¿Cómo realizar un solarium en casa?

03 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Una forma segura de tomar el sol sin salir de casa es haciendo un solarium. Este lugar se puede convertir en un espacio personal para la desconexión y la relajación.

La llegada del verano supone pasar más tiempo al aire libre. Se agradece poder disfrutar de más horas de luz, una temperatura agradable y un clima verdaderamente cómodo, sobre todo para tomar el sol; por eso, vamos a plantear las bases sobre cómo realizar un solarium en casa.

En ocasiones, desaprovechamos la azotea teniendo en cuenta que nos ofrece un espacio muy interesante. Solemos utilizarla para tender la ropa, para pasar veladas nocturnas o, incluso, como mirador pero, también, puede tener otras funciones que aún desconocemos.

De la misma manera ocurre con las terrazas amplias, aquellas que se conforman por un recinto ancho y funcional donde incide la luz durante varias horas al día. Es momento de valorar las distintas posibilidades que podemos tener en estas partes de la casa.

Solarium a cielo abierto

Muebles funcionales para el jardín
Imagen: amazon.es

El modelo más común de solarium en casa es el que se encuentra en la azotea; es decir, en la parte más alta de la construcción, a la que se puede acceder a través de unas escaleras internas o externas.

El principal objetivo de este espacio es tomar el sol. Obviamente, va a estar al descubierto, aunque podemos tener un pequeño techo por si queremos un poco de sombra en algún momento. Lo que sí hay que tener presente es que debe ser un lugar diáfano y sin que sea estrecho.

¿Qué mobiliario vamos a necesitar? Fundamentalmente, tumbonas donde tomar el sol y relajarnos, plantas para crear un ambiente fresco y natural y, por supuesto, no puede faltar una mesita baja donde colocar las bebidas o cualquier objeto. Si queremos añadir más cosas, es una cuestión personal.

Con muy pocos recursos podemos organizar nuestro solarium.

Solarium con techumbre acristalada

Solarium en casa
Imagen: patioenclosures.com

Otra tipología de solarium en casa sería aquel que tiene una techumbre acristalada. En este caso, va a encontrarse completamente cerrado y, por ende, podría disfrutarse tanto en invierno como en verano. Vamos a conocer las principales características de este recurso:

  1. De nuevo, nos encontramos con un recinto que se sitúa en la parte más alta de la casa (azotea o buhardilla) o a modo de terraza exterior. No obstante, también hay gente que prefiere situar el solarium exento a la casa.
  2. La entrada de luz natural se consigue, principalmente, a través de un techo acristalado. Tiene, a su vez, una estructura en acero o aluminio y algunas puertas y ventanas que pueden abrirse para  ventilar.
  3. El tipo de mobiliario empleado es el mismo que en el anterior. De todos modos, aquí podemos colocar otros muebles que nos interesen teniendo en cuenta que el espacio va a estar protegido y no sufrirá las inclemencias del tiempo.
  4. Hay que tener serio cuidado con el calor, ya que el efecto invernadero puede ser inevitable. Para controlar las horas de exposición al sol, los estores corredizos o los cerramientos manuales son una buena opción.
  5. Mencionar también que este lugar es apropiado para todo tipo de actividades: descanso, una fiesta, observatorio astronómico, recepción de invitados, para la reflexión y desconexión, etc.

¿Qué tipo de suelo se necesita?

Suelo de madera exterior.

El tipo de suelo es indiferente, pero el más habitual es el de madera. Los tablones alargados que cubran todo el piso resultan confortables, favorecen la estética del conjunto y evitan los reflejos deslumbrantes del sol.

Si se dispone un pavimento porcelánico, nos ayudaría a refrescar el ambiente; sin embargo, produce una sensación de brillantez que, en el fondo, resulta muy molesto para los ojos.

Un recurso funcional y atractivo son las losetas vinílicas que, si son de tonalidad neutra como el gris, favorecen la decoración, son cómodas y no deslumbran visualmente. Lo que hay que tener cuidado es con el calor, ya que se sobrecalientan demasiado.

A nivel personal ¿qué proporciona un solarium?

Materiales de una piscina.

Hay que tener en cuenta que un solarium en casa nos proporciona el espacio de calma y tranquilidad que tanto deseamos. El mero hecho de entrar por la puerta de entrada cada día y tener un lugar para nosotros mismos es algo incomparable.

En el caso de que queramos completar más aún este lugar, podemos incluir una pequeña piscina en la que refrescarnos. Siempre viene bien darse un baño cuando tomamos el sol para soportar mejor las altas temperaturas y aprovechar el verano sin salir de casa.

Ventura, Anna: 1000 ideas prácticas en decoración del hogar, Universe Publishing, 2003.