Jazmín, cultiva esta planta de aroma encantador

Aprende cómo cultivar un jazmín en casa y disfruta de su belleza, delicioso olor y vibrante color. Además, descubre las propiedades medicinales que tiene.
Jazmín, cultiva esta planta de aroma encantador

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 23 septiembre, 2021

Última actualización: 25 septiembre, 2021

El jazmín es un género de arbustos en flor que suelen ser trepadores, del que se han reseñado 20 especies distintas y originarias de zonas subtropicales y templadas. Su mayor atractivo es la belleza de las flores y el olor que desprenden.

Esta planta es común en muchos lugares del mundo y se usa en interiores como en exteriores. De hecho, es común encontrarla en parques y zonas verdes comunes. Su aroma es tan encantador que suele encontrarse en diversos productos para aromatizar el hogar. También se usa en esencia para la realización de terapias aromáticas.

En este artículo vamos a contarte cómo cultivar el jazmín y los beneficios para la salud que tiene. Sigue leyendo y descubre cómo puedes beneficiarte de este regalo de la naturaleza.

¿Cómo cultivar un jazmín en tu casa?

Flor de Jazmín.

Para disfrutar del delicioso aroma y beneficios del jazmín en casa, te contamos cómo cultivarla. Esta es una planta fuerte que crece al sol y en semisombra, pero que requiere de tus cuidados para florecer mucho más hermosa. Te contamos más en las siguientes líneas.

Temperatura

La temperatura es muy importante al momento de cultivar tu jazmín, al ser originaria de zonas cálidas y templadas, el frío no le va muy bien. Es más fácil que se adapte a diferentes temperaturas que a climas helados.

En países donde el clima es templado o muy cambiante, lo recomendado es plantar el jazmín en un lugar en donde pueda disfrutar del sol y recibir al tiempo aire fresco. En aquellas zonas donde hay estaciones, lo mejor será proteger la planta del invierno, bastará con evitar que las heladas le den directamente.

Un buen sustrato

El sustrato es uno de factores más importantes a la hora de cultivar cualquier tipo de planta. En el caso del jazmín, este requiere de un suelo enriquecido para crecer sano y fuerte. Algunas características importantes a tener en cuenta tiene que ver con elegir un suelo aireado y evitar aquellos que tengan un aspecto arcilloso.

Abre un buen hueco, coloca tu arbusto y recuerda usar abonos y fertilizantes ecológicos para ayudarle a obtener todos los micro y macronutrientes que requiere para crecer sano y vibrante. Entre los elementos que requiere en particular el jazmín se encuentran el nitrógeno y el potasio.

Riego del jazmín

El jazmín requiere de riego constante, dependiendo de la temporada del año. Por ejemplo, en verano se recomienda que este sea entre dos y tres veces al día. En épocas donde la temperatura es más templada, bastará con regar una vez al día y en las temporadas más frías, es suficiente hacerlo una vez a la semana.

Ten mucho cuidado con regar de más, ya que el sustrato se inunda y puede podrir las raíces, matando a la planta. Si tienes dudas, confía en el sustrato. Míralo y toma un poco con tus manos, verás cómo cambia según la cantidad de agua que tiene para ofrecer. Riega cuando lo notes seco.

Iluminación

Hay diferentes tipos de jazmines.

La iluminación natural es muy importante para el jazmín, requiere de varias horas de sol al día para tener una mejor floración. Por ello, si tu planta está en interiores, asegúrate de ponerla cerca a una ventana o a un balcón en donde pueda recibir los rayos del sol, preferiblemente, en horas de la mañana.

Ahora bien, si deseas cultivar el jazmín en el jardín, lo ideal será encontrar un espacio en el que tenga por donde trepar y obtener luz solar a lo largo del día.

Cuidado con las plagas

El Jazmín, así como cualquier otra planta, es susceptible al ataque de diferentes tipos de plagas.  Entre las más comunes se encuentran las cochinillas o los áfidos. Para evitar que estas dañen la planta, puedes aplicar un poco de vinagre blanco de vez en cuando. Este líquido es seguro para el jazmín y efectivo contra estos intrusos.

Poda del jazmín

Al ser una planta trepadora, el jazmín puede crecer y tornarse algo invasivo, por lo que la poda es vital. En invierno, se debe realizar la poda luego de la primera floración. En verano, esta debe hacerse pero de forma ligera, también luego de la primera floración.

Elimina las ramas secas y maltratadas para que la planta se concentre en sacar adelante sus ramas y flores en buen estado.

El jazmín requiere aire

Esta recomendación es especial para las plantas de jazmín que están en macetas y en interiores. Es necesario brindarle un espacio en donde reciba aire natural un par de horas al día. Así, la planta podrá equilibrar de forma adecuada la humedad, lo que contribuye a evitar la aparición de hongos.

Disfruta de los beneficios del jazmín

Usa un poco de aceite esencial.

Ahora que sabes cómo cultivar el jazmín, puedes disfrutar de los beneficios y propiedades medicinales que tiene esta planta. Artículos han señalado que tiene acción calmante, la que contribuye a controlar la ansiedad y los nervios. Además, tiene características antisépticas y antiespasmódicas.

Puedes obtener sus propiedades a través de su aroma, usando aceite esencial o difusores y también por medio de una infusión.

Te podría interesar...
Rosa mosqueta, una rosa silvestre con grandes beneficios
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Rosa mosqueta, una rosa silvestre con grandes beneficios

La rosa mosqueta es una rosa silvestre que se usa en cosmética y en gastronomía. Resalta en el jardín y tiene destacados beneficios sobre la salud.



  • Plantas medicinales. Biblioteca Montenegro.