Pintura y decoración para los techos

Los techos no deben pasar desapercibidos. Existen distintas fórmulas para poder trabajarlos a través de las formas y la pintura.
Pintura y decoración para los techos
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 02 Enero, 2020.

Última actualización: 02 Enero, 2020

A la hora de trabajar la estética del hogar, no debemos limitarnos únicamente al cuidado de las formas, los muebles y las texturas, también es conveniente que prestemos atención a la pintura y decoración para los techos. Es una manera muy interesante de completar el conjunto.

Cualquier habitación gana sentido si todos los recursos dialogan entre sí. Nos estamos refiriendo a la sensación de armonía y bienestar que nos transmiten todos los elementos que conforman el hogar. No cabe duda de que el sentimiento de comodidad lo obtendremos si se trabaja cada componente de la decoración.

El techo juega un papel muy importante, no solamente a nivel estructural, sino también en el plano estético. A su vez, la pintura también tiene algo que decir en esta superficie, complementándose con las paredes y relacionándose adecuadamente con los muebles.

Aplicación cromática para el techo

Techo pintado para dar volumen.
Imagen: pinterest.es

El principal objetivo que debemos alcanzar con el techo es el contraste cromático con las paredes. Una habitación posee tres niveles: suelo, muros y techumbre. Entre ellos debe haber relación pero, además, cierta distinción. Es la mejor manera de dinamizar los interiores.

Lo primero que debemos evitar es el oscurecimiento de todo el espacio. Emplear tonalidades como el negro o azul oscuro en paredes y techo puede entristecer el ambiente y eliminar la sensación de amplitud. Por eso, es interesante el uso de otros colores más claros, como el blanco o el azul cielo.

En el caso de que tengamos en las paredes una tonalidad clara, como las anteriormente mencionadas, podemos aplicar un tono oscuro para el techo. Así, se proporciona seriedad y contundencia en el lugar. Por este motivo, la pintura juega un papel tan importante dentro de cualquier vivienda.

– Estudia bien el tipo de contraste que existe entre paredes y techo.-

5 formas de decorar el techo

Pintura y decoración para techos: vinilo
Imagen: pinterest.es

Es posible que no conozcas algunas fórmulas concretas para la pintura y decoración para los techos. Generalmente, es una superficie en la que no nos fijamos tanto pero que juega un papel importante en el hogar. Simplemente, debemos conocer de qué manera podemos armonizarlo con el conjunto.

Veamos a continuación, 5 maneras de decorar el techo, trabajando los materiales y la propia pintura:

  1. Cuando el techo se conforma de vigas, estas pueden quedar visibles. Ya sean de madera o de metal, tienen algo que decir y contribuyen estéticamente en el interior. Pueden pintarse y producir así un contraste llamativo con la pintura del propio techo.
  2. Una superficie lisa llega a ser también un componente decorativo. No es necesario que le apliquemos elementos llamativos u otros recursos, también es interesante que un color determinado domine en el techo y pueda adquirir cierto protagonismo.
  3. El papel adhesivo para las paredes también puede disponerse en el techo. En el caso que decidamos colocarlo, no es preciso que también tenga presencia en los muros, ya que podríamos saturar el ambiente con la temática o los propios colores.
  4. Otra posibilidad es el vinilo. Parece que nos acordamos de él únicamente para las paredes, pero ¿existen para el techo? Los hay de muchos tipos pero los más llamativos y demandados son aquellos que producen un trampantojo ilusorio.
  5. Finalmente, queremos hacer mención especial a las texturas. Existe una amplia gama de pinturas, algunas de ellas con gran espesor y con grumos, de tal manera que deja una apariencia más naturalista: el estuco, el cemento o gotelé.

Los techos en 3D, una nueva manera de decorar

Decoración de techos en 3D
Imagen: podiomx.com

Una tendencia que ha ganado gran peso últimamente en el mundo del interiorismo son los techos en 3D. Esta fórmula rompe con los sistemas decorativos tradicionales y clásicos, abriendo un nuevo mundo al ámbito de las texturas, la estética y la propia imagen interna.

Hay dos maneras de decorar en 3D. La primera sería aplicando una imagen sobre la superficie, semejante a un vinilo, como el que hemos comentado anteriormente, que muestre una realidad proyectada sobre el propio techo. Esto nos genera impresión y un juego con la óptica.

Sin embargo, gana mayor terreno la segunda tipología: el formato en relieve. Las formas salientes del techo conforman geometrías, dibujos, vegetales o simplemente yeserías, produciéndose un efecto decorativo muy elegante, atractivo, dinámico y completamente innovador.

Cualquiera de estos trabajos de decoración puede conformar una nueva manera de ver las techumbres. Eso sí, las formas deben corresponder correctamente con los colores en la pintura y decoración para techos.

Te podría interesar...
Pintura en el techo: otra manera de aportar color
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Pintura en el techo: otra manera de aportar color

Hay que valorar la importancia de la pintura en el techo: otra manera de aportar color y dinamismo a los espacios interiores de nuestro hogar.

Imagen principal: todayshipit.com



  • Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, Vértice, 2008.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.