5 maneras de decorar con crochet

Si te gusta el crochet (o ganchillo), tienes que conocer las siguientes maneras para usarlo en la decoración de tu casa.
5 maneras de decorar con crochet
Sofía Sangrador del Río

Escrito y verificado por la historiadora del arte Sofía Sangrador del Río el 21 septiembre, 2018.

Última actualización: 21 septiembre, 2018

Si te gusta todo el mundo del DIY (hazlo tú mismo), te encantará decorar con crochet. De este modo, conseguirás dar un toque de color a toda tu vivienda.

Por si no lo sabías, el crochet es exactamente lo mismo que el ganchillo. Verás que no es una técnica excesivamente difícil, esto es lo que hace que los expertos piensen que fue utilizada en civilizaciones antiguas.

Se necesita una aguja específica: es cortita y, en función del grosor del hilo, será de aluminio, madera, acero o plástico. Esta aguja es denominada como ganchillo.

Y como podrás ver a lo largo del siguiente artículo, el crochet (al igual que el macramé) está siendo cada vez más utilizado en interiorismo. Con esta técnica, podrás decorar cualquier rincón de tu casa, independientemente de la estancia en la que se encuentre. Por eso, a continuación queremos dejarte algunas ideas.

1. Decorar con crochet las paredes

Si, por ejemplo, tienes paredes blancas y quieres dar un toque de color, puedes escoger hilos más coloridos, mientras que, si tienes la pared de otro color, quedarán mejor hilos de colores claritos, como los soft o los pastel.

Atrapasueños de crochet.

Además, hay varias opciones. En primer lugar, puedes hacer una guirnalda decorativa, por ejemplo con corazones de crochet. Puede quedar muy bien en la zona del cabecero de la cama o en una pared del salón.

Otra opción es escoger aros para usarlos como marcos de tapetes hechos con crochet. Si cuelgas de ellos plumas y abalorios, será como un atrapasueños, del tamaño que más te guste.

Y si no, puedes realizar un diseño con forma rectangular o cuadrada, para colgarlo de una barra en la parte superior, a modo de cortina o tapiz. Si tienes una cama de matrimonio, puedes realizar un diseño rectangular para que sea como un cabecero.

2. Dar un toque de color al salón

Otra posibilidad, consiste en hacer fundas para tus cojines, tanto para tu cuarto de estar como par tu dormitorio. Aunque no lo parezca, quedarán genial en sofás de diseño contemporáneo, solo has de mantener el equilibrio estilístico de manera adecuada.

Puedes hacer o adquirir fundas con diseños de flores, por ejemplo. Algunas personas añaden a las esquinas de la funda unas pequeñas borlas o pompones. Esto mismo se aplica a las alfombras.

Cada vez usamos más los puffs para crear ambientes cómodos. Por ello, saquémoslos de los chill out y decoremos con ellos nuestros interiores.

3. Colchas o mantas para el dormitorio

¿Quién no ha visto alguna vez una colcha de ganchillo o crochet? Estamos hablando de una de esas modas que vuelven. Son muy resistentes, además de fáciles de lavar.

Hace años, eran muy usuales en las casas, por lo que seguro que en casa de nuestros abuelos hemos visto alguna vez una colcha. Y si no, ya sabes que puedes hacerla tú mismo sin ningún problema. 

Además, también puedes colocarlas bien dobladas en el sillón o sofá, a modo de plaid. Las tendremos siempre a mano. Como hay múltiples diseños y colores, encontrarás la más adecuada para el estilo de tu casa.

4. Más espacio de almacenamiento con accesorios hechos con crochet

Nos referimos, principalmente, a cestas de colores elaboradas con crochet. Puedes usarlas para guardar los juguetes de los más pequeños, a modo de revistero, para guardar la ropa para planchar…

Si combinas varios tamaños y colores, quedarán genial también a modo decorativo: en un estante bajo, dispuestas en el suelo de manera ordenada etc.

Y si no, haz fundas para forrar cajas, jarrones, damajuanas… Así, podrás darles una nueva imagen sin gastar mucho dinero.

Decorar con colchas de ganchillo

5. Crochet para accesorios infantiles

Por último, queremos dedicar una pequeña sección a los más pequeños de la casa: también es fácil decorar con crochet las habitaciones infantiles. Te hemos explicado algunas de las posibilidades en los apartados anteriores: colchas, alfombras, cojines, adornos…

Pues bien, en las habitaciones infantiles, también vemos colgadores de colores, colocados a diversas alturas. Quedarán muy bien sobre paredes blancas. Móviles para estimular a los más pequeñitos, lámparas decoradas con crochet… Hay muchas posibilidades.

Y cómo no, no olvidemos los muñecos de crochet (animalitos, cactus u otras plantas…), ya sea para colocar en la estantería, sobre la cama, asomando de una cestita… Además, algunos no solo tienen la función de decorar: en algunos hospitales, están pidiendo pulpos de ganchillo, para colocarlos en las incubadoras de los bebés prematuros para sustituir la sensación de estar agarrados al cordón umbilical.

Esperamos que estas ideas te hayan gustado y servido de inspiración. Piensa que hay muchísimas más opciones. Cada vez hay más gente que apuesta por esta técnica, es más, tiene numerosos beneficios para nuestra salud. Si te gusta este tipo de técnicas, has de saber que algunos han llegado a hablar de lanaterapia.

Te podría interesar...
Decorar tus velones: 4 formas originales
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Decorar tus velones: 4 formas originales

Aprende a decorar tus velones con estas ideas originales y creativas. Decora e ilumina todos los rincones de tu casa con tus nuevos velones.