tipos de material

Los materiales de las macetas forman parte importante de su bienestar. Por ello, antes de elegirlas, deberías conocer sus beneficios e inconvenientes.

Las macetas de plástico son las más comunes porque son más económicas. Su particularidad es que evitan la rápida eliminación del riego, lo que las hace perfectas para aquellas plantas que necesitan un grado de humedad alto o el sustrato húmedo de forma constante.

El problema de este tipo de macetas es que si están expuestas al sol, el material se calienta demasiado y puede someter a las raíces a una alta temperatura y hacer que se dañen.

Por otro lado, están las macetas de barro que, al estar hechas de un material poroso, facilitan la eliminación rápida de agua. Así, son idóneas para aquellas plantas que no aceptan un suelo encharcado.Debes tener en cuenta que son más frágiles que las de plástico y que pueden romperse con los cambios bruscos de temperatura.

Macetas para cada tipo de planta

Cuidados de las orquídeas.

A la hora de elegir las macetas es fundamental tomar en consideración las necesidades específicas de cada planta. Cada una de ellas, ya sea por la forma de sus raíces o por la forma en la que crecen, demandan algún tipo específico de maceta. Toma nota sobre algunas de las más peculiares.

Macetas para orquídeas

Casi todos los tipos de orquídeas necesitan macetas transparentes que les permitan que la luz entre directamente en las raíces. La luz es un elemento imprescindible para que crezcan y que contribuye para su floración.

Debes tener cuidado con el exceso de riego en las orquídeas, por lo que te recomendamos una maceta que tenga agujeros de drenaje para garantizar la evacuación del exceso de agua.

Macetas para bonsais

Este tipo de planta tiene raíces radiculares y requieren muy poca profundidad. Para que crezcan adecuadamente, necesitan expandirse a lo ancho, por lo que las macetas tipo bandeja son ideales.

Macetas para crasas

Las platas crasas, como lo son las suculentas, necesitan un espacio reducido para poder echar raíces, así que las macetas de poco diámetro son las más recomendables. Mucho mejor si son de barro, debido a que su porosidad permite la evaporación de agua. Esto es muy importante, ya que que no soportan el exceso de humedad.

Macetas bonitas y decorativas

Cómo elegir las macetas
Imagen: maisonsdumonde.com/ES
  • En Zara Home, puedes encontrar un macetero en color azul y detalles blancos craquelados, perfecto para aportar un aire artesanal a tu casa. Está hecho a mano sobre terracota.
  • La maceta VANLIGEN de Ikea es muy romántica, está hecha en gres de color verde agua y es estupenda para las casas shabby chic.
  • En Maisons du Monde, hay opciones para todos los gustos, pero el macetero de eucalipto con base de madera hará resaltar tus ambientes más bohemios.

Las macetas decoran y hacen que tus plantas duren más y más tiempo. Elige bien la forma, el material y  vigila continuamente que estén en buen estado.

Ocasionalmente, hay que cambiarlas, bien sea porque la planta crece o porque las macetas se deterioran. Sin dudas, un objeto decorativo que sumará en la ambientación de tu hogar.

Foto de Arun Kumar en Pexels