Cómo realizar una mesa con palés de madera

La mesa de palés es un mueble que destaca por sí mismo, tanto por la apariencia como por el tratamiento original que se aplica. Con él conseguimos dinamizar un espacio de una forma amigable y sencilla.
Cómo realizar una mesa con palés de madera

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 23 Diciembre, 2020.

Última actualización: 23 Diciembre, 2020

Los productos reciclados se han convertido en una tendencia innovadora en el mundo del interiorismo, ya que aportan un toque naturalista y demuestran que todo en la vida puede tener una segunda oportunidad. Por eso, vamos a conocer cómo realizar una mesa con palés de madera.

Hay que tener en cuenta diversos factores. Por un lado, nada debe ser arrojado a la basura si tiene posibilidad de reutilizarse. También hay que valorar la idea de ornamentar empleando elementos convencionales y obtener, así, una imagen diferente.

A su vez, en lugar de comprar y consumir, ¿por qué no acudir a aquellos recursos que pierden su funcionalidad original? Simplemente, hay que ser creativos e incorporar a través de ellos otra visión al respecto. Todo es cuestión del toque que queramos darle.

Los palés de madera, ¿qué pueden ofrecer?

Como bien sabemos, los palés de madera se emplean para diversas utilidades. Fundamentalmente, se disponen para trabajos de soporte y fuerza, especialmente en espacios de almacenaje.

Generalmente, se desechan numerosos ejemplares, ya sea por haber perdido eficacia, por desgaste o, básicamente, por pequeñas roturas. En este sentido, no hay que desprenderse de ellos. En el fondo, pueden ser tratados para contribuir en la decoración.

Son perfectamente reconocibles, de ahí la gracia de emplearlos para algo que originalmente no estaban hechos. En otras palabras, se les está aportando otra aplicación y, por consiguiente, se logra una apariencia singular, interesante y original.

Es momento de proporcionarle al hogar un significado diferente.

Pasos para realizar una mesa con palés

Nosotros mismos podemos convertirnos en carpinteros y trabajar los palés con un único fin: la fabricación de una mesa. Por supuesto, hay que tener cuidado con el material y protegerlo, pero también tratarlo de la mejor manera posible en el día a día.

  1. Para realizar una mesa central en el salón es preciso utilizar, al menos, dos palés. Se pueden ensamblar uno encima del otro mediante tornillos con el fin de que se logre estabilidad y fijación.
  2. Es conveniente tratar la madera con barniz y sellarla correctamente. Así, se consigue un tratamiento definido y depurado para que no queden astillas ni rugosidad áspera al tacto.
  3. En la parte superior, se puede colocar un vidrio que cubra toda la superficie para que podamos apoyar cosas encima. Si se desea, también se puede disponer un tablero de madera liso o, en caso contrario, dejar los palés al natural.
  4. En cuanto a la base, se puede dejar simplemente en contacto con el suelo o, si se ve conveniente, poner unas ruedas en las esquinas para facilitar el desplazamiento.
  5. A la hora de tratar el mueble, podemos dejar la madera a la vista o pintarla con spray o brocha. Todo dependerá del objetivo que nos planteemos y de las necesidades que tengamos desde el punto de vista estético. La idea es que consigamos combinarla adecuadamente con todo el conjunto.

Combinación con el metal

Otro caso muy interesante sería utilizando un palé en cuya base se dispongan cuatro patas de acero inoxidable para conseguir, así, un tipo de mesa más elevada. Este prototipo puede situarse en estancias pequeñas o, por ejemplo, en la cocina.

De la misma manera, podemos hacer uso de la forja. Las patas y otros recursos decorativos pueden quedar establecidos por debajo del palé que, de este modo, cumple la misión de tablero. Es una manera de sacarle el máximo provecho.

Este tipo de muebles quedan muy bien en estilos industriales, modernos, contemporáneos, rústicos y rurales. En realidad, se está aplicando el concepto de funcionalidad y, por otro lado, se obtiene una estética más depurada que nos alegra la vista.

El palé y el vidrio, la unión de dos desconocidos

Hay que tener en cuenta que estos materiales no guardan una relación estrecha. Sin embargo, tenemos la posibilidad de ensamblarlos y lograr un hermanamiento cordial y amistoso entre ellos.

Para elaborar una mesa, tendríamos que dar la vuelta al palé y colocar un cristal de gran tamaño que sirva como tablero u escritorio. De este modo, se puede observar la parte interior consiguiendo transparencia y diafanidad.

Este recurso encaja muy bien en espacio exteriores, en rincones de lectura, en un chill out, etc. Todo es cuestión de darle un toque personal al ambiente.

Te podría interesar...
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Uso de palets en blanco para el hogar

El uso de palets en blanco para el hogar es una de las fórmulas estéticas que permite dinamizar los interiores y ofrecer mayor originalidad.



  • Asenzo, Matilde; Menzel, Nora: Reciclado de muebles y objetos, Albatros, 2003.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.