El logotipo: un símbolo indispensable para el negocio

09 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Cuando entramos en un establecimiento comercial, solemos encontrarnos el logotipo identificativo en la decoración, el mobiliario y la cartelería. Es un icono identificativo vinculado a la esencia propia del negocio.
 

La identificación de una marca se produce, fundamentalmente, por el logotipo: un símbolo indispensable para el negocio. Suele ser un componente esencial en el mundo comercial y mantiene una estrecha unión con el ámbito publicitario.

Cualquier empresa recurre a este recurso para mostrar la imagen de un producto, con el fin de que sea reconocido socialmente. El propósito es que adquiera una buena reputación; esto supondrá mayor número de ventas y, a su vez, un reconocimiento social.

En el ámbito de la decoración, nos encontramos numerosas marcas vinculadas a lo que se conoce como «ideograma». Este término hace referencia a la representación gráfica de un concepto, siendo un medio que reúne las características y cualidades propias de uno o varios recursos.

El logotipo: un símbolo corporativo

El logotipo y el negocio
Imagen: Instagram / @cloverandcrow

El carácter de unidad y distinción de un negocio o empresa debe quedar reflejado en este símbolo. Para los empleados, se convierte en su seña de identidad; en el fondo, es por lo que trabajan cada día, les motiva y les anima a seguir adelante.

En este sentido, debe estar presente en la decoración del espacio de trabajo: puertas, mesas, ascensor, alfombras, etc. Estamos hablando de la adscripción de los elementos ornamentales al mensaje corporativo de la entidad.

 

Si hacemos un análisis más exhaustivo, el contexto donde se envuelva a los empleados y los clientes se amoldará a la imagen propia de la empresa o el comercio. De esta manera, se mantendrán patrones y fórmulas que permita ambientar todas las estancias.

El logotipo debe estar en sintonía con la decoración del espacio de trabajo.

Relación estética del logotipo con el espacio de trabajo

Logotipo en la puerta del negocio
Imagen: Instagram / @officialmacdonalds

Tal y como se ha comentado anteriormente, el logotipo es la insignia que toma presencia en los espacios de trabajo, tanto si son físicos como virtuales. A continuación, se comentan algunas ideas vinculadas con este asunto:

  1. Generalmente, el diseño se conforma por letras, líneas y formas que suelen condicionarse al tipo de producto que se vende. Para llevarlo a cabo, se precisa creatividad y lanzar un mensaje visual con él para que intuyamos el tipo de negocio que es.
  2. Las letras que muestran el nombre de la empresa poseen un tipo de fuente determinada. Su formato puede emplearse, también, para acompañar a la decoración del establecimiento, como puede ser en la marcación de los precios o el nombre de los productos.
  3. No cabe duda que, en la puerta principal, debe disponerse el logotipo. De esta manera, se muestra profesionalidad y se asegura que la marca esté presente desde el acceso; además, realza la entrada y le otorga personalidad.
  4. En cuanto a la página web, debe proyectarse en relación a este símbolo, tanto en el uso de los colores como en el mismo tipo de letra, ya sea para los textos o las secciones y, por supuesto, estar presente en el espacio de trabajo y su decoración.
 

Haciendo un balance de estas ideas, podríamos determinar que el diseño gráfico queda completamente ligado al interiorismo. Esta estrecha unión debe estar presente en el ámbito comercial con el fin de que el cliente sienta que existe una imagen conjunta en todos los sentidos.

La relación entre el color, el logotipo y el espacio comercial

Uniformes
Imagen: Instagram / @starbucks

El diseño del logotipo debe acompañarse de los colores que mejor representen la identidad propia del negocio. El propósito es que transmitan sensaciones e ideas. En realidad, deben estar unidos el icono y el nombre para llegar a un mismo fin.

El espacio comercial debe componerse de los principios estéticos que rigen este recurso. De esta manera, sentiremos que el ambiente que nos envuelve está completamente marcado por unos criterios cromáticos perfectamente unificados entre sí.

Pongamos el ejemplo de una ferretería. La decoración interior será, probablemente, de carácter funcional; sin embargo, las tonalidades que se empleen, como el color gris, azul y marrón, se encuentran en relación con los productos en venta. Por eso, influye tanto la decoración en una tienda.

 

Un símbolo de distinción

Decoración de negocios
Imagen: Instagram / @fayanej

Ya hemos comentado que el logotipo debe estar presente en la decoración. Los accesorio prácticos, como las vitrinas expositivas, las estanterías, carteles y otros recursos pueden tener este símbolo para reflejar, así, una identidad propia.

Conviene que se le recuerde al cliente cuál es el motivo que identifica a la empresa. Es la manera de distinguir sus productos de los que ofrece la competencia. Por tanto, contribuye en la emisión de un mensaje continuo durante la compra y, posteriormente, cuando lo encontremos como publicidad en la calle.

 

Imagen principal: Instagram / @starbucks

  • Saldarriaga Roa, Alberto; Villegas Jiménez, Benjamín: Espacios comerciales, Villegas Editores, 1994.