Tipos de cajas de vino y sus posibles usos en decoración

14 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Existe una amplia variedad y pueden recibir una segunda utilidad como recursos decorativos en el hogar.

La posibilidad de tener una vinoteca en casa está al alcance de muy pocos. Sin embargo, tenemos la oportunidad de emplear los distintos tipos de cajas de vino y sus posibles usos en decoración, ya sea para organizar botellas o para emplearlas como recurso ornamental.

Estas cajas pueden trabajarse de diferentes maneras para convertirlas en elementos versátiles que puedan tener presencia en la estética del hogar. No son un simple recipiente: esconden todo un amplio conjunto de oportunidades que son verdaderamente interesantes.

¿Qué podemos obtener con esta fórmula decorativa? Básicamente, alcanzaríamos un grado de sofisticación y originalidad que se saldría de las normas establecidas. En realidad, le proporcionaríamos al nuestro hogar un toque distintivo.

A medio camino entre la seriedad y la elegancia

DIY con cajas de vino
Imagen cortesía de: parafernaliablog.com

A la hora de hablar de vino, aportamos a nuestra vivienda un ambiente distendido y exquisito. Dice mucho de nosotros el tener botellas bien organizadas y dispuestas para ser consumidas. No obstante, debemos tenerlas a mano en todo momento.

Como deben tener una aplicación práctica en la propia decoración, es entonces cuando debemos trabajar fundamentalmente con la estética de las cajas. A través de ellas, podemos conseguir un contenido decorativo que hable de nuestra personalidad.

De todos modos, el propio significado que nos aporten estas cajas pueden ofrecer seriedad y elegancia. Rompen la tónica de recursos decorativos obtenidos en tiendas y contribuyen en la decoración de forma activa, gentil y alternativa.

– Recurrir a este tipo de recursos nos ayudará a plasmar nuestra personalidad en la decoración.-

4 tipos de cajas de vino para la decoración

Decorar el hogar con cajas de vino
Imagen cortesía de: sp.schrankde.com

Con imaginación y creatividad pueden realizarse todo tipo de cajas. Empleando madera o cartón, pueden hacerse distintos tipos de recipientes para albergar botellas de esta bebida milenaria. En esta ocasión, vamos a fijarnos en 4 tipologías que resultan interesantes para el hogar.

  • En primer lugar, hay que mencionar el modelo estándar: listones de madera unidos y sin espacios entre medio. Para embellecer el conjunto, la aplicación de barniz y la lija sobre la superficie, proporcionarían un resultado depurado. Son útiles a modo de estanterías para colgar en las paredes.
  • Otro caso son las cajas que poseen listones con separaciones intermedias. Estos ejemplares quedan muy bien dispuestos junto a la pared o también con patas para convertirlas en mesas de tamaño reducido. De hecho, encajan muy bien en cualquier espacio pequeño.
  • Por otro lado, están aquellas que tienen división interna de secciones. La finalidad es colocar las botellas una tras otras y de forma funcional. Estamos hablando de un modelo que pierde capacidad decorativa en relación a la practicidad.
  • Una última tipología que merece la pena señalar son las cajas de vino cuyo material es el plástico. Pierden elegancia y sofisticación, pero ganan en originalidad y carácter alternativo. Pueden reutilizarse a modo de lámparas, incluso está la posibilidad de unir varias.

La caja individual, ¿en qué podemos convertirla?

DIY con cajas de vino individuales
Imagen cortesía de: unapizcadehogar.com

En el mercado se comercializa un tipo de vino que viene en cajas individuales. Suele tener más bien función de recipiente y posee en el exterior distintivos gráficos de la propia marca. Esta tipología puede convertirse en un buen recurso para la decoración.

Una vez que ha perdido su funcionalidad original, puede emplearse para distintos fines. Uno de ellos sería como jardinera, teniendo en cuenta que su forma rectangular y alargada permite albergar varias plantas. Además, al ser de madera, ayuda a la buena conservación de los seres vivos.

A su vez, queda la opción de emplearse como estantería o toallero. En el fondo, la estética que aporta la caja es sencilla y encaja muy bien en cualquier decoración de interiores.

– Existen numerosas maneras de trabajar este tipo de cajas.-

Cajas con mangos de cuerdas

Qué hacer con cajas de vino
Imagen cortesía de: a.facilisimo.com

Son bastante comunes las cuerdas con función de mango en estas cajas. Ofrecen maleabilidad y estéticamente son de carácter rústico. Por eso, pueden ser empleadas como cajones de una cómoda para el dormitorio. De hecho, las propias cuerdas servirían para tirar de ellas y poder sacar cada uno de ellos.

El color de la madera favorece el estilo decorativo del espacio y convierte al mueble en un recurso original, diferente a lo que encontramos normalmente en tiendas.

Sí que es cierto que estas cuerdas requieren un tratamiento a largo plazo, ya que pueden deteriorarse de tanto uso y estropear, así, la esencia propia de la caja de vino.

¿Qué te han parecido nuestras ideas para decorar con cajas de vino? Ponlas en práctica.

Imagen principal cortesía de: coachdecor.com

De la Varga, Sonia: Reciclaje creativo, Gustamontón, 2016.