Colores antiestrés para el hogar

03 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Nuestro hogar es un espacio donde debe reinar la tranquilidad, el sosiego y la calma. Para ello, debemos seleccionar los colores más adecuados y combinarlos correctamente con la decoración.

El relax y la desconexión son dos conceptos que solemos asociar a nuestra casa. A todos nos gusta entrar por la puerta y sentir que podemos descansar pero, para lograr este propósito, la decoración debe ser una pieza clave. Vamos a conocer algunos colores antiestrés para el hogar.

Los ojos son receptores de numerosas imágenes que, aparentemente, se nutren de cromatismos. Si estas son agradables, entonces logramos alcanzar un estado de bienestar interior y, por consiguiente, sentimos que la armonía está presente.

Resulta fundamental que exista una concordancia entre los recursos que conforman los interiores. Es a partir de ahí cuando concebimos la idea de correlación y estabilidad estética que nos proporciona comodidad, calma y templanza.

Los tonos oscuros transmiten sosiego

Habitación en azul.

Dentro de este grupo, hay que destacar, principalmente, la gama de azules. Tanto el azul añil como el marino se encuentran muy aproximados el uno del otro. Ambos son fáciles de relacionar con la decoración que les rodea, especialmente si esta tiende a ser más bien clara.

También, hay que mencionar la familia de los verdes. Algunos como el botella o el pino generan esperanza y, a su vez, tranquilidad. Al igual que los anteriores, se vinculan fácilmente a otras tonalidades, como puede ocurrir con los neutros y los blancos.

Los colores oscuros ofrecen una apariencia apagada pero complaciente. Por otro lado, transmiten serenidad, sosiego y seriedad, como si tuviesen un carácter cerrado y lóbrego. En el fondo, influyen directamente en el hogar.

Son una buena opción para decorar el dormitorio.

4 tipos de colores antiestrés

Dormitorio blanco, gris y negro.

A la hora de mencionar algunos de los colores relajantes más empleados en las viviendas, debemos seleccionar aquellos que son más apropiados para los interiores. A través de ellos, percibimos visualmente una experiencia agradable. Vamos a ver 4 tipologías que resultan muy interesantes:

  1. El color rosa pastel es uno de los que, sorprendentemente, transmiten tranquilidad y resulta relajante. Combinado con una luz cálida, se produce una atmósfera singular y apacible. Se recomienda su aplicación con otras tonalidades para generar dinamismo.
  2. La gama de grises, tanto oscuros como claros, son aceptables. Conviene que en el espacio haya algún otro color cálido e intenso para contrastar ya que, si domina demasiado el gris, puede quedar un tanto insulso.
  3. El azul pastel es otro de los más utilizados debido a que favorece la luminosidad interna y dulcifica el ambiente. Relacionado con el blanco, ayuda a purificar la habitación y nos depeja por completo la mente. En realidad, nos evoca el cielo y, en cierta medida, el agua.
  4. En el caso de que se quiera producir un efecto más sofisticado y alternativo, el azul esmeralda es otra opción factible para las paredes. Preferiblemente que sea de gama oscura, puesto que ayuda a resaltar más los recursos decorativos que componen el espacio.

Colores antiestrés: el blanco, pureza y calma

Luminosidad en los interiores
Imagen: Design photo created by freepik – www.freepik.com

Uno de los que mejor encajan en el hogar es el blanco. Está dentro de los denominados colores antiestrés por la sensación de higiene y limpieza que transmite pero, también, por potenciar la luminosidad de las habitaciones.

Hay varias gamas como, por ejemplo, el blanco roto que trata de aportar un poco de calidez sin llegar a ser demasiado brillante. De hecho, se considera un poco más apagado pero ofrece una sensación más palpable. Además, calma el espíritu interno.

El blanco lo asociamos a la pureza. Se emplea, fundamentalmente, en los baños. El propósito es que se ofrezca esa visión de salud y aseo, al igual que su carácter refinado, siendo apropiado también para el salón y los dormitorios.

Una opción adecuada para cualquier estancia de la casa.

Los tonos cálidos, una buena apuesta

La decoración de los pisos de soltera debe ser funcional.

No podía faltar esta tipología dentro de los colores antiestrés. No obstante, hay que saber seleccionar cuáles son apropiados para generar un ambiente sosegado y tranquilo.

El granate es uno de los más recurrentes, tanto por su apariencia elegante como por la esencia que posee. Aunque se posiciona próximo a la familia de los oscuros, bien es cierto que tiene la posibilidad de realzar más los interiores cuando recibe la luz natural.

Finalmente, hay que hacer mención especial a los terroros. Tanto el beige como los marrones oscuros son adecuados, por ejemplo, para los suelos de madera. Transmiten naturalidad, estabilidad, grandeza y templanza.

Imagen principal: Pexels from Pixabay

  • Atkins, Caroline:Colorea tu hogar, Londres, Ceac, 2003.