Guía para limpiar la barbacoa

No es recomendado usar la barbacoa sucia, así que te enseñamos cómo se debe limpiar antes y después de usarla. ¡Toma nota!
Guía para limpiar la barbacoa

Última actualización: 04 marzo, 2023

Si no tienes ni idea de cómo limpiar tu barbacoa, te invitamos a conocer esta guía en la que te compartimos el paso a paso para lograrlo. De esta forma, lograrás tener un BBQ siempre listo para una reunión o festejo que incluya un asado al aire libre.

Es importante que dediques tiempo a limpiar tu barbacoa después de usar y, sin importar esto, antes de volverla a usar. ¿El motivo? La acumulación de carbón en las rejillas, la campana y el resto de piezas de este elemento, que mezcla también restos de grasa y salsas que podrían evolucionar a bacterias que afecten los alimentos que se sigan cocinando allí.

Por otro lado, la quema de este tipo de residuos tiene mal olor, lo habrás notado si en algún momento se te pasó hacer la limpieza antes de empezar con un nuevo asado.

¿Cómo limpiar la barbacoa? ¡Sigue esta guía!

Limpia la barbacoa siguiendo los pasos que vamos a darte en esta guía. Notarás que no es nada del otro mundo, aunque requiere dedicación por parte tuya. ¡Aquí vamos!

1. Reúne los elementos y productos necesarios

Para limpiar la barbacoa necesitas unos buenos cepillos, sirven para retirar los restos de comida pegada.
Para limpiar la barbacoa necesitas unos buenos cepillos, sirven para retirar los restos de comida pegada.

Al ir a una tienda especializada, encontrarás un sinnúmero de elementos y productos especiales para limpiar tu barbacoa. No obstante, hay unos básicos e infaltables que no puedes dejar de lado, entre ellos, el cepillo de alambre de mango largo, el de alambre para botellas, un recipiente de 20 litros y algo de grasa.

Notarás que en esta sección hay varios productos de origen químico, los cuales es mejor que dejes de lado. Si no aclaras con buena agua, estos pueden traspasarse a los alimentos, y son contaminantes para el medioambiente. Así las cosas, lo mejor es optar por alternativas más naturales o caseras como el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio.

Para cuidar tus manos, alista unos guantes de goma, también suma a la lista unos estropajos y unos paños de algodón.

2. Permite que el calor sea tu aliado

Si tu barbacoa es a gas, enciéndela con la tapa cerrada hasta que alcance una temperatura bastante alta. Al cabo de media hora, tiempo en el que el fuego deberá quemar cualquier resto de comida, salsa o grasa, apaga.

Mientras el fuego hace lo suyo, prepara una mezcla de jabón líquido con agua caliente en el cubo. Luego de apagar la barbacoa, sumerge el cepillo de alambre en el recipiente y frota con las rejillas para quitar los restos quemados.

3. Coloca las rejillas en remojo

Después del paso anterior, y solo cuando las rejillas estén bien frías, cógelas y sumérgelas en una bañera o recipiente grande con agua caliente y jabón. Déjalas allí durante 30 minutos para que las adherencias que tengas se ablanden.

Esto mismo puedes hacer con las demás piezas que se puedan retirar del BBQ, tales como quemadores, bandejas y los tubos de los quemadores. Estos últimos suelen ser desmontables, solo se necesita aflojar un tornillo que tienen en los extremos.

Tras media hora, toma un cepillo y limpia cada una de las piezas. Para la suciedad extrema y muy adherida, crea una pasta de vinagre con bicarbonato y agua, la cual debes aplicar sobre los restos que no se han ido después de remojar y cepillar.

Usa un cepillo de alambre para botellas para limpiar dentro de los tubos entre los orificios de los quemadores para desbloquearlos y permitir el paso adecuado del gas, durante el funcionamiento del BBQ.

4. Aspira la barbacoa en su interior para limpiar también esta parte

Luego de retirar las piezas mencionadas, la cámara de combustión de la barbacoa queda descubierta, facilitando su limpieza. En este caso, lo que se debe hacer es colocar un recipiente vacío debajo de la cámara, justo donde se ubican las bandejas para recoger la grasa.

Acto seguido, con la ayuda de una espátula plástica, vas a empezar a raspar los restos que están adheridos a las paredes de la cámara. Usa una aspiradora para recoger los restos acumulados, en su mayoría partículas negras de grasa. Después de esto, usa jabón y agua para culminar la limpieza, esta agua sucia se acumulará en el cubo que has puesto por debajo.

5. No te olvides del exterior de la barbacoa

El exterior de la barbacoa también se debe limpiar, evitando las esponjas abrasivas.
El exterior de la barbacoa también se debe limpiar, evitando las esponjas abrasivas.

Después de colocar todas las piezas en su lugar, vacía el cubo con el agua sucia, has de llenar con líquido limpio y no olvides agregar un poco de jabón para la vajilla. Usa una esponja de cocina suave y grande para limpiar el exterior.

Es importante que no uses una esponja abrasiva, en especial cuando la superficie sea de acero inoxidable. De lo contrario, tendrás un BBQ muy limpio, pero rayado. Finaliza con toallas de microfibra para limpiar y secar. Si notaste que hay manchas de grasa y mugre demasiado adheridas a la superficie, usa vinagre blanco, el cual actúa como desengrasante natural.

Prueba tu barbacoa y deslumbra a tus invitados

Luego de terminar de limpiar la barbacoa y montar todas las piezas, es hora de probarla. Conecta el depósito de gas, cierra la tapa y enciende tu BBQ, espera 15 minutos y apaga. De esta forma, se quemarán los residuos de agua y los productos que hayas usado.

Acto seguido, dale la bienvenida a tus invitados y prepara un asado que pase a la historia.

Te podría interesar...
Guía para tener una terraza bien decorada
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Guía para tener una terraza bien decorada

Esta guía para tener una terraza decorada incluye aspectos como los tonos ideales y los elementos que destacarán en este espacio.