Guía para iluminar tus exteriores correctamente

28 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Vete tomando nota, porque te daremos todas las claves para que tus exteriores estén bien iluminados. Verás que consejos tan útiles.

Para que iluminar tus exteriores no se convierta en una tarea complicada, te vamos a comentar los tipos de luz que existen, además de recomendarte los modelos para cada espacio y cómo situarlos para crear una iluminación eficaz y acogedora.

Si quieres iluminar tu jardín, porche o terraza, resultará fundamental valorar el espacio del que dispones y cómo está distribuido. Así que no desesperes porque vamos a ayudarte a conseguir el mejor resultado.

Iluminar tus exteriores para crear espacios 10

Barra de luz exterior.

Ten en cuenta que los espacios exteriores pequeños exigen una iluminación tenue y puntual que no deslumbre demasiado, mientras que en un jardín o una terraza de grandes dimensiones podrás combinar diversos sistemas de iluminación. Eso sí, da preferencia a los que proporcionan luz ambiental. Comencemos. ¡No pierdas detalle!

Apliques de pared y colgantes

Proporcionan un tipo de luz suave y ambiental, ideal para iluminar espacios de pocos metros. Se utilizan principalmente en terrazas y balcones aunque, también, son adecuados para alumbrar fachadas y accesos a la vivienda.

Sobremuros

Tal y como indica su nombre, se colocan encima de muros y columnas para delimitar la parcela del jardín, o bien para iluminar puertas exteriores de acceso. Producen una intensa luz ambiental, así que son muy aconsejables.

Empotradas de suelo y pared

 iluminar tus exteriores

Con este sistema de iluminación, se pretende crear efectos de luz. Resultan muy recomendables para iluminar fachadas, árboles, muros, senderos o caminos.

Se trata de un tipo de luz puntual y localizada que complementa a la ambiental. Eso sí, el único inconveniente de estos modelos es que no son muy económicos y necesitan filtros y rejillas antideslumbrantes para matizar la fuerte intensidad de luz.

Iluminar tus exteriores con balizas

Son luces con un diseño más atrevido que se fijan en el suelo y tienen forma de postes pequeños. Dan luz ambiental y se utilizan principalmente en senderos o caminos para delimitar distintas zonas.

También, pueden ser muy útiles para iluminar espacios de grandes dimensiones aunque, en este caso, es necesario colocar muchos puntos de luz repartidos de forma estratégica.

Farolas

Es el más clásico de los sistemas de iluminación exterior; funcionan, también, como piezas decorativas. Proporcionan luz general y se utilizan en espacios amplios como jardines o grandes terrazas.

Su precio varía en función del diseño y del número de luces que incorporen. Si quieres darle un toque personal a los exteriores de tu vivienda, puedes optar por este tipo de luminarias tan funcionales.

Complementos

En general, son luces decorativas. Puedes optar por diferentes modelos, ¿qué te parecen unas antorchas, unos pinchos o unas lanzas? Clávalos en el suelo y verás que luz más bonita proyectan.

También, tienes los quinqués con velas que ofrecen una luz cálida y tenue; y piedras de fibra de vidrio con luz interior que parecen rocas naturales y le darán al ambiente una atmósfera acogedora.

Iluminar tus exteriores con dos sistemas

Jardín iluminado.

No olvides tener en cuenta que las piezas de iluminación que elijas finalmente, tienen que ser ligeras y muy resistentes a la humedad y a la intemperie. Por eso es muy conveniente elegir correctamente los materiales.

Los más comunes son la fibra de vidrio, el aluminio inyectado, el acero inoxidable, el plástico y el poliéster; también, podrás optar por la madera de teca con gran resistencia a las inclemencias del tiempo. Y ahora, vamos a proponerte buenas ideas para dos espacios exteriores. ¡Te resultarán súper prácticas!

Iluminar una terraza

¿Qué te parece si escoges unos apliques de pared con luz tenue para que no deslumbren? Puedes poner alguna baliza para delimitar o aumentar la luz ambiental y dar amplitud al espacio.

Podrás añadir pinchos o lanzas colocados en las plantas para crear efectos de luz. Verás que resultado más bonito consigues y qué bien lucirán las diferentes especies que tengas plantadas.

Iluminar un jardín

Debemos elegir los diferentes sistemas de luz en función de las zonas que quieras iluminar: el cenador, un sendero, el césped, un árbol de grandes dimensiones…

Lo ideal es combinar la luz general y la decorativa. Para crear una iluminación ambiental acogedora, puedes utilizar pequeños puntos de luz tenue y, también, puntos de luz indirecta y, así, crear un atractivo juego de formas y volúmenes.

¿Qué te parecen nuestras ideas? ¿Estás lista para aplicarlas en tus exteriores? Recuerda que antes de ponerte manos a la obra, debes medir los exteriores y determinar a qué sectores quieres darle prioridad. ¡En la planificación está el truco!