Cuadros con hojas, ¡hazlos tú misma!

Los cuadros con hojas son elementos decorativos sencillos, pero llamativos, así como fáciles de hacer en casa. Te contamos cuáles hojas puedes elegir y cómo hacerlos tú misma.
Cuadros con hojas, ¡hazlos tú misma!

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 02 julio, 2021

Última actualización: 02 julio, 2021

Los cuadros con hojas son hermosos, encantan y enamoran a más de uno. Aunque te parezca que es complejo hacer los tuyos, después de leer este artículo vas a ir a hacerlos porque descubrirás que es muy sencillo.

De esta forma podrás llevar la frescura y color de la naturaleza a tus espacios, para que tengan más estilo y personalidad.

Paso a paso para hacer tus propios cuadros con hojas

A continuación, vamos a contarte cuál es el paso a paso para hacer tus propios cuadros con hojas.

1. Selecciona tus hojas favoritas

Elige las hojas que más te gusten.

Lo primero que tienes que hacer para empezar a crear tus cuadros con hojas es seleccionar aquellas que más te agradan y visualizas adornando tus paredes. Si tienes plantas en casa y quieres usar sus hojas, guárdalas luego de podarlas.

También es una posibilidad que salgas a caminar, lleves una bolsita y recojas aquellas que te llamen la atención y estén tiradas en el pasto. Aquí te dejamos una pequeña lista de aquellas hojas que puedes usar:

  • Diente de león: resultan muy llamativas por la forma de sus bordes, los cuales son desiguales y dentados.
  • Culatrillo tradicional y negro: este es un tipo de helecho que proporciona unas formas muy bonitas cuando se usan varias hojas en el mismo cuadro.
  • Geranio común: tiene unas hojas lobuladas muy bellas que generan contraste de figuras.
  • Ficus: tienen un verde intenso que resulta muy interesante y llamativo.
  • Ranúnculo: son unas hojas pequeñas y muy delicadas, precisas para este tipo de decoración.

2. Límpialas, aplánalas y déjalas secar

Limpia y aplana tus hojas.

Revisa todas tus hojas y límpialas, quítales el polvo, la tierra o los residuos de pasto. Sécalas con papel de cocina o papel periódico. Para aplastarlas muy bien fabrica tu propia prensa, solo necesitarás dos tablas de madera sujetas con unos tornillos y palomillas para presionarlas entre sí. Coloca periódico, las hojas y cierra las tablas.

Ubícalas de modo tal que quede espacio entre cada hoja para que no se peguen mientras se secan. Ten presente que este es un paso que toma tiempo. Cada 5 a 7 días es necesario que cambies el papel periódico para recoger la humedad que empiezan a desprender en el proceso de secado, que durará unos 20 a 25 días.

3. ¡Es hora de “hacer” los cuadros con hojas!

Tras varios días esperando que las hojas se aplanen y sequen, llega el mejor momento y es el de materializar los cuadros. Puedes comprar algunos marcos o hacer los tuyos, todo dependerá de tu tiempo y gustos.

Ten presente que aquellas hojas más grandes deben ir solas para no saturar el cuadro, mientras que las pequeñas pueden ir en comunidad.

4. Elige el espacio ideal y la organización de tus cuadros

Crea tus propios marcos decorativos.

Con los cuadros de hojas listos, solo resta elegir el espacio en el que los vas a lucir. Entre las opciones se encuentran el dormitorio, en donde darán un toque de calidez y hogar especial, puedes ponerlos en una de las paredes laterales o en la pared detrás del cabecero.

Lo mismo aplica en el salón, el comedor, la cocina y hasta el baño. Pensando en cada espacio puedes elegir el tamaño de tus cuadros. De hecho, aquí viene la segunda parte de este paso, dependiendo de la pared que hayas elegido, combina cuadros de diferentes tamaño.

Ahora bien, para que no llenes la pared de agujeros innecesarios, distribuye los cuadros en el piso como te los estás imaginando, así irás sobre seguro cuando los pongas en su lugar definitivo.

5. Disfruta de tus cuadros con hojas

El quinto y último paso en este proceso se trata de disfrutar tu obra. Combina la pared en donde has colgado los cuadros con plantas de interior en diferentes tonalidad para hacer contraste y no tengas miedo de contarles a tus invitados cómo realizaste tú misma esos bellos cuadros.

¿Te animas a hacer tus propios cuadros con hojas?

Ahora sabes lo sencillo que es hacer, con tus propias manos, los cuadros con hojas, así que la invitación es a que te animes a realizar los tuyos. Si quieres poner los cuadros en diferentes espacios, adelante, dale dinamismo a esta decoración eligiendo diferentes marcos o sé más sobria usando del mismo tipo.

Lo más importante es que disfrutes creando, combinando las hojas y formas de los cuadros.

Te podría interesar...
Decorar con flores: la mejor forma de llenar de vida tu casa
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Decorar con flores: la mejor forma de llenar de vida tu casa

Te vamos a dar unas ideas estupendas para decorar con flores y que tu casa se llene de alegría, vitalidad y color. ¡Viva el flower power!