¿Cómo crear tu propio portacuchillos?

A continuación, te explicamos cómo puedes elaborar tu propio portacuchillos de una forma muy fácil y rápida. 
¿Cómo crear tu propio portacuchillos?

Escrito por Maite Córdova Vena, 24 diciembre, 2018

Última actualización: 24 diciembre, 2018

Los portacuchillos son un instrumento que suele estar presente en las cocinas. Resultan muy útiles a la hora de colocar y disponer los distintos cuchillos con filo para cocinar.

Los portacuchillos se dividen en dos categorías principales. Según su forma, pueden ser: de pared (cuando se trata de una tabla o placa que se fija en la pared, con varios ganchos o con un imán) o de bloque (cuando se trata de un trozo de madera con varios agujeros para insertar los cuchillos).

¿Por qué se elige un modelo u otro?

Si bien es cierto que desde la aparición de los portacuchillos magnéticos estos han pasado a ser la primera opción de muchas personas, también se siguen utilizando los modelos simples, de bloque.

La elección de un tipo u otro, por lo general, está relacionado con motivos estéticos. Según se desee ambientar la cocina, un determinado modelo puede ser más conveniente que el otro.

Aunque, valga decir, que hay infinidad de modelos que combinan, por ejemplo, un aspecto rústico con una solución moderna (como es el caso de los portacuchillos de pared, hechos de madera e imán).

¿Qué modelo ofrece más ventajas?

Cuchillos para chef.

La ventaja de los portacuchillos magnéticos radica en el hecho de que, no solo permite colocar cuchillos, sino también otros utensilios de cocina, y esto ayuda a ahorrar espacio. En este sentido, contar con una superficie despejada a la hora de cocinar viene a ser una gran comodidad. Otras ventajas:

  • Tienen una larga durabilidad.
  • Requieren un mantenimiento sencillo.
  • Permiten tener todas las herramientas necesarias a mano. 
  • Los utensilios se conservan en mejor estado que en un cajón, donde pueden chocar con otros instrumentos.
  • Se puede visualizar con facilidad el tipo de hoja que se desea para cortar cada uno de los alimentos.

Es importante señalar que la desventaja de utilizar portautensilios compuestos solo por un recipiente, sin divisiones, como un portalápices sencillos, es la tendencia al desorden.

¿Cómo fabricar tu propio portacuchillos?

Materiales

  • 1 regla.
  • Taladro.
  • Martillo.
  • Pegamento.
  • 1 broca de 2 cm.
  • 4 clavos pequeños.
  • 2 soportes de metal.
  • 1 lápiz color blanco o plateado.
  • 1 espray de laca o barniz para madera.
  • Imanes industriales de 2 cm de diámetro.
  • Tabla de madera (debe tener 2 cm de ancho y 5 cm de alto, como mínimo).

Instrucciones

  1. Toma la tabla de madera y dibuja en dos líneas horizontales paralelas.
  2. De acuerdo a la longitud de la tabla, determina el número de agujeros que deseas realizar. Luego, mide con la regla cada punto y márcalo con el lápiz.
  3. A continuación, procede a perforar, con ayuda del taladro y la broca, las dos filas de agujeros. Ten cuidado y no dejes que la broca atraviese la tabla.
  4. Introduce un poco de pegamento dentro de cada uno de los agujeros y procede a colocar los imanes dentro de ellos. Deja secar un rato.
  5. Aplica una capa de laca sobre la tabla. Deja secar el tiempo necesario.
  6. En la parte de atrás de la tabla, coloca, de forma equidistante, los dos soportes de metal para poder colgar la tabla de la pared.
organizador de mesa para cuchillos

Algunas ideas creativas

En lugar de crear tu portacuchillos de la forma explicada arriba, puedes recurrir a otras opciones mucho más sencillas. A diferencia de los portacuchillos de pared y de bloque, las siguientes propuestas vienen a ser soluciones temporales:

  • Se toma un tarro o recipiente de vidrio (estrecho y alargado) y se procede rellenarlo con frijoles secos hasta un poco más de la mitad. Seguidamente, se colocan los cuchillos, con el mango hacia arriba y ¡listo!
  • Se toma un imán en forma de barra, se decora (con espray de color, una pegatina, etcétera), se fija en un punto de la cocina y se colocan los cuchillos. Cabe destacar que esta opción no admite demasiados utensilios puesto que, al recargarse de peso, puede caerse fácilmente.
  • Se toma una caja de madera de 30-40 cm de alto y 8 de ancho, se rellena con palillos chinos hasta el tope, y listo. Los cuchillos se podrán introducir fácilmente, dejando expuesto solo el mango.

La opción menos común

También existe una tercera opción en cuanto a modelos de portacuchillos se refiere. No obstante, es mucho menos común. Consiste en una estructura de acero inoxidable compuesta por una barra y un pequeño cesto, donde se colocan los utensilios. La barra se instala en una pared y, de esta forma, el accesorio queda ‘al aire’, sin restar espacio a los mesones.

Te podría interesar...
Cómo decorar tus delantales en 5 pasos
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Cómo decorar tus delantales en 5 pasos

Aprende a decorar tus delantales. Ideas para restaurar tus delantales viejos. 5 pasos para crear y transformar tus delantales favoritos.