Tipos de tumbonas para el jardín

29 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Al amueblar el jardín no podemos olvidarnos de las tumbonas. Son el recurso perfecto para obtener descanso, desconexión y, sobre todo, son útiles para tomar el sol.

El verano es una época que nos permite disfrutar de actividades y ocio al aire libre. El calor y las temperaturas son agradables y, siempre que podemos, sacamos tiempo para desconectar del día a día; por eso, vamos a conocer algunos tipos de tumbonas para el jardín.

Durante el invierno, pasamos mucho tiempo en el interior del hogar. Es un tiempo en el que se descuidan, en cierta medida, los exteriores de la casa. El césped no puede aprovecharse de la misma manera y la piscina queda cubierta a la espera de que llegue de nuevo el buen tiempo.

Analizando la situación detenidamente, conviene que preparemos el mobiliario del jardín, del porche o la terraza. En el fondo, debe ser cómodo y funcional, apropiado para ser utilizado de forma cotidiana y, sobre todo, que resulte atractivo y distinguido.

El jardín es un espacio de desconexión

Palets en el jardín

El jardín puede convertirse en un espacio de recreo. En él, podemos crear un rincón de lectura, un merendero para celebraciones, un lugar para la siembra y, especialmente, un espacio destinado al descanso.

El mero hecho de destinar un poco de nuestro tiempo a tomar el sol sobre una tumbona no tiene precio. Ese estado de relax es, sin lugar a dudas, uno de los mayores placeres. Por tanto, ¿por qué no acondicionar este recinto para tener un rato de intimidad y desconexión?

Para lograrlo, es preciso que lo amueblemos según las necesidades y la aplicación que se le vaya a dar. Esto dependerá del tipo de ambiente que se desee: un sitio para tomar el sol y para el baño o, simplemente, para el descanso y sosiego personal.

Las tumbonas son una buena opción para amueblar correctamente el jardín.

3 tipos de tumbonas para el jardín

Decoración del jardín
Imagen: gogarden.es

Al echar un vistazo a las tumbonas que actualmente están presentes en el mercado, podemos comprobar que aquellas que son más alargadas y que, por tanto, permiten estirar todo nuestro cuerpo, están siendo muy demandadas.

Hay que tener en cuenta que, por norma general, son ergonómicas y suelen tener un respaldo adaptable a nuestra espalda; de hecho, se reclinan a la medida que nosotros deseemos. Veamos 3 tipologías que pueden convertirse en una buena opción:

  1. Las que poseen un diseño sencillo encajan perfectamente en la estética del lugar. Las líneas rectas predominan ante todo. Se muestra, así, un estilo minimalista que, a su vez, resulta funcional. El material es acero inoxidable que resulta resistente al uso diario.
  2. A la hora de obtener mayor confort y bienestar, existe un modelo similar a la cama lounge. Está completamente acolchada y tiene una estructura hecha en ratán sintético. Se utiliza, fundamentalmente, para los espacios de intimidad y descanso, por lo que no se recomienda para la piscina.
  3. Un paso intermedio entre los ejemplares anteriores sería la tumbona con estructura de aluminio y textilene acolchado. La superficie está ligeramente mullida y resulta verdaderamente cómoda. Además, se caracteriza por tener reposabrazos.

Tipos de tumbonas para la piscina

Tumbonas para el jardín
Imagen: sklum.com

Si tenemos un jardín amplio entonces existe la posibilidad de disponer una piscina. Es la mejor manera de refrescarse en verano. Sin embargo, para disfrutar de ella debemos tener otros complementos que nos ayuden a pasar un rato agradable.

Las tumbonas son imprescindibles. En este caso, se suele recurrir a las más funcionales y baratas: las de plástico. Numerosos espacios comerciales venden esta tipología, con respaldo reclinable y reposabrazos; no obstante, pueden resultar algo incómodas si queremos pasar mucho tiempo sobre ellas.

Una gama que suelen tener en los hoteles y las playas son las de propileno rotemoldeado. Son suaves al tacto y bastante cómodas como para tomar el sol y descansar. Además, este material no se estropea al contacto con el agua.

Tumbonas de madera: un recurso práctico

Tumbonas para el jardín
Imagen: milanuncios.com

Al hablar de los distintos tipos de tumbonas, no podemos olvidar las de madera. Probablemente, no resultan tan confortables como las anteriores, pero proporcionan un ambiente más naturalista y cálido al combinarse con el verde del césped.

Las hay de formato recto y sencillo, donde triunfa la practicidad ante todo; pero, por otro lado, están las ergonómicas que se adaptan a la forma del cuerpo y se conforman por listones estrechos. En definitiva, una opción muy interesante para amueblar el jardín.

Imagen principal: amazon.es

  • Stevens, David: Una habitación en exterior: diseñar el jardín en casa, Blume, 2008.