El uso del violeta berenjena en la decoración

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si aún no sabes cómo decorar el hogar, una fórmula muy interesante es el color violeta berenjena. Con él, puedes aportar un contenido distinto a los espacios.
 

A la hora de escoger un color que resulte exclusivo, diferente e innovador, puede que nos surja la duda sobre cuál es el más conveniente, qué nos interesa más y de qué manera se puede trabajar. Por eso, vamos a conocer el uso del violeta berenjena en la decoración.

Generalmente, se suelen repetir las mismas tonalidades en el mundo del interiorismo. Por supuesto, las hay que son fáciles de combinar y que generan un ambiente agradable, pero ha llegado el momento de buscar nuevas oportunidades y abrir otros horizontes.

La idea es que convirtamos el hogar en un lugar distinguido; es decir, que se salga de la norma y que muestre otra imagen. A todos nos gusta sentirnos únicos y auténticos pero, para lograr este propósito, debemos comenzar cambiando nuestro espacio vital.


¿Cómo es el color violeta berenjena?

Violeta berenjena en la decoración
Imagen: jeancartierhogar.com

¿De qué manera podríamos describir el violeta bereneja? Se encuentra muy próximo al lila, pero posee un toque ligeramente más oscuro y no llega a generar penumbra en los interiores. Lo que sí demuestra es cierta activación e intensidad estética.

Visualmente nos resulta agradable y, sobre todo, distinto. Se puede considerar una fórmula diferente a otros colores que toman presencia en los hogares. De hecho, no es fácil de combinar y puede que la relación que tenga con otros recursos sea un tanto limitada.

 

Si aplicamos el violeta berenjena en la decoración es con un único propósito: crear un ambiente alternativo y exclusivo. A cualquier invitado que traigamos a casa le resultará muy atractivo el efecto que genera y, aparentemente, despertará la curiosidad y el encanto.

Otra manera de trabajar la decoración en el hogar.

Fórmulas para aplicar el violeta berenjena en la decoración

Alfombra redonda
Imagen: amazon.es

Este color no es fácil de trabajar. Su aplicación puede resultar complejo pero si tenemos algunas nociones básicas sobre su relación con el conjunto, sabremos hacia dónde orientar la decoración. Vamos a conocer, por tanto, 4 fórmulas muy interesantes:

  1. En los cojines del sofá, destaca de forma evidente y sobresale con cierta cordialidad y gentileza. Si el asiento es de tonalidad neutra u oscura, puede ayudar a producir un carácter sofisticado, muy apropiado para el estilo boho chic.
  2. En la colcha de la cama, se convierte en el epicentro del dormitorio; es decir, que adquiere todo el protagonismo. Queda muy bien siempre y cuando contraste con otros recursos más claros: las sábanas, la almohada, el cabecero, etc.
  3. Una alfombra en el centro del salón, junto a los pies de la cama o en el baño hace que el espacio destaque también desde el suelo. Se relaciona muy bien con los enlosados de cerámica blanca o gris, pero con el parqué de madera puede generar cierta tensión.
  4. Presente en otros recursos más concretos, como pueden ser la campana de una lámpara, un jarrón, las cortinas, unas toallas en el baño o, incluso, un mueble, otorga una condición diferente, como si estos objetos tuvieran mayor relevancia.
 

El violeta berenjena en las paredes

Decorar las paredes
Imagen: pinterest.es

En el caso de que decidamos que su aparición sea en los muros de la casa, hay que destacar la rotundidad y fuerza que podría adquirir el espacio. No cabe duda que generaría un carácter bohemio, envolvente, cargado de energía y cierta frescura.

De todos modos, si queremos que esté presente de esta manera, no debemos recargar el lugar con más elementos decorativos de este color, ya que se podría saturar el ambiente. Lo idóneo que sea el tono principal y, por consiguiente, el que domine.

¿Con qué colores encajaría bien? El blanco es una buena opción, ya que no se produce tensión estética entre ellos y se relacionan muy bien. Los grises, negros y marrones oscuros, también, son interesantes, produciendo mayor expresividad.

La intensidad de este color requiere que sea contrarrestada por otro.

Otra manera de proporcionar elegancia

El concepto de elegancia está directamente relacionado con el violeta bereneja. Dependiendo de cómo queramos establecerlo, las sensaciones de cordialidad, belleza y delicadeza estarán presentes en el lugar.

También, está la posibilidad de encontrarlo con toques brillantes y resplandecientes, como si recibiese una condición palaciega y singular. De hecho, tiene un vínculo muy estrecho con los plateados. De este modo, se consigue una apariencia mucho más elegante y refinada.

 
  • Gwynn, Kate; Sloan, Annie: El color en la decoración, Blume, 1999.