El sofá chester: sofisticación y atrevimiento

El sofá chester es un mueble que destaca por sí mismo, tanto por su apariencia como por el propio diseño. No cabe duda de que es una buena aportación para los interiores.
El sofá chester: sofisticación y atrevimiento

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 12 Marzo, 2021.

Última actualización: 12 Marzo, 2021

A la hora de incorporar el mobiliario en los interiores, debemos ser cautos con la elección que hagamos. Conviene analizar detenidamente el mercado y descubrir los distintos recursos existentes; por eso, vamos a conocer más de cerca el sofá chester.

Normalmente, solemos asociar los distintos elementos decorativos al estilo que predomine en la vivienda. Este será el fundamento para saber hacia dónde dirigir la estética de las habitaciones. De este modo, se logra la armonía del conjunto y el equilibrio entre los espacios.

Al hablar de sofás, podemos pensar en distintos modelos. Algunos son más convencionales y sencillos frente a otros que, en el fondo, pueden resultar más refinados. Obviamente, va a depender de nosotros la elección que hagamos, pero también repercute la línea de diseño.

La esencia propia del sofá chester

¿Cómo es el sofá chester? ¿Qué particularidades tiene? En primer lugar, hay que señalar que esta tipología posee un formato de tamaño reducido; es decir, no es de gran magnitud, siendo muy diferente a la gama chaise longue.

Se organiza para 3 plazas y abarca hasta 160 centímetros de longitud, 80 de ancho y 77 de alto. Estas medidas son aproximadas, ya que, habitualmente, se pueden encontrar diferentes modelos con sus respectivas variaciones.

El origen de este sofá procede de Gran Bretaña, concretamente en el siglo XIX, de ahí que tenga cierto toque anglosajón y haya llegado a tener un largo recorrido en los Estados Unidos, Australia y Europa. Ha sufrido ciertas variantes estéticas pero, en general, sigue manteniendo la misma esencia.

Un tipo de sofá que corte vintage para el hogar moderno.

Principales características

Según observamos, este sofá podemos sacar en claro que, aparentemente, ofrece un contenido estético muy interesante. Se compenetra muy bien con todo lo que tiene a su alrededor, pero también precisa elementos que estén acordes a su estilo. Veamos algunos ejemplos:

  • Dentro del estilo industrial tiene mucho que decir. Se comprueba una depuración de las formas perfectamente definida, donde las líneas son básicas y sencillas; por este motivo, un sofá como este no desentona ni genera disconformidad.
  • Otro aspecto a valorar es su aporte clásico y sofisticado. No se puede decir que sea rompedor en su apariencia, sino que trata de transmitir elegancia y exquisitez, además de tener un toque atrevido y audaz. No obstante, allá donde se sitúe va a llamar la atención.
  • Si lo encontramos en el salón entonces se convertirá en el epicentro del espacio. En cambio, si se ubica en lugares públicos, como en el hall de un hotel o en el interior de un bar, vamos a establecer una serie de cualidades que ayudan a definir la imagen del negocio.
  • Otro aspecto a valorar es la sensación de comodidad que genera. Al ser acolchado, podemos percibir desde un primer instante la textura suave del material y el mullido confortable. Estos factores son fundamentales para lograr el bienestar en el hogar.

El material: resistente y duradero

Probablemente, nos habremos encontrado en más de una ocasión con el sofá chester. En los hogares se convierte en una pieza singular y llamativa; en este sentido, podemos lograr el carácter alternativo simplemente con que tome presencia en los espacios de descanso.

El material juega un papel muy importante. Se puede encontrar tanto en cuero como en polipiel; incluso, también lo hay de microgamuza, el cual es una tipología menos habitual pero que cada vez se abre más paso en el mundo del interiorismo.

De cualquier forma, este asiento se posiciona como un referente estético que, al fin y al cabo, ofrece un sentido verdaderamente significativo tanto por su forma como por el propio contenido del mismo.

Es importante que resista el uso diario.

La variedad cromática

No podemos olvidarnos de las distintas gamas cromáticas. Se pueden encontrar diferentes posibilidades desde los tonos terrosos, como el marrón oscuro y claro, hasta el beige o el mostaza, el cual está siendo últimamente tendencia en el mercado.

De todas formas, el más recurrente y que resulta más atrevido es el negro, siendo el más apropiado para disponerlo en cuero. Proporciona seriedad, firmeza, contundencia y vigorosidad. Se posiciona, por tanto, como un referente en el hogar y se puede convertir en el centro de atención.

Te podría interesar...
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Conoce los tapizados en piel por Angel Cerdá

Los tapizados en piel son distintivos en todas las colecciones de Angel Cerdá. Con ellos, lograrás espacios muy modernos, vanguardistas y confortables.



  • AA. VV.: Vivir en la ciudad: diseño contemporáneo para la vida urbana, Blume, 1997.
  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso: trucos para que tu hogar se convierta en la casa de tus sueños, Océano Ambar, 2010.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.