Recursos para darle un toque vetusto al hogar

Este tipo de decoración se logra a través de la incorporación de ciertos componentes que nos recuerdan al pasado sin que el hogar quede anticuado.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 01 Febrero, 2021.

Última actualización: 01 Febrero, 2021

Todos sabemos que en el mundo de la decoración existen distintos procedimientos para desarrollar una estética que se amolde a nuestros gustos. Hoy en día, podemos combinar estilos y aplicar diferentes recursos para darle un toque vetusto al hogar.

Actualmente, tendemos a escoger diseños contemporáneos que son propios de los nuevos planteamientos ofrecidos por los interioristas. No cabe duda de que son una buena apuesta, pero también se pueden desarrollar otras fórmulas que resulten atractivas e interesantes.

Es momento de mirar al pasado, analizarlo y extraer todo aquello que realmente nos pueda agradar. En el fondo, es una forma de otorgarle personalidad propia al conjunto, siendo originales y a la vez sofisticados y proporcionando cierto sentido de elegancia pero con un sentido especial.

¿Qué significa «vetusto»?

Este concepto hace referencia a todo aquello que tiene que ver con lo antiguo, bajo una visión del pasado y con cierto contenido añejo. En el fondo, se aplica también una perspectiva nostálgica y agradable, donde la estética se rinde a unos principios que ya son conocidos.

En ningún momento vamos a dejar el hogar chapado a la antigua; en realidad, se aplica una línea clásica o tradicional, pero sin una perspectiva estrictamente anticuada. Por tanto, no podemos decir que haya un carácter pasado de moda, sino que debemos trabajar una reinterpretación de unos contenidos ya conocidos.

Tampoco hay que caer en el error de pensar que por aplicar un sentido vetusto vayamos a generar un ambiente viejo y desfasado. El objetivo es que lo trabajemos de tal manera que podamos unificar contenidos actuales combinados con otros del pasado.

Puede resultar laborioso, pero el resultado es sorprendente.

Aplicación del toque vetusto al hogar

¿De qué manera podemos trabajar esta línea decorativa? Hay que tener en cuenta que repercuten notablemente los objetos, los muebles, los colores y la distribución. En otras palabras, la propia decoración y el diseño de interior bajo unos preceptos definidos. Veamos algunos ejemplos:

  • Los muebles antiguos que se encuentran algo deteriorados pueden ser reutilizados. Para ello, hay que restaurarlos e incorporar una apariencia desgastada que refleje el paso del tiempo pero sin que el material se encuentre en mal estado.
  • Las butacas con reposabrazos que tienen el asiento y el respaldo acolchados son una buena apuesta. Además, suelen tener un tapizado con estampados que refleja un contenido y se compone de tonalidades que resultan llamativas.
  • Las lámparas de mesa de latón o las de tipo Tiffany nos recuerdan al modernismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Nos ayudan a producir un efecto visual y estético llamativo, ofreciendo una apariencia más interesante, colorida y deslumbrante.
  • El uso de ciertos recursos, como los jarrones, las fotografías en blanco y negro o los cuadros pictóricos, otorga al espacio un sentido más vistoso e ilustrado. No es cuestión de demostrar soberbia o barroquismo, pero sí que se consiga un significado que se aproxima a lo vintage.

¿Cómo trabajar los suelos y lograr un toque vetusto?

Es importante que los suelos tomen cierto protagonismo. Hoy en día, se suelen quedar en un segundo plano donde la funcionalidad gana terreno; sin embargo, existen otras posibilidades que pueden resultar, particularmente, muy atractivas.

Un caso en especial son las cerámicas hidráulicas para espacios como el baño o la cocina; no obstante, hay una tendencia actual en la que los salones están empezando a ser decorados con este tipo de materiales. También se pueden hacer combinaciones de pavimentos porcelánicos.

Por otro lado, no debemos olvidar otra solución que resulta muy efectiva: la utilización de alfombras. Con ellas se decora y se convierte el piso en más confortable; además, se incorpora un diseño definido y llamativo, como pueden ser las de tipo persa.

La decoración de carácter vetusto llega a tener cierto toque pintoresco.

Los colores: realizar la elección acertada

Respecto a los colores, no hay que temer la elección que se haga. En realidad, debemos ser conscientes de los elementos que estarán presentes en la decoración y, a partir de ahí, disponer las tonalidades que interesen.

Generalmente, los neutros toman una relevancia destacable, pero tampoco hay que olvidar que otros como el turquesa, el granate o los azules oscuros tuvieron gran importancia en épocas anteriores.

En resumen, para lograr ese toque vetusto hay que atender a los modelos del pasado pero incorporados a una estética del presente; de este modo, podremos lograr un sentido próximo a lo vintage.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
¿Existe diferencia entre retro, vintage y antigüedad?

Retro, vintage y antigüedad parecen lo mismo pero no lo son. Descubre qué es lo que diferencia a cada uno. ¿Estás preparado?



  • Emma, Callery: Enciclopedia práctica de la decoración, Everest, 2001.
  • Wilson, Judith: La casa vintage: tesoros con estilo para un hogar muy chic y actual, Océano Ámbar, 2009.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.