Decorar la habitación de estudiante perfecta

Mónica Heras Berigüete·
13 Septiembre, 2020
Para decorar la habitación de estudiante ideal, solo necesitas mucho orden, pocas cosas y ser lo más práctico posible... eso sí, sin renunciar al estilo.

Si estás por empezar tu etapa universitaria, seguro que estás deseando decorar tu habitación de estudiante de una manera mucho más personal, especialmente si vas a dejar tu casa.

Vas a requerir un extra de concentración y la organización te vendrá genial para dedicarle toda tu energía a esta nueva etapa. Hay muchas formas de arreglar ese rincón de estudio y adaptarlo a tus necesidades de una forma práctica, fácil y súper chula.

Claves para decorar tu habitación de estudiante

Preciosas habitaciones para estudiantes en gris y suelo blanco

A continuación, encontrarás soluciones útiles adaptadas a cualquier bolsillo y compatibles con los típicos mini espacios de las habitaciones de estudiantes. Con estos tips, podrás aprovechar al máximo los metros de los que dispones al tiempo que consigues un ambiente relajado que te permita centrar tu atención en lo que toca. 

La magia de las listas

Bien sea que te quedas en casa, te mudes a un piso compartido o hayas decidido apostar por una residencia de estudiantes, es imprescindible que comiences haciendo una lista con todo lo que puedes necesitar.

Prioriza y recuerda los principios que Marie Kondo enseña, así evitarás acumular cosas que no necesitas. Ahora el espacio es importante y tener tus cosas organizadas te ayudará a conseguir tus metas y evitar que, sin darte cuenta, todo se convierta en un caos.

Haz una lista con lo que crees que puede ser imprescindible. En caso de que vayas a mudarte, puedes hacer listas por categorías: cosas para tu escritorio, detalles decorativos, accesorios para el orden, etc.

También, es un buen momento para deshacerte de todo lo que ya no usas: dona, regala y tira lo que no pueda tener un segunda oportunidad, así aprovechas para hacer limpieza.

Utiliza accesorios y mobiliario práctico

El papel pintado con efecto 3D permite conseguir resultados mucho más interesantes y llamativos.

Si necesitas comprar algún accesorio o mueble para que tu habitación de estudiante esté completa, ¡vete a lo fácil! Busca soluciones prácticas que se adapten a cualquier espacio, no hagas de esta adaptación un periodo largo y tedioso. 

Ten en cuenta a los otros si vas a compartir espacio y pregunta sobre las normas que hay al respecto. Una buena idea para ganar algo de privacidad es colocando unas cortinas. Si utilizas una barra de cortina de ducha a presión, no tendrás que hacer ningún tipo de obra. ¿No te parece súper ingenioso? 

No te olvides de incluir algún tablón o pizarra magnética para tener todos tus proyectos a punto; mira todas las que hay en Amazon. Si no quieres hacer agujeros en la pared, puedes apoyarlo sobre el escritorio.

Evita llenar de accesorios tu espacio, pero invierte en organizadores de documentos, en una buena silla y en un escritorio ad hoc a tus requerimientos.

Decorar la habitación de estudiante compartida

Zona de estudio en una habitación juvenil.

Si vas a iniciar tu vida de estudiante compartiendo piso, verás que tiene un montón de ventajas. Además de que conocerás gente nueva, pasarás momentos inolvidables y aprenderás a convivir con personalidades con las que quizá nunca te habías topado, esto fomentará tu tolerancia.

No obstante, la convivencia también requiere mucha organización y disciplina para que todos estéis a gusto. Una buena idea es delimitar el espacio y contar con zonas específicas para cada uno y para cada actividad.

Si necesitas guardar algunos de tus objetos valiosos con especial cuidado, los armarios con llave pueden ser muy útiles y en Ikea tienen la cerradura inteligente ROTHULT, que se bloquea y desbloquea fácilmente desde el teléfono o con una tarjeta NFC, sin necesidad de llaves.

Deja bien claro donde están los límites. Puede que al principio, especialmente si hay química entre todos, la euforia del momento haga que todo sea muy relajado, que parezca que a nadie le molesta nada. Pero, con el tiempo, lo mejor es tener las normas bien marcadas.

Finalmente, para decorar la habitación de estudiante solo hay que tener claros tres aspectos: mucho orden, pocas cosas y total practicidad.

De este modo, podrás disfrutar de la experiencia de una forma ligera, sin complicaciones y concentrado en lo que realmente importa en este momento: tus estudios.