Popurrí floral: una idea decorativa que huele muy bien

14 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Te gustaría tener perfumadas las estancias de tu casa con un elemento decorativo que puedas hacer tú mismo? Pues déjanos decirte que los popurrís florales te encantarán.
 

Un popurrí floral es una mezcla aromática elaborada a base de flores y otros elementos vegetales secos con el añadido de perfumes y aceites. Es un perfecto ambientador y decora cualquier estancia de la casa.

El popurrí, palabra de origen francés, consta de unos elementos básicos: flores enteras, pétalos, hojas o capullos, aceites aromáticos o esenciales, hierbas aromáticas y un fijador para conseguir que el aroma permanezca durante más tiempo.

Tradicionalmente, estaba elaborado con rosas. Sin embargo, hoy en día se utiliza cualquier flor, desde la más tosca a la más exótica. La rosa ha dejado paso a otras especies como la caléndula, el clavel o la azalea, entre otras.

Popurrí floral: infinidad de presentaciones

Popurrí con aroma.

Tras su secado previo, un popurrí puede presentarse de diferentes formas. En bolsitas de tela o papel de celofán se convierten en perfectos ambientadores de armarios.

Pero también podrás colocarlos en cuencos y platos de cerámica o barro cocido, vasos de cristal, recipientes de madera, conchas, cajas… En estos casos, además de ambientar, se convertirán en perfectos objetos decorativos.

 

Ten en cuenta que, cuando se diseña un popurrí que va a estar expuesto a la vista, hay que pensar en los colores que se van a utilizar. La elección, en estos casos, es muy personal, aunque conviene que armonicen con el resto de la estancia.

Ya sabes que hay determinados colores que despiertan ciertos estados de ánimo, o están asociados a épocas del año concretas. Ese es el caso del color rojo en la Navidad, así que tenlo en cuenta a la hora de elegir las flores.

Popurrí floral: formas, texturas y fragancias

Cuenco con popurrí de flores.

Al igual que el color, también hay que pensar en las formas de las flores o elementos vegetales del popurrí. La naturaleza ofrece una variedad muy amplia, desde las formas redondas de los claveles, peonías, camelias o rosas, hasta las más esculturales de los tulipanes o lirios.

Se puede jugar incluso con combinaciones de formas, tamaños y texturas diversas para lograr resultados sorprendentes. Te recomendamos utilizar cardos espinosos con pétalos de rosas. Verás qué bien queda esta combinación.

Ten en cuenta que el aroma de un popurrí viene dado por la combinación de los elementos que se utilizan en su composición. Fíjate que, en algunos casos, el aroma se pierde durante el proceso de secado, aunque hay variedades como las hierbas aromáticas o las rosas que lo mantienen.

 

Para potenciar o mejorar el olor es aconsejable utilizar aceites esenciales o aromáticos en dosis limitadas para evitar sobrecargarlo. Un fijador en forma líquida o en polvo (como la raíz de lirio de Florencia), ayudará también a mantener la intensidad de nuestro aroma durante más tiempo.

Popurrí floral: aceites especiales

Popurrí con una vela.

¿Qué aceites son los ideales para crear mi popurrí? Toma nota, porque los aceites que aportan fragancia a este tipo de pequeñas decoraciones florales pueden dividirse en dos grandes grupos: aceites esenciales y aceites de fragancia.

Aceites esenciales:

Se extraen directamente de la flor o de la planta siguiendo un proceso de destilación por vapor. Los más utilizados en popurrís son los de lavanda, hierba Luisa, gardenia, eucalipto, rosa y citronela.

Ten en cuenta que, al ser muy concentrados, conviene utilizarlos en cantidades pequeñas. Como guía, se pueden emplear hasta 15 gotas por cada taza de elementos florales.

Conviene que elijas correctamente el aceite esencial ya que desempeñará un papel muy importante en la creación de ambientes de la casa, así que tómate tu tiempo para hacer una correcta elección.

 

Aceites de fragancias:

¿Te gusta el perfume de algunas plantas? Pues estos aceites imitan su aroma. Se fabrican en laboratorios a partir de ciertas combinaciones y hay infinidad de variedades.

Popurrí floral: cómo hacer popurrí con rosas

Cómo hacer popurrí floral de rosas

¡Pasemos a la práctica! Sigue estos cuatro pasos que te vamos a dar para que puedas elaborar una bolsita de popurrí con rosas. Verás que te resultará muy sencillo.

  1. En una bandeja, separa los pétalos y las hojas, agrega astillas de canela y deja secar todo el conjunto en un lugar soleado durante dos o tres días aproximadamente.
  2. Después de haber depositado el popurrí completamente seco en un recipiente hondo, añade esencia de rosas y canela en polvo. Mezcla bien todos los elementos.
  3. Coloca el popurrí en un recipiente hermético, ciérralo y déjalo durante unas dos semanas. Remueve diariamente para que los olores se impregnen entre sí.
  4. Coge la bolsita de tela que hayas adquirido previamente y rellénala con el popurrí sin que quede demasiado compacto. Cierra bien, anudando con una cinta de raso y, si quieres, decóralo con una rosa seca, le dará un toque muy preppy.
 

Eso sí, ten en cuenta que para que el popurrí se mantenga en condiciones óptimas durante más tiempo, hay que evitar exponerlo directamente al sol ya que, de lo contrario, las rosas, los pétalos y las hojas perderán su colorido con mayor rapidez.

Y por último, no te olvides de añadir unas gotas de aceite esencial cada tres o cuatro meses para que tu popurrí de rosas conserve la fragancia durante más tiempo.