Aprende a secar flores y decora con ellas

Mónica Heras Berigüete·
03 Septiembre, 2020
Secar flores puede ser una actividad divertida y con la que podrás decorar tu hogar con detalles naturales y preciosos.

Si eres una amante de la naturaleza, una forma preciosa de tenerla siempre presente es a través de la flores. El problema es que si son cortadas, se marchitarán y si están en macetas, tienen periodos de floración. Pero ¿qué te parecería aprender a secar flores y decorar con ellas?

En este artículo, descubrirás algunas técnicas con las que aprenderás a secarlas y conservarlas para siempre, especialmente si tienen un significado emocional para ti; podrás tenerlas en tu casa llenando de belleza tus espacios y personalizándolos con tus creaciones DIY.

Las flores, una terapia llena de encanto

Flores secas para decorar
Foto de cottonbro en Pexels

Secar flores es, sin dudas, una actividad para poner en práctica tus dones creativos y, además, podrás realizarla en familia y enseñarles a los peques algo de botánica y de amor por la naturaleza. 

Toma nota de las distintas técnicas que existen; todas ellas son más sencillas de lo que imaginas y con algunas, tampoco necesitas esperar demasiado tiempo para disfrutar de los resultados.

Dependiendo del método que elijas, podrás usar las flores secas para distintos objetivos desde hacer ramilletes decorativos hasta ponerlas en cuadernos o cualquier otro soporte.

Secar flores con la técnica del prensado

Esta es la técnica más tradicional y antigua y probablemente la has puesto en práctica en alguna ocasión. Si bien es cierto que no es la más rápida, es perfecta si quieres hacer algún collage o eres amante del scrapbooking

Puedes utilizar flores pequeñas y planas y descartar aquellas de tallos carnosos o de pétalos demasiado finos. Esto debido a que son muy frágiles y, una vez secas, es probable que se estropeen al separarlas del papel. Estos son los pasos que debes seguir:

  • Coloca las flores en papel de periódico y cúbrelas. Este tipo de papel absorbe el agua de las flores y hace que sea más fácil su secado. Añade una capa de papel secante y una más de cartón.
  • Sella bien con cinta los extremos y pon el paquete dentro de algún libro grande. Añade peso sobre el envoltorio para que ejerza la misma presión en todos los puntos.
  • Pasada una semana deberás remplazar las capas de papel de periódico y papel secante por otras nuevas y dejarlo nuevamente con la prensa que has hecho.
  • Deja pasar al menos dos semanas y retira el peso y los papeles. ¡Listo! Tus flores secas están esperando adornar tu hogar.
Decorar con flores
Foto de fotografierende en Pexels

Secar flores al aire

Si no quieres aplastar tus flores y quieres que conserven su volumen original para ponerlas en algún jarrón o en ramilletes, esta es la técnica más adecuada.

Es recomendada para las flores de tallo alto y puedes juntar hasta 10 flores si son pequeñas, o de una en una si son del tipo de las hortensias o de las rosas. Este es el paso a paso:

  • Agrupa las flores en ramilletes o de forma individual y elimina todas las hojas del tallo.
  • Átalas con una cuerda de manera firme para que sujete los tallos, ten cuidado de que no se doblen. Como irán perdiendo agua, tendrás que ajustarlo puesto que los tallos se harán más pequeños.
  • Cuelga los ramilletes boca abajo en un lugar cálido, oscuro y seco, que tenga buena ventilación. Esto evitará que se pudran  y minimizará la pérdida de coloración.
  • Transcurridas 4 semanas, toca con suavidad las flores y, si tienen una textura crujiente, tu ramillete está listo.
  • Puedes optar por aplicarles un sellador floral o laca para un mejor resultado.

Secar flores en el horno

Esta técnica de secado en un horno de convección es poco conocida, pero es ideal si quieres mantener el volumen intacto de flores grandes como las camelias o los crisantemos. El procedimiento es bastante sencillo:

  • Utiliza un trozo de malla sobre el cual realizarás cortes en los que vas a colocar los tallos de las flores. De esta manera, el capullo de la flor permanecerá hacia arriba.
  • Pon la malla en la rejilla del horno a unos 40 ºC durante unas tres horas. El aire caliente hará que las flores se deshidraten.
  • Espera a que se enfríen para poder manipularlas.
  • Aplica un sellador floral para que se conserven mejor.

Estas son las tres técnicas para secar flores más fáciles de llevar a cabo. Verás que puedes embellecer muchos espacios u objetos con detalles naturales y convertir tu casa en una extensión de tu personalidad.

Esperamos que hayas disfrutado de estas alternativas deco tan especiales: bonitas, sencillas y DIY para que puedas dejar libre a tu creatividad.

Foto de cottonbro en Pexels