Fertilizantes caseros para tus plantas

El uso de fertilizantes caseros potencian el crecimiento y la floración de las plantas de interior o exterior. Son económicos y los puedes hacer tú misma. ¡Descubre cómo!
Fertilizantes caseros para tus plantas

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 30 septiembre, 2021

Última actualización: 30 septiembre, 2021

El uso de los fertilizantes caseros ha tomado gran impulso en los últimos años. Esto se debe a que el cuidado y mantenimiento de las plantas de interior, así como de cultivos y jardines, se ha convertido en una necesidad para muchas personas.

Hay que recordar que los fertilizantes son esenciales para el crecimiento y el desarrollo de las plantas, pues las proveen de los nutrientes que encuentran de forma escasa o nula en el sustrato. En este artículo vamos a contarte cuáles son esos fertilizantes caseros que puedes usar en casa. ¡Toma nota!

Fertilizantes caseros para tus plantas

Ante la creciente necesidad de cuidar el medioambiente, los fertilizantes caseros han relegado el uso de los químicos que terminan dañando otras especies vivas como las abejas y aves. Al culminar la lectura de las siguientes líneas encontrarás que tienes en casa los productos naturales para mantener sanas a tus plantas.

Cáscaras de plátano

Cáscaras de plátano.

Como lo explican artículos, el potasio como fertilizante regula la absorción de dióxido de carbono (CO₂) y mantiene la presión de turgencia de las células, lo que significa que evita que las hojas se marchiten prematuramente. También ayuda en la floración.

Los plátanos tienen una alta concentración de potasio que puede usarse como fertilizante casero y orgánico. Lo que debes hacer es poner a hervir un litro de agua con cuatro a cinco cáscaras por 20 minutos. Luego, usa un colador para obtener solo el líquido. Coloca a enfriar el agua para envasarla en un pulverizador con el que aplicarás el fertilizante a tus plantas cada 15 días.

Cáscaras de huevo como fertilizante casero

Al realizar un fertilizante casero con cáscaras de huevo aportamos a las plantas una fuente extra de calcio. Como lo reseñan investigaciones, este es un nutriente esencial para que la planta tenga el crecimiento esperado y sea resistente. Así que no tires a la basura las cáscaras de huevo porque son una valiosa fuente de calcio.

Para poder hacer el fertilizante casero con cáscaras de huevo vas a necesitar unas 10 de estas. Coloca dos litros de agua a hervir y agrega las cáscaras. El líquido resultante vas a usarlo para regar las plantas de vez en cuando. Ahora bien, también puedes triturar las cáscaras y regarlas alrededor del tallo de las plantas.

Clavos de hierro para las plantas

Fertilizante casero con clavos oxidados.

Todos hemos tenido problemas cuando los clavos de hierro se oxidan y creemos que ya no sirven para nada. Lo cierto es que es posible darles un segundo uso para alimentar a las plantas. Al estar fabricados en hierro, usarlos aporta los beneficios de este metal, haciendo que la planta crezca mucho más fuerte y resistente.

Usarlos es muy sencillo, debes coger un puñado de estos clavos y dejarlos en una botella con agua mineral por una semana como mínimo. Al pasar los días notarás que el agua se torna del mismo color del óxido. Saca un poco de esta agua y ríndela con más agua mineral y aplícala con un pulverizador sobre el sustrato.

Vuelve a llenar de agua el tarro donde tienes los clavos y sacúdelo. Será una fuente de hierro constante para tus plantas.

Aspirinas como fertilizantes caseros

Otro de los fertilizantes caseros que ayuda al crecimiento de las plantas es el fabricado a partir de las aspirinas comunes. Además de ser buenas para la salud de los seres humanos, según recomendaciones médicas, estos medicamentos son saludables para las plantas.

Para realizar tu fertilizante casero con este producto vas a diluir una pastilla en un litro de agua. Riega las plantas con este líquido sobre las hojas y el sustrato. Repite este proceso cada tres semanas y bajo sombra, para evitar que el sol directo queme la planta.

Fertilizante casero con granos de café

Granos de café para preparar fertilizantes caseros.

El fertilizante casero hecho con granos de café aportará a tu planta un nutriente muy importante: nitrógeno. Esto estimula el desarrollo de las hojas y de las raíces, por lo que es de gran utilidad usarlo en la primera fase del desarrollo de la planta.

El café como fertilizante casero puede usarse de dos maneras: grano de café entero o residuos de café. Sin importar cuál elijas, revuelve una buena cantidad de ellos con el sustrato o la tierra en donde estén sembradas tus plantas.

Importancia de los fertilizantes

Todas las plantas necesitan de cuidados para crecer de forma adecuada y el uso de fertilizantes aporta a ello. Estos productos aportan macro y micronutrientes que impulsan su crecimiento como el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Hay otros que contribuyen a que se produzca una mejor floración y otros que hacen a las plantas más resistentes.

Prueba algunos o, en diferentes etapas, todos los fertilizantes caseros para tener un jardín reluciente y envidiable por todos los vecinos.

Te podría interesar...
Jazmín, cultiva esta planta de aroma encantador
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Jazmín, cultiva esta planta de aroma encantador

El jazmín es una planta que puede cultivarse en el jardín o en macetas para adornar los espacios de interior. Sus flores y aroma encantan, conoce m...