La cama balinesa, ideal para el jardín

05 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Desde el punto de vista estético, se considera un recurso que tiene múltiples posibilidades en el jardín. Además, proporciona un descanso sosegado al aire libre.

En los exteriores del hogar, se pueden aplicar diferentes recursos con los que decorar y generar un ambiente más ocioso. La idea es que podamos tener un tiempo de desconexión y disfrute personal; por eso, vamos a conocer qué es la cama balinesa.

El dormitorio no se debe considerar como la única opción para el descanso. También, es posible producir nuevos espacios de recreo y tener un tiempo para nosotros mismos o, simplemente, para compartir con nuestra pareja cierta intimidad.

La posibilidad de explotar más los exteriores es una realidad. Si residimos en una región cálida donde la temperatura es agradable, entonces tenemos la oportunidad de abrir la decoración hacia otras fórmulas que resulten más novedosas y sofisticadas.

Es momento de transformar el jardín

Cama balinesa
Imagen: ambar-muebles.com

Jamás se nos habría pasado por la cabeza colocar una cama al aire libre. Este recinto suele quedar en desuso en los períodos de otoño e invierno; sin embargo, en primavera y en verano podemos sacarle provecho desde distintos puntos de vista.

El objetivo es que podamos innovar y alcancemos otra condición estética. Para ello, vamos a necesitar un mobiliario de jardín que salga de lo común y que se convierta en un referente atractivo y singular.

De este modo, podemos destacar que la cama balinesa es una apuesta segura. No es un recurso que esté habitualmente en las viviendas; en realidad, suele ser un componente exótico, diferente y particular. Se considera, por tanto, un capricho personal.

El jardín adquiere otra imagen y se recarga de originalidad.

La cama balinesa: principales características

Cama balinesa para el jardín
Imagen: ambar-muebles.com

Si tenemos que hacer una apreciación estética de la cama balinesa, no destaca por su funcionalidad, sino por el contexto que se genera en torno a ella. En el fondo, nos invita a la relajación para desconectar el cuerpo. Veamos sus 4 características fundamentales:

  1. Tenemos dos tipologías: por un lado, están las que tienen formato de cama para dormir con un colchón específico y, por otro lado, están las que se emplean, básicamente, para recostarse o reclinarse levemente y tener un tiempo de reposo pero sin ser descanso absoluto.
  2. El elemento más llamativo es el dosel. Generalmente, se organiza en ángulos rectos y posee cortinajes con los que proporcionar privacidad o tamizar la luz. Así, se crea un espacio recogido y de retiro destinado, principalmente, a dos personas.
  3. El reposacabezas puede reclinarse y convertirse en una especie de tumbona. De esta manera, ganamos mayor adaptabilidad al cuerpo. Se conforma, además, de dos grandes almohadas para apoyar la cabeza o la espalda.
  4. No alcanza demasiada altura desde el suelo: tiene aproximadamente medio metro. En este sentido, no se trata de marcar una distinción demasiado exagerada, ya que es un recurso apropiado para descansar al aire libre.

Su contribución cromática

Tumbonas
Imagen: amazon.es

La importancia que adquiere la cama balinesa a nivel estético es considerable. Si analizamos los colores del jardín, va a predominar el verde y, posiblemente, el azul si hay piscina o zonas de agua. De este modo, al ser un mueble de gran tamaño, debe tener un color distintivo que contraste y genere armonía.

Normalmente, el blanco es el más recurrente. Su sentido de pureza combina a la perfección con los tonos del jardín. No obstante, interesa aplicar este color porque va a recibir muchas horas de luz solar, por lo que puede ofrecer mayor frescura y luminosidad.

Los terrosos y azules claros también son muy interesantes. Uno de los que más éxito está teniendo últimamente es el turquesa que, relacionado con el marrón de la madera del dosel, produce un efecto estético realmente curioso.

Dale a tu jardín un toque más innovador y sofisticado.

¿Dónde situar la cama balinesa en el jardín?

A la hora de ubicar este mueble, es preciso estudiar cuál es la situación del jardín y qué queremos mostrar a nivel estético. Se considera un acierto siempre que esté próxima a una piscina. Es una manera de obtener cierta frescura y algo de humedad.

Otra opción sería en el caso de que queramos crear un espacio chill out o, por ejemplo, una jaima privada. Lo importante es que hagamos que la cama sea un medio para la desconexión y el descanso, tratando de establecer cierta sintonía con el conjunto.

Imagen principal: ambar-muebles.com

  • Stevens, David: Una habitación en exterior: diseñar el jardín en casa, Blume, 2008.