La buganvilla, una planta frondosa y colorida

Descubre por qué la buganvilla es una planta tan apetecida. Sus colores te encantarán.
La buganvilla, una planta frondosa y colorida

Última actualización: 17 marzo, 2022

En este artículo vamos a contarte todo acerca de la buganvilla, una planta que puedes tener en tu patio o jardín. Su frondosidad y colorido hacen que esta se destaque en las diferentes estaciones a lo largo del año. Sus flores son de tonos blancos, rojos, amarillos y rosados. ¡Es un espectáculo verla florecida!

La buganvilla crece en climas cálidos y secos como ocurre en Brasil y otros países con condiciones similares. Tiene la versatilidad para sembrarse en macetas, en jardines y hasta en parterres. La razón detrás de ello es que puedes moldear esta planta y darle determinada forma, altura o robustez.

Incluso, puedes apoyarte con cuerdas o arcos para darle formas más complejas. Todo ello, con el mayor cuidado para no dañar las ramas, lo que afectaría el crecimiento y la floración. ¿Quieres saber más? ¡Continúa leyendo!

¿Qué es la buganvilla?

Hay más de 300 especies diferentes de buganvilla.
Hay más de 300 especies diferentes de buganvilla.

Como ya lo mencionamos, la buganvilla es una planta hermosa. Al ser del tipo de las trepadoras, es ideal para cubrir fachadas o decorar los jardines. Alcanza a cubrir entre tres y cuatro metros de altura y ocho de longitud. Pertenece a la familia de las nictagináceas y es la que más llama la atención por la forma y color de sus brácteas.

Lo más característico de esta planta son sus flores, porque son llenas de color, el cual varía entre blanco, rojo, amarillo y rosado. Aunque sus brotes son pequeños, son abundantes, esto le da un aspecto de abundancia y delicadeza al espacio en donde quieras ubicar la tuya.

De la buganvilla se han reportado más de 300 especies totalmente diferentes entre sí, las cuales se diferencian por sus colores. Dentro de las más conocidas y empleadas en la decoración se encuentran las buganvillas glabras o las buganvillas Santa Rita (bougainvillea spectabilis).

¿Cómo cuidar de tu buganvilla?

Esta planta tropical se cultiva en diferentes colores.
Esta planta tropical se cultiva en diferentes colores.

Al ser originaria de Sudamérica, la buganvilla es más conocida y cultivada en zonas tropicales y subtropicales. Es común que por ello las personas crean que esta planta tolera fuertes temperaturas, tanto altas como bajas, pero no es del todo así.

Esta hermosura natural no tolera ambientes fríos que estén por debajo de los cinco grados centígrados, ya que pierde su color y sus flores, poco a poco se va muriendo. Lo mismo ocurre en climas muy cálidos en los que esté expuesta a los rayos directos del sol, sus hojas y pétalos empiezan a quemarse, lo que empeora si no hay riego constante.

Así las cosas, es en las zonas templadas en donde mejor se desarrolla esta planta. Es una gran opción para decorar interiores y exteriores sin tener que brindar cuidados de más. Lo único que necesitará es lo mismo que cualquier otra especie de flora, un poco de sol y agua mínimo dos veces a la semana.

Cuidados especiales

Con la buganvilla no debes preocuparte de comprar sustratos y abonos. Esto no quiere decir que no los necesite, sino que no son indispensables. Claramente, debes ofrecerle un sustrato que cuente con los nutrientes adecuados para garantizar su crecimiento, por lo que será ideal que compres tierra en un vivero o tienda especializada.

Si has comprado tu planta en estos lugares, cava un hoyo y siémbrala con la tierra que ya trae. Solo debes retirar el plástico en el que viene contenida. Esto garantizará que no debas colocarle más elementos de los realmente necesarios para su bienestar.

Las plagas en la buganvilla

La más común es la de color morado o violeta.
La más común es la de color morado o violeta.

El manejo de plagas es algo que preocupa, pero que puede solucionarse como en la mayoría de los casos. No obstante, hay que decir que el organismo que más la afecta son las cochinillas, por lo que deberás tener mucho cuidado cuando riegues para no mojar las flores. Procura que el líquido siempre esté enfocado en las ramas.

Ahora bien, ya has leído esto tarde y tu buganvilla ya tiene cochinillas, lo que deberás hacer es usar un remedio casero: mezcla dos tazas de aceite vegetal con media taza de jabón líquido puro. Agita muy bien, diluye con un poco de agua y aplica con un pulverizador. Si el caso es extremo, pregunta por un insecticida.

La poda

Finalizamos con la poda de la buganvilla. Esta deberá darse según el objetivo que desees lograr con tu planta. Sin embargo, la de mantenimiento puedes hacerla entre enero y febrero, en esos meses el clima favorece mucho la renovación de la planta. Por ello, asegúrate de eliminar sus hojas secas o dañadas.

¿Te antojaste de tener una buganvilla en casa?

La buganvilla es una planta hermosa. No dudes en conseguir una y lucirla en tu hogar, tendrás aseguradas muchas flores y un foco de color que avivará tus espacios de una forma bellísima.

Te podría interesar...
Plantas para el balcón de ciudad
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Plantas para el balcón de ciudad

Te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las plantas para el balcón de la ciudad, te sorprenderás lo fácil y bonito que se verá.