Estas son las claves para conseguir un dormitorio bohemio

Mónica Heras Berigüete·
09 Noviembre, 2020
Un dormitorio bohemio es perfecto para ti si amas los detalles llenos de color, las mezclas y la naturalidad de los materiales. ¿Te apuntas?

El bohemio es uno de los estilos que más éxito tiene y se debe a que permite las mezclas vitalistas, alegres y desenfadadas. Colores y formas conviven bajo un mismo mantra: la libertad. Si te identificas con este concepto, te encantará tener un dormitorio bohemio.

La comodidad y el uso de materiales naturales son  algunas de las claves para ponerlo en práctica. Así, podrás disfrutar de un espacio cálido según tus propias reglas. ¿Te gustaría?

La magia del estilo bohemio en tu dormitorio

Estas son las claves para conseguir un dormitorio bohemio

Si te consideras un tanto rebelde y te cuesta seguir los convencionalismos, el estilo bohemio es para ti. Se trata de una decoración libre que no sigue ninguna norma estricta y que encuentra su punto fuerte en la mezcla de estilos y elementos. ¿Te identificas? Pues sigue leyendo porque tu dormitorio se va a transformar.

Un dormitorio bohemio con aires naturales

Si hay algo que este estilo adora son los materiales naturales tanto en la decoración como en la ropa de cama Por ello, te recomendamos que elijas el mobiliario de madera y lo combines con una bonita colcha hecha de crochet y sábanas de algodón en colores neutros.

Añade algunos elementos decorativos tales como marcos para fotos o algún espejo de fibras para complementar el rollo boho. Este de La Redoute es ideal para ponerlo encima de la cajonera.

Pasión por las alfombras

Si hay algo que aporta calidez a cualquiera de tus estancias, son las alfombras. Si, además, quieres lograr que tu dormitorio tenga tintes bohemios, esto no puede faltar. Pon una grande que abarque toda la cama; recuerda los consejos sobre cómo elegir tus alfombras.

En esta ocasión, te recomendamos que mezcles estilos y colores para lograr un ambiente bohemio con un punto moderno. ¿Sabes qué es una buena idea? Usar varias sobrepuestas; queda genial para imprimir tu personalidad.

La paleta de color para un dormitorio bohemio

¿Qué pasa con el color? Lo mejor que puedes hacer es decantarte por una base blanca que funcione como lienzo sobre el cual pintar de colores. Después, añade la alfombra, unos preciosos cojines con estampados llamativos, o una butaca tan vistosa como esta tipo kilim de Maisons du Monde. ¡Ideal!

Estas son las claves para conseguir un dormitorio bohemio

Un plus de comodidad

Apuesta por los cojines y a lo grande ya sea en la cama, acompañando tu cabecero y combinando distintos estilos y colores, o en el suelo. Son una estupenda idea para crear un ambiente boho lleno de encanto y de calidez.

Te resultará súper reconfortante poner un puf o algún cojín en formato XXL colorido para relajarte después de un día de trabajo, o tumbarte a leer tu libro favorito.

Muebles con mucho carisma

Sin duda, los muebles pintados son el alma del estilo bohemio. Cuanto más desgastados y envejecidos parezcan, mucho mejor. Las piezas vintage, los objetos recuperados y todo lo que compres en alguno de los mercadillos que hay en tu ciudad serán los protagonistas indiscutibles de tu dormitorio.

Para los viajeros de corazón

Si algo tiene este estilo decorativo es una pasión inherente por exhibir todo aquello que quien lo habita ha obtenido en sus viajes alrededor del mundo. Los detalles étnicos son perfectos para que tu dormitorio destile esa esencia tuya tan particular.

Prueba a poner un baúl con este tipo de detalles a los pies de la cama, elige un kilim en lugar de una alfombra convencional o cuelga alguna lámpara turca sobre tu mesita de noche. ¡Qué divertido!

El estilo bohemio es uno de los estilos decorativos más alegres y llenos de vitalidad. Sus colores encendidos, la mezcla de estilos, distintas culturas conviviendo… todo ello hacen un mix muy apetecible entre lo natural, lo étnico y lo rústico.

Prueba a buscar tu forma de expresión a través de él y permite que tu dormitorio se convierta en un lugar desenfadado y con mucha calidez.