5 paletas cromáticas para tu dormitorio

Mónica Heras Berigüete·
28 Junio, 2020
Con estas paletas cromáticas para tu dormitorio podrás crear un ambiente perfecto para la relajación y, al mismo tiempo, lleno de estilo.
 

El dormitorio es ese lugar en el que te recluyes en busca de paz, armonía y un poco de conexión contigo mismo. Por lo tanto, es importante que cuides la forma en la que vas a decorarlo, los elementos que vas a incluir y, por supuesto, los colores. Vamos a compartir contigo algunas paletas cromáticas para tu dormitorio que te invitarán al descanso.

La combinación de los tonos que elijas para tus paredes, tus muebles y tus textiles es fundamental a la hora de crear ese espacio con el que tanto sueñas. Te traemos inspiración práctica para que tu hogar sea tal y como tú  quieres.

Paletas cromáticas para tu dormitorio: azul y amarillo

Paletas cromáticas para el dormitorio
Imagen: anthropologie.com

Una de las combinaciones más clásicas a la hora de montar los dormitorios es la del azul con algún tono de amarillo, especialmente con el mostaza si buscas un dormitorio con toques bohemios y alegres.

Ya sabes que el azul es el color de la calma y la relajación por excelencia. Es elegante y transmite confianza, por no hablar de que el Classic Blue es el color del año según el Instituto Pantone.

Por su parte, el amarillo se relaciona con la felicidad, la riqueza y la fuerza. Te sugerimos que no te excedas con este color, puesto que de lo contrario podría activarte demasiado.

 

Puedes salpicar con detalles decorativos en mostaza, como por ejemplo a través de unos cojines bordados como estos de Maisons du Monde. Son perfectos porque vienen combinados con gris y con blanco para añadir una base neutra y aportar mayor equilibrio a la composición.

Un dormitorio en lila, azul y rosa

Paletas cromáticas para el dormitorio
Imagen: pinterest.es

Si lo que buscas es un dormitorio muy femenino, nada mejor que esta combinación. El color lila puede ser el protagonista principal, mientras que los azules y los rosas ponen un poco de alegría en el ambiente.

Podrás crear un dormitorio muy luminoso y es perfecto para añadir pinceladas del estilo provenzal tan acogedor y cálido, mientras juegas con las distintas tonalidades en la ropa de cama. Para rematar, un papel pintado floral en armonía puede ser una buena sugerencia.

Recuerda que el rosa es un color dulce, delicado e híper femenino, mientras que el morado y sus derivados son elegantes, misteriosos, nostálgicos y espirituales, por lo que hacen un equilibrio perfecto.

Paletas cromáticas para tu dormitorio: beige, negro y gris

Dormitorio negro, beige, gris
Imagen: pinterest.es
 

Si lo que buscas es un dormitorio elegante, no te lo pienses más. Además de que va con cualquier estilo decorativo, esta paleta de color es atemporal y es una apuesta segura, especialmente si le das un toque mas interesante a través de las texturas.

Puedes conseguirlo gracias a los distintos materiales y acabados o con los textiles. Experimenta con el mate o el brillo y añade piezas con personalidad. Puede ser una idea genial poner un arrimadero en la pared o buscar un espectacular tocador lacado para embellecerte frente a él.

Combinación de colores para tu dormitorio: berenjena, amarillo y piedra

Dormitorio amarillo y berenjena
Imagen: pinterest.es

Nos encanta cómo se ve esta mezcla de color tan atrevida y, en apariencia, opuesta. La clave para que funcione es que le des el protagonismo a uno de los tonos, por ejemplo al amarillo, y que el opuesto sea el que decore las paredes, en este caso sería el berenjena.

Mientras tanto, el color piedra hace de base para dar armonía y ligereza al espacio. En IKEA, encontrarás ropa de cama chulísima para crear este dormitorio tan sofisticado y moderno.

Decorar en azul oscuro, gris y lavanda

Dormitorio lavanda
Imagen: pinterest.es
 

Una vez más  el azul aparece en la decoración de dormitorios por sus propiedades relajantes pero, en esta ocasión, en un tono menos vibrante. Aunque todos ellos son colores fríos se mezclan a la perfección, especialmente si buscas crear un ambiente muy y acogedor con tintes clásicos.

Utiliza los tejidos para aportar calidez y, este caso, se recomienda que las fibras naturales complementen el look, de lo contrario estará un tanto desequilibrado. El lino, el algodón y la lana serán tus aliados.

Con estas paletas cromáticas para tu dormitorio acertarás de lleno. Recuerda tener en cuenta la proporción de colores. Lo ideal es un 60% del color principal, un 30% del color secundario y un 10% para el color que añade el acento.

Si te gusta experimentar con los colores, recuerda todo lo que existe sobre cómo influyen en el estado de ánimo y tenlo en cuenta a la hora de decorar, sobre todo si se trata de un dormitorio.

 

Imagen principal: wallsofwonderland.com