¿Cómo realizar un radier para el exterior de una vivienda?

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La mejor manera de acondicionar el exterior de la vivienda es a través de un radier. Con él conseguiremos un piso firme, estable y funcional.
 

La mejor manera de acondicionar la entrada al hogar, a una parte del jardín o, simplemente, para tener un piso firme, es a través de la estabilización y correcta adaptación del terreno a nuestras necesidades; por eso, nos surge la siguiente pregunta: ¿cómo realizar un radier para el exterior de una vivienda?

En un principio, este concepto nos puede resultar extraño. Probablemente, no sepamos en qué consiste, qué nos proporciona y cómo debe trabajarse; sin embargo, las oportunidades que nos ofrece son múltiples, tanto a nivel funcional como estético.

Cuando realizamos reparaciones en el hogar, no hay que centrarse únicamente en los interiores, también conviene que todo el perímetro de alrededor esté en perfecto estado. El objetivo es que se puedan solventar aquellas partes de la casa que, en el fondo, no están bien adecuadas.

¿Qué es un radier y qué nos proporciona?

Alisar el piso
Imagen: pinterest.es

En ocasiones, desaprovechamos la parte exterior de la casa por no tenerla bien acondicionada cuando, en realidad, podríamos proporcionarle algo de magia y acabar con las incomodidades. En el fondo, existe una solución rápida y sencilla: el radier. Pero ¿qué es exactamente?

 

Podríamos definirlo como el mejor remedio para alisar y endurecer un terreno a través del hormigón. De esta manera, conseguimos adaptarlo a un nuevo uso, ganando espacialidad y embelleciendo todas las partes que se encontraban en mal estado.

¿Qué utilidades puede tener? Dependerá de nuestro criterio propio y de las necesidades que tengamos. Puede ser para mejorar el acceso al garaje, para tener un espacio de ocio y recreo, para instalar mesas y sillas, para una barbacoa, etc.

Una solución instantáneas sin necesidad de gastar mucho dinero.

Materiales necesarios para su realización

En primer lugar, hay que tener bien claro los pasos a seguir y los materiales que vamos a necesitar: hormigón, gravilla, malla, tablones de madera y una alisadora. Son todo componentes propios del mundo de la construcción.

El siguiente paso será la planificación del procedimiento. Es importante mantener una buena organización durante el trabajo, especialmente si va a haber una persona que colabore con nosotros. Por eso, conviene repasar el proyecto de remodelación desde un principio.

¿Cómo realizar el radier para el exterior?

Cömo hacer un radier para el exterior
Imagen: meiacolher.com
 

A continuación, vamos a detallar cuáles son los pasos fundamentales para realizar el radier nosotros mismos. Toda ayuda siempre es buena; por tanto, conviene que nos echen una mano ya que, en algunos momentos, puede resultar algo difícil.

  1. Delimitar el cajón: fijamos las esquinas que marcarán los ángulos y la unión entre ellas a través de unas cuerdas en línea recta que determinan la altura; de esta manera, podremos colocar los tablones para establecer los extremos del radier.
  2. Esparcir la gravilla por la superficie, tratando de alcanzar unos 5 cm. Hay que asegurarse de que se hace un reparto equitativo del material en el terreno. Resulta crucial que no existan desniveles ni alteraciones de ningún tipo.
  3. Llegados a este punto, se sitúa la malla metálica ajustada correctamente a los bordes. Interesa que quede bien fijada para evitar cualquier tipo de desplazamiento. Generalmente, se usan hasta 3 mallas, dependiendo de la altura que queremos que tenga la plataforma.
  4. Pasamos a la preparación del hormigón. Este debe quedar un tanto esponjoso y no excesivamente compacto. Uno de los más recurrentes y efectivos es el hormigón desactivado para pavimentos exteriores.
  5. El último paso será el alisado. En este caso, necesitamos una máquina especial con la que dejar toda la superficie en perfecto estado. Es imprescinbile asegurarse de que no queda ningún bache o levantamiento del material.

Pintura para el suelo

El radier para el exterior requiere una imagen más vistosa y elegante; así, podemos pintarlo con nuestro color favorito. No obstante, se recomienda que esté acorde con el entorno en el que se encuentra, con el fin de que exista una armonía en el espacio.

 

En las droguerías y grandes superficies comerciales de bricolaje, se puede encontrar pintura aplicable a suelos muy transitados. Se adaptan perfectamente al hormigón, al cemento y al ladrillo, por lo que es una buena oportunidad para ornamentar y hacer una actividad en familia.

Para ello, hay que limpiar las juntas y la superficie en general. Conviene introducir algo de agua en la pintura para que se diluya un poco. Una vez que hemos comprobado que está todo preparado, utilizamos un rodillo y tratamos de proporcionar uniformidad estética.

 

Imagen principal: pinterest.es

  • Neff, Ludwig; Neufert, Peter: Casa. Vivienda. Jardín: el proyecto y las medidas en la construcción, Gili, 2006.