¿Cómo solucionar los problemas del agua de la piscina?

09 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
A todos nos gusta poder disfrutar de la piscina de forma saludable; por eso, es importante solventar los problemas del agua de forma eficiente.

Durante el verano y el invierno se puede disfrutar de la piscina. Hoy en día existe la posibilidad de tenerla abierta o cubierta. Esto implica un mantenimiento continuado pero, en ocasiones, puede que no se encuentre en plenas condiciones. Por eso, te mostramos cómo solucionar los problemas del agua de la piscina.

Existen muchos factores que pueden dificultar su uso. Además, es importante que se encuentre en un buen estado para prevenir cualquier tipo de infección, puesto que un agua contaminada se convierte en un lugar insalubre y perjudicial para las personas.

Por este motivo, se hace necesario que busquemos la manera de poder solventar cualquier tipo de inconveniente en el agua. Merece la pena que se pueda gozar de un buen baño sin la necesidad de estar preocupado sobre los posibles problemas que puedan estar presentes en ella.

Problemas con el filtro de la piscina

Filtro del agua de la piscina

Generalmente, podemos encontrarnos un agua turbia en la piscina a causa del filtro. Este no suele tener una duración de más de dos años; por este motivo, es importante que se revise y se cambie siempre que se pueda comprobar algún tipo de deterioro del agua.

También puede ocurrir que el filtro esté sucio. Con el paso del tiempo, al agua puede llegar todo tipo de suciedad, al igual que la que introducimos los bañistas; en el fondo, puede salir realmente perjudicada si no se limpia el filtro en profundidad, pudiendo acumular pelos, hojas u otros objetos.

Una cuestión a tener en cuenta es el lugar donde se compra. Bajo ningún concepto hay que comprar modelos de bajo coste o de segunda mano. Se recomienda acudir a tiendas especializadas y comprar la tipología que mejor se ajuste a tu pisicina y que pueda ofrecer una garantía de calidad.

– Es necesario observar, comprobar e investigar el estado de la propia piscina.-

¿Problemas con el cloro? Hay solución

Verificar el estado del agua de la piscina

El agua es el principal componente natural para facilitar la vida de cualquier tipo de organismo; por eso, en la piscina puede surgir de todo. Es aquí donde debemos intervenir para evitar cualquier tipo de comportamiento insano. Veamos algunas soluciones:

  1. Tal y como se ha comentado anteriormente, se hace necesario un buen sistema de filtración. A esto habría que añadir también una limpieza adecuada, la regulación del PH y, por supuesto, la cloración correspondiente al tamaño de la piscina.
  2. Hay que tener cuidado con el  PH, ya que si este se encuentra en un estado elevado, puede salir perjudicada la acción del cloro. Por este motivo, hay que verificar el estado del agua; solo así se podrá prevenir la aparición de cloraminas.
  3. Cuando se tiene un exceso de cloro también se pueden poner bastante turbia el agua. Además, si no se cuida un equilibrio con el PH, podemos llegar a tener un agua ácida que no es apta para el baño. Esto supone su oscurecimiento y la falta de calidad.
  4. El cloro rápido granulado se disuelve rápidamente en la piscina, facilitando la posibilidad de quitar esa suciedad que ha provocado el empeoramiento del agua y, por consiguiente, la imposibilidad de darse un baño.

Principales fórmulas para prevenir los problemas

Robot limpia paredes.

Lo más importante de todo es mantener un control diario del agua. Convendría tener un robot para la limpieza de los fondos que, de forma automática, intervenga tanto en el suelo como las paredes. Una higiene completa es imprescindible.

Para conseguir que el agua esté cristalina hay que hacer caso a los consejos de fabricante, tratando siempre de mantener las dosis adecuadas de cloro y eliminando cualquier partícula de suciedad que pueda estar por la superficie.

– Disfrutar de un baño en aguas higienizadas es sinónimo de salud.-

Otras medidas a tener en cuenta

Piscina de inmersión.
Piscina de inmersión / pinterest.es

Para evitar una mala conservación del agua, debemos comprobar la situación de la maquinaria. Es importante que limpiemos las canastas de desagüe de los bordes y también la trampa de pelos de la bomba.

El cepillado del piso y las paredes también es una manera de poder limpiar toda la superficie. De esta manera, estaríamos complementando y mejorando la situación ante cualquier problema que pueda surgir.

Añadir alguicida también es un recurso que puede resultar muy eficiente. Se consolida como un complemento más para acabar con cualquier ser vivo que esté presente, consiguiendo un resultado más saludable.

  • AA. VV.: Contribuya a tener un hogar sano, U.S. Department of Housing and Urban Development, 2003.