Buenas ideas para renovar suelos de madera

03 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Te gustaría cambiar el aspecto de tus suelos de madera? ¡Estás de enhorabuena! Aquí, encontraremos diferentes opciones para hacerlo con éxito.
 

¿Tienes suelos de madera en casa que quieres renovar? Sellar, encalar e, incluso, colorear; las posibilidades son muchas: desde mantener el aspecto original de la madera a decorarla con originales motivos.

Solo tienes que prestar atención a las recomendaciones que encontrarás a continuación y elegir la opción más adecuada. Así que toma nota porque alguna te gustará.

Suelos de madera: tratamientos y acabados

Proteger un suelo de madera

Sellar para mantener su aspecto natural

El barniz es el acabado más resistente para la madera. Está recomendado para maderas duras como el roble o el fresno. Y, en ocasiones, cuando estamos ante zonas muy transitadas, es necesario aplicar hasta cinco capas.

Se emplea barniz de poliuretano; eso sí, es recomendable que lo aplique un profesional porque es muy tóxico. También, debes tener en cuenta que para los suelos de pino o abeto es preferible usar tintes selladores.

No olvides que puedes optar por otros productos que existen actualmente en el mercado, como las lacas o las ceras naturales, que también hacen la función de selladores y dan muy buen resultado.

Renovar suelos de madera: encalar para renovar sin complicaciones

 

Es un tratamiento a base de cal para blanquear la madera con lo que se consigue un aspecto elegante y actual. Prácticamente todas las maderas admiten el encalado, excepto las maderas blandas como el pino y el abeto.

Para encalar, primero hay que lijar el suelo, humedecerlo con un trapo y pasar un cepillo de acero fino en dirección a la veta. Después de limpiar el polvo, debe aplicarse una pasta especial con una brocha plana.

Con el fin de introducir la cera de encalar en la veta, hay que frotar la madera con lana de acero y finalmente, después de eliminar el polvo, se debe dejar secar para posteriormente barnizar.

Teñir y darle color a la madera

Encerar suelos de madera.
Encerar / vix.com

Otra posibilidad es oscurecer el tono de la madera con barnices y tintes. En primer lugar, hay que lijar y rellenar las grietas con masilla. Luego, se aplica el tinte con un trapo de algodón o un cepillo. Una vez seco, se añade una capa de cera natural incolora.

Hoy en día, existen tintes y productos con una amplia gama de colores, aunque los más utilizados para dar color a la madera son el blanco y los tonos grisáceos.

Si se quiere obtener un color sólido, la opción más adecuada son los esmaltes o pinturas semimates; las últimas son más sutiles y suaves. También, debes tener en cuenta que los esmaltes requieren bastante tiempo para secarse, pero tienen la ventaja de que no necesitan sellado.

 

Si, por el contrario, se quiere mantener visible la veta de la madera, hay que emplear tintes, aplicándolos con un pincel. De esta forma, conseguirás un resultado muy profesional y duradero en el tiempo.

Para un acabado original, también se puede pintar un motivo; puedes optar por un diseño propio o por alguno geométrico, a rayas o cuadros, utilizando las plantillas que se comercializan.

Para disimular las imperfecciones o elementos irregulares de la estancia, pinta un ribete o una greca en el perímetro del suelo. ¡Compruébalo tú mismo!

Suelos de madera: colores apropiados

Si finalmente optas por pintar el suelo, es importante tener en cuenta qué combinación está más acorde con los otros colores de la estancia y con los muebles que tengamos.

Por ejemplo, si la decoración es rica en tonos y/o estampados, es recomendable teñir el suelo de un color neutro, para no sobrecargar el espacio y darle sensación de amplitud.

El blanco siempre da buen resultado ya que proporciona luminosidad y frescor, y también es conveniente que sepas que realza los muebles y las telas.

Por el contrario, si eliges un color fuerte para el suelo, este se convertirá en el protagonista de la vivienda y le restarás importancia a los diferentes elementos decorativos.

 

Un truco: tablas como nuevas

Cuando algunas tablas están muy deterioradas, es necesario cambiarlas. Sin embargo, si se trata de parqué de tarima (madera maciza), bastará con levantarlas y colocarlas por el lado inverso para que luzcan como nuevas.

Como habrás podido observar, con estas buenas ideas podrás renovar los suelos de madera sin necesidad de hacer una gran inversión económica. ¡Te encantarán los resultados y te quedarán como nuevos!

Foto de Curtis Adams en Pexels