Aprende a elegir el colchón perfecto para tener dulces sueños

Encontrar el colchón perfecto para tus necesidades y presupuesto no es una misión imposible. Con esta guía seguro lo consigues.
Aprende a elegir el colchón perfecto para tener dulces sueños

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 06 Abril, 2021

Última actualización: 06 Abril, 2021

Para tener un dormitorio confortable y estiloso sabes lo importante que son los colores y los materiales, así como la colocaciones de todos los elementos para tener un buen descanso. Pero para conseguir ese sueño reparador también debes aprender cómo es el colchón perfecto.

Si estás pensando en cambiar el tuyo o acabas de independizarte y vas a comprar tu primer colchón, toma nota de todo lo que tienes que saber antes de hacerlo. Es una inversión que bien merece la pena un poco de meditación.

Cómo elegir el colchón perfecto

Sin lugar a dudas, invertir en un buen colchón es invertir en salud. Con ello te centras en que la espalda reciba el cuidado que merece, pero también en el bienestar general de todo tu organismo. Dormir mal afecta negativamente al funcionamiento de los órganos y aumenta el estrés; con ello, se desajusta todo el ritmo interno.

Un sueño reparador va más allá de dormir las ocho horas recomendadas en adultos, alude a facilitarle al organismo la posibilidad de regenerarse. ¿Sabías que no dormir suficiente está asociado con un mayor apetito y, por consiguiente, con la posibilidad de desarrollar sobrepeso u obesidad? En este artículo de La Mente es Maravillosa, podrás saber más acerca de la importancia del sueño.

Dicho esto, estarás de acuerdo en que dormir bien es vital y de ahí que elegir un buen colchón resulte de suma importancia. Para hacerlo, debes hacerte estas 5 preguntas.

El colchón perfecto: ¿cómo duermes?

Toma en cuenta que si duermes boca arriba, lo mejor es escoger colchones duros. Si duermes de lado, te puede convenir un colchón de menor firmeza que permita al hombro hundirse y encontrar la comodidad deseada.

¿Cuánto pesas?

Los colchones firmes son indicados para personas grandes o con sobrepeso, puesto que necesitan una buena sujeción.  Las personas más ligeras duermen mejor en colchones más flexibles que se adapten a su contorno para repartir mejor el peso.

¿Qué tanto te mueves?

Hay quienes se mueven mucho por las noches. Si este es tu caso, necesitas un colchón firme que te permita girarte sin esfuerzo. Piensa que si es demasiado blando, te hundirías y te costaría tener libertad de movimiento.

¿Eres caluroso?

Si sudas mucho o vives en un lugar cálido, echa un ojo a los colchones de muelles, ya que ventilan mejor y son más frescos. Los modelos de espuma, de látex o de viscoelástica guardan más el calor.

¿Eres alérgico?

Toma en consideración si eres alérgico al polvo o si padeces de asma. En esos casos, los expertos recomiendan usar un colchón de espuma o de látex con una funda lavable.

El colchón perfecto existe

5 tipos de mesas de noche

No hay generalidades; todo dependerá de tus necesidades, tu presupuesto y la manera en la que duermes. No obstante, para que te vayas haciendo una idea, los siguientes son los tipos de colchones que existen.

Colchones de muelles

Estos son los más populares y existe la creencia de que son los menos cómodos. Sin embargo, la tecnología ha avanzado mucho al respecto y ya se pueden encontrar algunos muy confortables y duraderos. 

También encontrarás varios tipos de colchones con muelles. En los de muelle continuo, el entramado está hecho a partir de un único hilo de acero que ofrece un soporte suficiente y una buena ventilación; mientras que los bicónicos tienen un núcleo formado por múltiples muelles metálicos unidos en su tramo central. Esto los hace más ruidosos.

Colchón de espuma

Estos colchones son los más vendidos dado su bajo coste. Se forman por varias capas de poliéster y poliuretano lleno burbujas de aire, y se cubren con fundas. De esta densidad, dependerá si es más o menos firme. Las densidades inferiores a 35 kilogramos por metro cúbico sólo convienen a las camas provisionales o a los niños pequeños. No te los recomendamos si vives en una zona cálida.

En busca del colchón perfecto: conoce el de viscoelástica

Este material fue creado por la NASA para que los astronautas pudieran soportar la presión ejercida en el momento del despegue. Son, por lo tanto, los que mejor se amoldan al cuerpo y distribuyen el peso.

Estos tienen efecto memoria y se adaptan según la temperatura corporal: se ablandan con el calor y se endurecen cuando hace frío. Asimismo, son ideales para las personas alérgicas puesto que transpiran y son antiácaros. Son más caros y su sensación de ingravidez no gusta a todo el mundo.

Los colchones de látex

Este tipo de colchón es muy duradero y se adapta al cuerpo al distribuir la presión de forma uniforme. Su firmeza no cambia según la temperatura y son una buena opción para quienes se mueven mucho por la noche o para parejas, puesto que absorbe los movimientos del cuerpo. Son hipoalergénicos. ¿Un pero? Pesan demasiado.

Ahora que ya conoces a fondo los distintos tipos y los diferentes materiales, podrás encontrar el colchón perfecto. Dependerá de tus gustos, de si tienes dolores de espalda, si duermes solo o en pareja, etc.

Además, hay distintas opciones en lo que a presupuesto se refiere y aunque los de látex o viscoelástica son los más caros, hay alternativas económicas en todos los materiales.

Te podría interesar...
Aprende el arte del bed styling o cómo vestir la cama
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Aprende el arte del bed styling o cómo vestir la cama

Te contamos todos los detalles que debes tener en cuenta a la hora de vestir la cama. Verás que siguiendo estos pasos, parecerá recién salida de una revista