La higiene en el dormitorio, esencial para conciliar mejor el sueño

Hay que cuidar el hogar, no caer en la pereza ni tampoco en la desidia y tratar de mantener todo limpio y en orden. Son los principios fundamentales para conseguir la armonía y el confort que tanto necesitamos.
La higiene en el dormitorio, esencial para conciliar mejor el sueño

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 04 Diciembre, 2020.

Última actualización: 04 Diciembre, 2020

Dormir bien es algo esencial en nuestra vida. Nuestro rendimiento diario depende del descanso que tengamos. Por eso, hay un aspecto a tener en cuenta y que debe convertirse en un principio fundamental: la higiene en el dormitorio.

No solemos darnos cuenta de la necesidad de tener un hogar en buenas condiciones. Poder residir en un lugar confortable se convierte en una necesidad, de ahí la importancia de aplicar conceptos como el orden, la armonía y la diafanidad.

Si hacemos que los hábitos saludables se instalen de forma permanente, será un modelo educativo muy importante para transmitirlo a nuestros familiares. De este modo, conseguiremos una vivienda mucho más acogedora, donde reine la paz y la tranquilidad y se mejore la calidad de vida.

El problema del desorden

Uno de los errores que solemos cometer es caer en el desorden. Tenemos una mala costumbre y es llegar a casa, entrar en el dormitorio, tirar la ropa en cualquier sitio y dejar el calzado esparcido por el suelo.

Por otro lado, como solemos andar con prisas, nos levantamos y no hacemos la cama o la dejamos en malas condiciones, de la misma manera que no ventilamos la habitación ni tampoco queda limpia.

Todos estos factores se convierten en aspectos negativos que, de una forma u otra, van en nuestra contra. En este sentido, perjudicamos el ambiente, se condensa el aire y no se renueva, se generan malos olores y se produce una sensación de malestar que no resulta agradable.

Cosechamos lo que sembramos.

Cómo mantener la higiene en el dormitorio

Si a diario nos encargamos de que exista limpieza y orden en el dormitorio, podremos sentirnos más cómodos. Es un binomio que está completamente interrelacionado y que se convierte en una pieza clave para el bienestar. Veamos qué hay que tener en cuenta:

  1. Todos los días hay que abrir bien las ventanas y ventilar, dejar que entre la luz y el aire y se oxigene todo el espacio. Es una manera de eliminar malos olores y mejorar la atmósfera del lugar.
  2. Para conseguir una organización interna es imprescindible tener muebles de gran tamaño, como armarios, cómodas con cajones, etc. La finalidad es que tengamos los recursos necesarios para lograr el orden y la correcta distribución de los elementos.
  3. La limpieza del polvo y el fregado del suelo deben convertirse en una actividad semanal. No podemos dejar todo a la deriva y que se llene de suciedad; es momento de intervenir y mejorar la situación del dormitorio.
  4. Cuando lleguemos a casa conviene doblar la ropa y volverla a guardar en su sitio. Si queremos que esté más a mano, existen los percheros burro, aquellos que dejan la ropa a la vista.
  5. Hay que cambiar las sábanas de la cama semanalmente. No es cuestión de utilizarlas durante mucho tiempo y que se encuentren sucias, sudadas, demasiado arrugadas o con manchas. En realidad, son tejidos que requieren un cuidado.

Lo más importante es tener buenos hábitos

El hecho de tener unas rutinas y mantener los buenos hábitos nos puede ayudar a gestionar mejor nuestra vida. De esta manera, conseguiremos un contexto más acogedor donde nos sintamos a gusto.

A partir de esta premisa, podemos sentirnos mejor. Solo así se consigue un entorno plácido y agradable que favorezca el sueño y la calma interior.

Según cómo esté el hogar, así nos sentiremos. En otras palabras, nuestro espacio habitacional es reflejo de nuestra personalidad; además, nos afecta psicológicamente y, por este motivo, es imprescindible lograr cierto grado de bienestar.

Para dormir bien hay que tener la habitación en buenas condiciones.

Un espacio higienizado y en buen estado

No hay nada como llegar a casa y encontrarse todo en buen estado y en su sitio. Siempre que se mantenga la higiene adecuada comprobaremos cómo nos reconforta.

Hay que tener en cuenta que el hogar es nuestro «refugio» vital, allí donde el confort se convierte en la tónica dominante; por este motivo, es importante mantener una buena organización interna para conseguir un ambiente saludable.

En definitiva, no hay que dejarse llevar por la desidia y debemos tratar de ser consecuentes; por tanto, es en en el dormitorio donde hay que centrar la atención. La higiene en el dormitorio es esencial para poder disfrutar de un sueño agradable y de calidad.

Te podría interesar...
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
El Feng Shui puede ayudarte a mejorar tu salud

Con algunos de los consejos que aporta el Feng Shui, podrás mejorar tu salud al tiempo que tu casa se llena de energía positiva.



  • Greer, Beth: La casa natural: mejora tu salud, tu hogar y el planeta, habitación por habitación, Zenith, 2018.
  • Paz Maroto, José: La contaminación ambiental y sus problemas, Madrid, Real Academia Nacional de Medicina, 1971.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.