Mi Decoración
 

¿Cómo realizar un minigolf en el jardín?

Una fórmula muy interesante para convertir el jardín en un espacio de entretenimiento y ocio es crear un minigolf. No es complicado de trabajar y existen distintas opciones para su realización.
¿Cómo realizar un minigolf en el jardín?
Francisco Jiménez

Revisado y aprobado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 15 Enero, 2021.

Última actualización: 15 Enero, 2021

¿Quién ha dicho que para tener un rato de ocio tenemos que salir de casa? Existen diferentes posibilidades para conseguir la desconexión y el descanso personal. Por eso, vamos a conocer cómo realizar un minigolf en el jardín.

Los exteriores del hogar pueden ser trabajados desde distintas vertientes. Desde el punto de vista decorativo, se pueden aplicar diversos procedimientos pero, por otro lado, se pueden utilizar los espacios con otros fines lúdicos y de diversión.

En lugar de desaprovechar recintos como el jardín, ¿por qué no emplearlo para una actividad deportiva que pueda ser practicada por toda la familiar? Es una manera de pasar tiempo juntos y de que los más pequeños tengan un entretenimiento accesible en el día a día.

El jardín: un espacio bien acondicionado

https://www.pinterest.es/pin/13159023899578187/

En primer lugar, tenemos que disponer de un espacio apropiado para su realización. No es cuestión de disponerlo en cualquier parte, se necesita cierta amplitud para poder ejecutar correctamente los movimientos y, obviamente, que nos sintamos cómodos y holgados.

Otra posibilidad es que lo adaptemos al recinto que tengamos. Si este consta de unos pocos metros cuadrados entonces podemos hacer una infraestructura más limitada y reducida; en cambio, si el jardín es muy amplio, entonces podemos crear diferentes circuitos.

Lo más importante es que se trabaje de tal manera que ofrezca una imagen adecuada y que cada vez que lo usemos estemos a gusto. De nada sirve sentirnos incómodos o en malas condiciones, teniendo en cuenta que va a ser una actividad para el disfrute personal.

Un recurso muy interesante para pasarlo bien en familia.

¿Cómo realizar un minigolf?

Existen dos fórmulas para su realización. Una de ellas sería el procedimiento más sencillo: la colocación de recursos fáciles de quitar y poner; otra sería la construcción de un sistema de circuitos y hoyos en el propio terreno. Veamos, por tanto, estas dos opciones:

      • En internet, se pueden comprar tapetes o alfombras con el agujero incluido. Simulan la hierba y son muy fáciles de colocar; de hecho, también se pueden establecer en los interiores. De esta manera, tenemos un recurso flexible y volátil.
      • Si no queremos hacer un gasto elevado, nosotros mismos podemos diseñar un minigolf a través de hoyos instalados en distintas partes. No obstante, es importante que haya césped bien cortado y algunos elementos que delimiten el circuito.
      • En el caso de que no tengamos hierba, está la opción de colocar una plataforma funcional y básica para el juego, a modo de tapete o alfombra. Se puede fijar perfectamente en el suelo, pero es importante que este sea firme y no tenga ondulaciones o piedras de por medio.
      • Lo más importante es que se establezcan los itinerarios por donde se debe golpear la bola. Los contornos deben estar correctamente fijados; es decir, un recorrido que demuestre que nos encontramos en una zona de juegos.

    Minigolf hecho de cemento

    Una vez que hemos conocido cómo es el formato tradicional, también está la opción de realizar un minigolf con cemento. Básicamente, tendríamos que ser conscientes de que el piso va a ser más duro y no quedaría acolchado como en el caso de la hierba.

    A su vez, ofrece la posibilidad de pintar la superficie y que se le otorgue una apariencia más realista; de todos modos, esto es opcional, incluso si hacemos algunas líneas que delimiten el conjunto. En todo caso, somos libres de aplicar la decoración que prefiramos.

    Lo más importante es que quede todo correctamente representado; además, se puede barajar la idea de colocar un tapete de césped artificial. Para ello, es conveniente dejar bien fijado el cemento en su sitio y los recorridos bien establecidos.

    A la hora de hacer los diseños, es cuestión de tener imaginación.

    ¿Supone un gasto elevado?

    Una de las preguntas que seguramente nos formulemos es si puede conllevar un precio muy alto. Todo dependerá de la tipología que queramos. Si pretendemos acondicionar todo el jardín para este uso, entonces estaremos hablando de una infraestructura que requiere de un coste elevado.

    Sin embargo, tenemos otras categorías más económicas; incluso, algunas de ellas se pueden adquirir por internet: tapetes y alfombras. Si lo realizamos por nuestra cuenta, podremos ahorrar mucho más; en realidad, solo se gastaría en materiales.

    Crea tu propia cancha de baloncesto en el jardín

    Crea tu propia cancha de baloncesto en el jardín

    Si lo que deseas es practicar deporte a menudo, crea tu propia cancha de baloncesto en el jardín y empieza a coger hábitos saludables sin salir de casa.



  • Stevens, David: Una habitación en exterior: diseñar el jardín en casa, Blume, 2008.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.