El tren como motivo decorativo para el hogar

13 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El tren nos ofrece múltiples posibilidades para el hogar, desde un contenido tradicional y serio hasta el motivo más divertido para adornar una habitación infantil.
 

La ornamentación que realicemos en las habitaciones debe componerse de recursos que despierten nuestro interés. Un caso en particular es el tren como motivo decorativo para el hogar.

Normalmente, solemos emplear contenidos que nos representan o que describen nuestra personalidad. En otras ocasiones, escogemos aquellos que permiten ambientar un espacio transmitiendo un significado en concreto.

El mundo del ferrocarril ofrece múltiples variantes. Dependiendo de la estancia de la casa donde queramos trabajarlo, se puede recurrir a diferentes posibilidades; no obstante, también es preciso aplicar algo de ingenio individual para la transmisión de un concepto.

La maqueta del tren: un clásico cargado de historia

Tren como motivo decorativo
Imagen: pinterest.es

Las maquetas son los modelos en tamaño reducido que reflejan claramente los gustos del inquilino. Son bastante habituales los barcos y los aviones, pero no cabe duda de que el tren es otra rama que suele estar presente en los hogares.

Los trenes nos ayudan a adornar las estanterías o las vitrinas expositivas y ofrecen otra imagen de las mismas. Además, no deben limitarse únicamente a la sujeción de libros, también pueden ser soportes expositivos que nos muestren una pieza en particular.

 

De esta manera, una maqueta en el salón, en el dormitorio o en el despacho aportaría un carácter museístico y haría llegar al invitado un mensaje sobre nuestros gustos y aficiones. Para ello, conviene que sea realista y a una escala acorde al lugar donde se sitúa.

Las maquetas son una pequeña contribución del mundo real en nuestra propia vivienda.

El tren como motivo decorativo para la pared

Tren, vinilos
Imagen: pinterest.es

Por supuesto, existen distintos recursos ornamentales para ser colocados en las paredes. Es otra manera de tematizar; de todos modos, no conviene recargar en exceso la habitación solo con este contenido. Veamos los 4 recursos más habituales en las casas:

  1. Los lienzos de pared, ya sean pictóricos o fotográficos, son una forma de decorar. Puede representarse un tren antiguo para porporcionar, así, un vínculo con los orígenes del ferrocarril, a modo de instantánea en el momento en que expulsa el vapor.
  2. Los vinilos son otra de las posibilidades. Se pueden encontrar, fundamentalmente, en negro sobre fondo claro pero, también, polícromos. En cuanto a su diseño, los hay para dormitorios infantiles o representando una locomotora antigua o más moderna.
  3. Existe otra fórmula muy interesante que es el papel pintado, el cual cubre completamente una pared. Evidentemente, recibe todo el protagonismo de la habitación. Puede ser a modo de trampantojo ya sea de un tren o, incluso, de unos railes que marquen un camino.
  4. Otro caso, un tanto más particular, son las telas con estampados de un tren. Se cuelgan desde la parte superior de la pared para que cubra todo el muro. En el fondo, es más fácil de retirar cuando se desee.
 

Relojes con el tren como motivo decorativo

Tren como motivo decorativo
Imagen: pinterest.es

El tiempo es otro de los principios que fundamentan el mundo de los ferrocarriles. Podemos encontrar, por ejemplo, relojes insertos en piezas decorativas con la forma de un tren. Son recursos elegantes que encajan muy bien en ambientes serios, elegantes y distendidos.

Sin embargo, el reloj de estación para la pared es un distintivo muy elocuente que se ha convertido en un icono y en patrimonio histórico. Nos recuerda al ámbito inglés y su apariencia muestra claramente un diseño elegante y sofisticado.

Este recurso posee una estructura de hierro con la que quedaría fijado; no obstante, sobresale un poco hacia el exterior. Su disposición queda en altura y no pierde funcionalidad. Nos ofrece un aspecto más clásico y tradicionalista al ser un reloj de agujas.

El objetivo es que introduzcamos aquellos elementos que permitan ambientar.

El tren como motivo decorativo para una habitación infantil

Vinilo decorativo de un tren
Imagen: pinterest.es
 

Esta temática se amolda perfectamente a las habitaciones de los más pequeños; eso sí, es imprescindible que sea animada, alegre y divertida. En primer lugar, es preciso señalar las cunas o las camas nido con forma de locomotora que simulan que el pequeño es el maquinista.

Los vinilos de pared son otro de los componentes más recurrentes. Se representa a la propia máquina con los vagones en los que pueden estar montando animales y la chimenea expulsando el vapor.

Por último, no debemos pasar por alto los juguetes tradicionales: un tren con vagones para poder jugar por el suelo o también el famoso tren mecánico, con sus railes y todo lujo de detalles.

 

Imagen principal: pinterest.es

Ventura,  Anna: 1000 ideas prácticas en decoración del hogar, Universe Publishing, 2003.