El dormitorio perfecto para tener dulces sueños sí existe

Mónica Heras Berigüete·
24 Junio, 2020
Si quieres un dormitorio perfecto que te ayude a descansar mejor y a sentirte cómodo y relajado, no puedes perderte estos consejos.

A la hora de irte a la cama, existen ciertos aspectos que te ayudarán a dormir mejor. Hábitos saludables con los que tendrás un sueño reparador que te hará reponer las pilas en un abrir y cerrar de ojos (literal). Descubre cómo crear el dormitorio perfecto para dormir a pierna suelta.

Recuerda que el descanso es fundamental para llenarte de energía frente al nuevo día día. Tienes que elegir un buen colchón, una almohada que se amolde a tus necesidades, cuidar la iluminación, renovar el aire frecuentemente y, claro, una decoración que vaya con tu personalidad.

Las claves para un dormitorio perfecto

Por supuesto, las claves para un dormitorio perfecto tendrán que ver con tus necesidades particulares y tus gustos personales. Sin embargo, puedes apuntar algunos puntos que debes tomar en consideración.

El colchón

colchones Morfeo
Fuente: https://www.colchonmorfeo.com/

Es lo primero que debes tener en cuenta y lo más importante. Se trata de buscar tu comodidad; una de las calves para elegir bien tu colchón es determinar la posición en la que sueles dormir. Así, sabrás si necesitas una cama firme o blanda.

Los expertos dicen que si duermes boca arriba, necesitas un colchón firme que evite que el cuerpo y la espalda se hundan para poder mantener la curvatura natural de la columna. Por el contrario, si duermes de lado, un colchón blando que te permita mantener la columna vertebral en una posición recta.

La almohada

Otro aspecto clave para armar tu dormitorio perfecto y lograr un descanso óptimo es tener una almohada que se adapte a ti. Esta te permite tener el cuello y la cabeza alineados y previene posibles lesiones de espalda. Una vez más, tu postura al dormir y tu temperatura corporal son importantes.

Las almohadas de fibra y microfibra pesan menos, son más blandas y suaves y suelen tener una mayor transpiración. Además, son hipoalergénicas. Por su parte, las viscoelásticas proporcionan más soporte en cabeza y cuello, facilitando que tus músculos se relajen y que te muevas menos mientras duermes.

Si sueles tener dolor de cuello al despertar, se suele recomendar una almohada cervical. Son ergonómicas y las puedes encontrar en diferentes formas y tamaños para adaptarlas a tu anatomía. Mira esta de IKEA.

La iluminación para un dormitorio perfecto

Cómo decorar el dormitorio principal

Para lograr un buen descanso, lo ideal es que el dormitorio esté lo más oscuro posible, por lo que te recomendamos que inviertas en persianas y cortinas opacas o, en su defecto, puedes utilizar un antifaz.

El color de la luz también es muy importante: la luz cálida es la mejor opción para relajarte antes de dormir. Una bombilla regulable para tu dormitorio sería todo un acierto. Mira en Leroy Merlin.

Ojo con el ruido

Un dormitorio perfecto es sinónimo de paz y, para ello, lo ideal sería que fuera lo más tranquilo posible. ¿Sabías que algunos elementos decorativos pueden ayudarte a aislar el ruido y amortiguan las vibraciones?

Una alfombra gruesa a los pies de la cama puede ser de gran ayuda y, también, las cortinas. Elígelas de una tela que sea opaca para que, además, mantenga los rayos de sol alejados.

El orden y la limpieza son parte de un dormitorio perfecto

Dormitorio decorado en color verde menta
Imagen: pinterest.es

Te recomendamos que no tengas demasiados muebles en tu dormitorio: además de acumular polvo, pueden obstaculizar tu descanso. Cuanto menos desorden haya, más probable será que duermas bien, así que deja cada cosa en su lugar antes de irte a la cama.

La ventilación de un dormitorio perfecto

Es esencial que el aire de tu dormitorio se mantenga lo más puro posible y libre de contaminantes. Puedes poner un ventilador, un aparato de aire acondicionado, un purificador de aire o algunas plantas verdes para que tu espacio respire mejor.

También, vigila la cantidad de humedad del aire y si vives en lugares con índices elevados, valora adquirir algún sistema para reducir el agua que hay en el ambiente. Tu descanso lo notará y estarás de mejor humor cada mañana.

Pon atención en los colores

Los colores tienen diferentes efectos sobre las emociones y, por ello, el dormitorio es uno de los espacios que más debes cuidar a la hora de crear la paleta cromática.

Los colores más relajantes suelen ser el azul, el amarillo y el verde y mejor con tonos neutros y pastel. Del mismo modo, evita los colores saturados e intensos.

El dormitorio perfecto existe y es cálido, con pocos objetos, acogedor y hecho a la medida de tus necesidades. ¿Te lo estás, acaso, imaginado?

Cuida cada uno de los elementos que aquí te hemos compartido para que puedas tener un espacio en donde el descanso esté garantizado. ¿A qué esperas para poner manos a la obra y crear tu dormitorio de ensueño?

Imagen principal: Design photo created by freepik – www.freepik.com