Tu dormitorio más elegante en 6 pasos

Mónica Heras Berigüete·
05 Junio, 2020
Te traemos las claves para tener un dormitorio más elegante con estos sencillos y económicos tips de interiorista.

Si quieres tener un dormitorio más elegante, no hace falta que inviertas cantidades ingentes de dinero. El éxito radica en saber cuáles son las claves para convertir tu espacio en un lugar tan lujoso que podría salir en las revistas de decoración.

Vamos a ayudarte a transformar tu dormitorio en un lugar lleno de lujo y sofisticación en tan solo 6 pasos y lo mejor de todo es que será fácil y sin necesidad de que tengas que pedir un préstamo para hacerlo. 

1. La magia de los materiales para tener un dormitorio más elegante

Dormitorio de piedra y mármol.
Dormitorio de piedra / garvihogar.es

Cierra los ojos y piensa en esos espacios donde, nada más entrar, sientes una perfecta armonía entre todos los elementos que lo componen. Seguro que te han venido a la mente las habitaciones de hotel o algún restaurante, ¿verdad?

Al igual que sucede con los colores, también se debe buscar una armonía cromática a través de los materiales: la madera, el mármol, los tejidos… todo debe conjuntarse a la perfección.

Al la hora de diseñar un dormitorio más elegante, te aconsejamos que optes por los tejidos naturales y un color neutro como el beige o el blanco como base.

Después, puedes añadir otros materiales gracias a los complementos. Por ejemplo con una lámpara metálica, una mesita de noche con un filo dorado o algo de cobre para darle más calidez.

2. La elegancia está en las cortinas

Si quieres un cambio radical y que aporte mucho estilo, puedes lograrlo con las cortinas adecuadas. Para lograr ese toque elegante, los interioristas recomiendan que arrastren unos centímetros para que descansen en el suelo.

Resulta evidente que en la calidad de la tela que elijas, también, radicará parte del resultado. Las telas con caída y con cierto peso son las mejores para vestir un dormitorio como el que estamos buscando.

3. No te olvides del cabecero

Tapizado de un cabecero gris capitoné.

¡Lo dice hasta el Feng Shui! Los cabeceros dan estructura y seguridad pero, en cuestión de elegancia, también tienen mucho qué decir.

Los cabeceros tapizados con capitoné son tendencia y, sin duda, elegantes. Si le sumas un papel pintado de figuras geométricas y líneas doradas como el que te dejamos aquí y unas baldas con tus adornos favoritos, tendrás un dormitorio tan elegante como espectacular.

4. Organización para un dormitorio más elegante

Nada viste más un espacio que una buena iluminación natural, así que debes intentar no obstaculizar que fluya libremente por cada uno de los rincones de tu hogar.

Evita saturar de muebles tu dormitorio para aprovechar al máximo la luz que entra por las ventanas. Cuanto más diáfano sean los espacios, mejor. Apóyate en una decoración minimalista y distribuye el mobiliario en el dormitorio teniendo siempre en cuenta que la cama es la protagonista principal.

5. Cuida los detalles

Colores neutros para el dormitorio.

Los espacios poco saturados, sin grandes artificios, son los favoritos para lograr un dormitorio elegante: en saber elegir los detalles también radica la clave del buen gusto.

Cuida lo que vas a poner en las mesillas de noche y olvídate de tener el cable del móvil, los pañuelos desechables y las monedas que traías en el bolsillo.

Puedes colocar el libro que estás leyendo, un pequeño jarrón con flores, una vela o unas ramas de eucalipto que, además, te ayudarán a conciliar el sueño.

Otro de los puntos clave son los cuadros. Opta por unos marcos sencillos de madera o de metal, dependiendo del estilo decorativo que tengas. 

6. Las moquetas han vuelto

¡Sí! Lo creas o no, las moquetas han vuelto y, especialmente, si las pones en el dormitorio. Imagina lo que es levantarte y poner tus pies sobre la suavidad de las alfombras. Puedes sobreponer otra alfombra de colores a juego y acertarás de lleno.

¿Te han parecido sencillos estos trucos para hacer de tu dormitorio un lugar mucho más elegante y sofisticado? Se trata de cuidar los materiales, los colores y de no saturar el ambiente. ¡Atrévete a probar!

Puedes ir diseñando tu dormitorio siguiendo estas u otras fórmulas e ir añadiendo tu toque personal hasta lograr los resultados que deseas.

Imagen principal: Light photo created by mrsiraphol – www.freepik.com