Furoshiki: la forma de envolver regalos más bonita y ecológica

¿Conoces la técnica del Furoshiki? Se trata de utilizar telas para envolver regalos y transportar objetos. Un gesto sostenible y lleno de belleza.
Furoshiki: la forma de envolver regalos más bonita y ecológica

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 02 Diciembre, 2020

Última actualización: 02 Diciembre, 2020

¿Qué te parecería envolver los regalos de una forma muy original? ¡A la japonesa! La técnica se llama Furoshiki y se trata de utilizar telas en lugar de papel, un gesto que cuida del medio ambiente al tiempo que embellece lo que toca.

Si quieres conocer las claves para darle a tus obsequios un estilo personal y precioso, no te pierdas los siguienes consejos. ¡Te enamorarás de esta técnica!

Todo lo que debes saber acerca del Furoshiki

Furoshiki: la forma de envolver regalos más bonita y ecológica

Si bien es cierto que gracias a la embajadora japonesa del orden, Marie Kondo, ha sido posible conocer esta y otras técnicas utilizadas en el país nipón para ordenar y embellecer todo lo que les rodea, el Furoshiki tiene su origen en el siglo octavo, durante el periodo Nara (710 – 794) y significa: extender en el baño.

Se conoce como «Furo», los baños tradicionales japoneses en los cuales se extendía una tela en el suelo para dejar la ropa encima de ella y no confundirla con la de otra persona. Eventualmente, terminó por convertirse en una envoltura para llevar una muda de ropa y los artículos de tocador, como si de un neceser se tratase.

Es así como se fue extendiendo el uso de Furoshiki como una forma de llevar las pertenencias de un lado a otro.

Los Furoshiki también se utilizaban en las bodas con diseños de grullas, abanicos, olas, etc., que simbolizaban la felicidad y la buena fortuna. Esta maneras de envolver las cosas se fue transmitiendo de generación en generación hasta convertirse en una herramienta indispensable para la vida de los japoneses.

Furoshiki vuelve a estar de moda

Con el tiempo, esta técnica fue cayendo en desuso, especialmente con la llegada de las bolsas de plástico de occidente. Afortunadamente, el gobierno japonés comenzó a promoverla de nuevo como acción para cuidar el medio ambiente.

Fue en el año 2006, cuando la ministra de medio ambiente de Japón Yuriko Koike creó una tela para recuperar la antigua técnica. Paralelamente, comenzó una campaña llamada «Mottainai Furoshiki» para concienciar a los compradores a utilizarla de nuevo.

¿En qué consiste la técnica?

Las telas más utilizadas para la creación del Furoshiki son la seda, el algodón, el rayón y el nylon, aunque en realidad puedes usar cualquier otra que sea flexible.

En Japón, el tamaño de la tela varía dependiendo del objeto a envolver, pero ten en cuenta que necesitarás alrededor de un metro de tela para un objeto de 20 centímetros. Lo más común es que oscile de los 20 a los 240 centímetros.

Algunas formas de aplicar el Furoshiki

Envolver regalos con tela

La técnica para la realización de un Furoshiki es bastante sencilla. Se trata de ir doblando y atando el cuadrado de tela siguiendo los principios básicos del origami. Cada forma de hacerlo recibe un nombre y puede ser útil para unas cosas u otras. Mira y aprende:

  • Bin-zutsumi: ideal para transportar una botella.
  • Hikkake-zutsumi: recomendable si quieres llevar una caja o un táper alargado.
  • Hirazutsumi: esta forma es más adecuada para una caja cuadrada o rectangular.
  • Kakushi-zutsumi: también es para una caja cuadrada o rectangular, pero con un nudo escondido.
  • Maki-zutsumi: puedes envolver un objeto alargado o cilíndrico.
  • Otsukai-zutsumi: para objetos cuadrados o rectangulares con nudo visible.
  • Suika-zutsumi: es la manera de envolver y transportar un objeto redondo.

Un gesto precioso y ecológico

El cuidado del medioambiente depende de un montón de acciones: la forma de consumir, el reciclaje, el tipo de materiales que utilizas…  y entre todo esto también está la manera en la que envuelves los regalos de Navidad. ¡Piénsalo!

Por lo general, vas a la papelería y compras el papel, un adorno, la cinta adhesiva, etc. El problema es que todos estos materiales terminan en un cubo de basura contaminando aún más el planeta.

Pero los japoneses tienen una técnica con la que tendrás un gesto sostenible y que sorprenderá a todo el que reciba un detalle envuelto en tela.

Puedes practicar con alguno de los tutoriales que hay en internet, como el que se encuentran en la página de Sin Plástico, donde enseñan una envoltura básica para empezar a familiarizarse.

Verás que hay un sinfín de usos que puedes darle a las telas. Busca en casa algunos retales o cómpralos: en las tiendas suelen tener trocitos sobrantes a muy buen precio.

Te podría interesar...
Con estos trucos volverás a enamorarte de tu casa
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Con estos trucos volverás a enamorarte de tu casa

Dale una segunda oportunidad y vuelve a enamorarte de tu casa. Recupera la pasión perdida con estos sencillos consejos con los que reavivarás el fuego.