Soluciones prácticas para sacarle partido al dormitorio

21 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Si te has cansado de ver tu dormitorio siempre igual, estas ideas prácticas te ayudarán a cambiarlo. Toma nota porque seguro que alguna te gusta.

El dormitorio debe ser cálido, confortable y funcional. Los pequeños detalles son básicos para darle a esta estancia de la casa ese toque que siempre has deseado. ¿Quieres descubrir cómo sacarle partido al dormitorio?

Con solo cambiar el cabecero, instalar una repisa o encargar un mueble a medida puedes disfrutar de un espacio más amplio, funcional y acogedor. Descubre estas ingeniosas propuestas.

Dormitorio: algo más que una habitación para dormir

Repisa bajo la ventana

Sacarle partido al dormitorio: una repisa bajo la ventana

Una buena solución para dormitorios que no disponen de mucho espacio es instalar una repisa baja de obra, de madera o DM en el espacio libre que queda bajo la ventana o, también, a lo largo de una de las paredes de la habitación.

Si la sitúas bajo la ventana y la encargas hueca, su interior te servirá para almacenar mantas y ropa de cama, desahogando el armario. Puedes aprovechar el sobre para colocar libros u objetos decorativos.

Una puerta corredera para diferenciar ambientes

Este tipo de puerta puede ayudarte a ampliar el dormitorio, ya que permite unir dos espacios contiguos e independizarlos cuando quieras, en función de tus necesidades.

Esta estancia puede abrirse a un ambiente destinado a despacho o biblioteca y, de esta forma, ganar luz y metros durante el día; también, puede cerrarse durante la noche para preservar su intimidad.

Otra de las muchas ventajas de una puerta corredera es que permite integrar dos espacios contiguos sin tirar tabiques; con esto conseguirás ajustar el presupuesto final.

Dormitorio con un cabecero de madera para separar ambientes

En los dormitorios espaciosos que integran más de un ambiente, puedes utilizar un cabecero como elemento de separación de las diferentes zonas.

¿Qué tal un panel de madera que sirva para separar el cuarto de baño del resto de la habitación? Esta idea te ofrecerá continuidad visual al crear un único espacio.

Eso sí, ten en cuenta que, para aligerar el ambiente y evitar muebles que interfieran el paso, puedes suspender en el cabecero unas mesillas de noche ideales para aprovecharse por ambas caras.

Crear una zona de estudio frente a la ventana

Si tienes una ventana con luz natural, te conviene aprovechar el espacio que queda frente a la misma para colocar un tocador, o bien un buró o escritorio, lo que te permitirá crear un rincón de trabajo en el dormitorio.

Esta solución resulta muy práctica si se dispone de un hueco entre dos armarios empotrados, por ejemplo. Te recomendamos que elijas un mueble que combine con las mesillas de noche o el cabecero, con cajones para guardar sin problemas carpetas o papeles.

Unos prácticos cajones situados bajo la cama

Contar con cajones bajo la cama es una solución muy buena en todo tipo de dormitorios, ya que permiten guardar ropa y objetos voluminosos en un espacio que, de otra forma, suele quedar desperdiciado.

Debes tener en cuenta que hay algunos modelos de camas que incorporan cajones en su estructura. Otra alternativa es optar por un canapé con cajones integrados, en los que el somier se eleva verticalmente y deja espacio bajo la cama.

Cerrar un ángulo del dormitorio para crear un vestidor

El espejo en el vestidor

Los ángulos en este tipo de habitaciones son espacios que quedan normalmente muertos. Si una de las esquinas se cierra con puertas, se puede aprovechar su profundidad para crear un pequeño vestidor.

En el caso de un armario frontal de pared, también se le puede dar más profundidad a la zona del rincón para que consigas tener un vestidor a tu medida. Para aprovechar al máximo su interior, la mejor opción es elegir puertas plegables.

Dormitorio con muebles auxiliares muy prácticos

Si tienes un dormitorio amplio, intenta incluir unos muebles auxiliares que hagan más cómoda la estancia. Una banqueta o un pequeño baúl a pie de cama te servirán para guardar colchas y cojines.

Una silla especial, una pequeña butaca o una mecedora equipada con algunos cojines endulzarán los momentos de descanso. Un galán de noche o un gran perchero son también buenas soluciones para dejar la ropa a punto.

¿Qué te han parecido estas soluciones para sacarle el máximo partido a tu dormitorio? Esperamos que te sirvan de inspiración.