Ideas para construir cabeceros de obra

22 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
Existe una infinidad de formas y diseños de cabeceros de obra y dependerá de la habitación que tengas en tu casa para acertar con el tipo de cabecero que buscas,

Los cabeceros de obra son un elemento que, además de decorativo, pueden significar una solución práctica definitiva para tu habitación. Como alternativa a los tradicionales, los cabeceros de obra son fijos, atemporales y versátiles.

Los cabeceros de obra tienen la peculiaridad de ser diseñados a medida, y como tal, son una elección que se utiliza cada vez más. En definitiva, son objetos de decoración prácticos y de una gran estética.

Al ser muebles de medida, puedes diseñarlos a tu gusto, cumpliendo los requerimientos de almacenaje y más aún, de espacio. Los cabeceros de obra son muy versátiles y ofrecen muchas alternativas.

No debes olvidar que tu habitación es el espacio donde pasas una buena parte de tu tiempo, y por lo cual, tendrás la necesidad de cambiarla cada cierto tiempo. Siempre nos nacerá la idea de cumplir alguna tendencia nueva de decoración.

Como norma, una habitación debe ser funcional sin olvidar la estética y, con pequeñas reformas, tendrás un diseño que marque tendencia. En este sentido, los cabeceros de cama son piezas de la habitación que complementarán el diseño total del conjunto.

Consideraciones previas a la construcción de un cabecero de obra

Cabecero de piedra para el dormitorio.
Cabecero de piedra / blog.pirkastone.com

Tenemos que tener presente la elección del material adecuado. Esta elección dependerá de las necesidades del espacio y del uso. Estas son las claves que tiene el diseño de un cabecero a medida, que vaya acorde con la decoración de tu habitación.

No debemos olvidar que el cabecero será un elemento fijo. De hecho, si lo queremos cambiar, tendremos que hacer obra. Por esta razón es que debemos tener claro lo que queremos y estar seguros de lo que buscamos en el diseño.

Uno de los gestos más práctico de los cabeceros de obra es abrir dos huecos para crear ambas mesillas de noche, una a cada lado de la cama.

Principales ventajas de los cabeceros de obra

Estantería pequeña.

La principal ventaja de un cabecero de obra es que estos son totalmente personalizados. Nos da la posibilidad de escoger las medidas, los materiales de los acabados, funcionalidad, la capacidad de almacenaje y algunas otras características.

Los cabeceros de obra encajan perfectamente en espacios reducidos y nos pueden servir para esconder ciertos fallos de la pared. Algunas veces existen algunos inconvenientes, como la aparición de una columna, que pueden imposibilitar el acabado perfecto de la pared.

En este tipo de casos, tendremos que aplicar un poco de ingenio para plantear soluciones decorativas que vayan acorde a nuestros requerimientos. No sólo solucionarás este tipo de problemas, además podrás sacarles ventajas a los inconvenientes, como plantear estanterías a medida hechas con Pladur.

Un cabecero de obra puede servir como divisor de espacios, cuando este se apoya sobre un tabique. Con este tipo de cabeceros podrás dividir, por ejemplo, la zona de descanso del dormitorio de la zona del vestidor.

Colores y acabados

Cuando quieras diferenciar el cabecero y hacer que destaque por su presencia, puedes hacerlo a través del uso de un color llamativo. Como alternativa, puedes pintar tu cabecero del mismo color del muro para que se mimetice.

Como consejo, puedes proponer que tus mesas de noche no destaquen o tengan otro acabado. No olvides que todas las posibilidades son válidas, solo debes pensar qué es lo que mejor encaja con tu estilo y qué es lo que combinará con la decoración de tu habitación.

Ten en cuenta los materiales para tu cabecero de obra

Cabeceros de obra: cómo integrarlos en la decoración del dormitorio
Imagen: proyectos.habitissimo.es

Entre las múltiples opciones, podemos encontrar que la madera lacada es una de las habituales para fabricar un cabecero hecho a medida. Este material es muy versátil, por lo cual nos deja libertad para realizar infinitos diseños.

Gracias a su versatilidad, podemos plantear la apertura de huecos y no hornacinas, a modo de mesillas o simplemente acoplar cajones. Con respecto al color, el blanco o los tonos claros, son apuestas seguras y que funcionan siempre.

Si quieres que tu cabecero sea más cálido, puede utilizar madera natural cortada a medida. Además, podemos utilizar otro tipo de materiales, por ejemplo, el ladrillo o las placas de cartón yeso para diseñarlo.

Cuando utilizamos placas de cartón yeso, podemos tener un cabecero que se integre de manera adecuada a tu espacio. Una de las grandes desventajas de este tipo de material es que el roce lo marca y resulta algo delicado, precisando un mantenimiento de pintura continuo.

Los cabeceros de obra como delimitadores de espacios

Cómo decorar el cabecero de obra
Imagen: milideas.net

El cabecero de obra puede convertirse en el elemento organizador del espacio o, por lo menos, en el elemento delimitador de ambientes. Este puede servir para separar la zona de la cama del vestidor o del cuarto de baño.

No debes olvidar que una de las cosas más importantes es que el cabecero quede totalmente fijo al suelo y debe tener una estructura consistente. En cuanto a las dimensiones, estas dependerán del espacio con el que cuentes.

Con respecto a la altura, debes considerar que como mínimo, debe tener la altura de la cama, y añadirle 60 cm al menos, que servirá de apoyo cuando te encuentres sentado.

Los cabeceros que van hasta el techo son cada vez más una moda recurrente. Además, con esto ganarás privacidad o te permitirá instalar un armario en la cara contraria.

Los cabeceros de obra son una excelente alternativa para la decoración de tu habitación. Sobrios y modernos, le darán un toque diferente a tu habitación y serán el elemento en torno al cual se organice tu espacio.

Imagen principal cortesía de: hola.com