¿Sabes elegir las lámparas de la casa?

Si estás pensando en cambiar las lámparas de tu casa y no sabes por dónde empezar, compartimos contigo unos cuantos consejos que seguro te serán de gran ayuda. ¡Toma nota!
¿Sabes elegir las lámparas de la casa?
Goretti Ayubes

Escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes el 29 febrero, 2020.

Última actualización: 29 febrero, 2020

Elegir las lámparas de la casa te puede parecer una tarea complicada, nada más lejos de la realidad. Tenemos que decirte que para cada tipo de luz (general, ambiental o puntual), hay una luminaria adecuada.

Por esta razón, cuando vayas a comprar tus lámparas, tendrás que pensar dónde las vas a colocar y qué ambiente quieres crear con ellas en cada una de las estancias de tu casa.

Elegir las lámparas: una buena combinación

Lámpara de araña.

La clave para conseguir una buena iluminación reside en combinar adecuadamente en una misma estancia distintas lámparas que proporcionen diferentes tipos de luz complementarios.

¡Vamos a ponértelo fácil! Lo recomendable es que cada estancia cuente con una luz principal y otras secundarias en puntos estratégicos. Por ejemplo, no es aconsejable optar por una única fuente de luz en el techo en grandes habitaciones, ya que nos puede crear sombras.

Por el contrario, una iluminación adecuada consiste, por ejemplo, en colocar bombillas suaves en el techo y apliques de pared, lámparas de mesa o halógenos escondidos en muebles que creen en la estancia la iluminación de fondo adicional.

Por otra parte, a la hora de elegir es conveniente que sepas que las lámparas de pie, por su verticalidad, proporcionan contraste con las líneas horizontales que suelen predominar en los muebles.

Algunas claves…

Lámparas hechas a mano.

La iluminación debe aportar confort; por ello, hay que evitar crear contrastes excesivos entre luces y sombras porque resultarán incómodos a la vista y crearán ambientes poco acogedores.

Asimismo, es muy recomendable contar con reguladores de luz en las lámparas principales para poder cambiar la intensidad lumínica según el momento del día.

Ten en cuenta también que, en habitaciones oscuras lo mejor es que las pantallas de las lámparas sean de un material muy difuso como, por ejemplo, el papel, para aportar más brillo y luminosidad.

¡Y no lo olvides!… Las lámparas son objetos decorativos en sí mismos. Deben estar acordes con el estilo de la vivienda aunque no es necesario que estén todas conjuntadas ya que generarían monotonía.

No obstante, si aún así quisieras unificar las lámparas de toda una estancia o dar continuidad en pasillos y escaleras, podrías optar por modelos que estén disponibles en su versión colgante, de mesa y de pie.

Elegir las lámparas, tipos

Las luminarias proporcionan un tipo de luz determinado según su tamaño, hacia dónde proyectan la luz y de qué manera. Es muy importante que tengas en cuenta estos tres aspectos a la hora de elegirlas.

  • No fallar con las lámparas de pie

Lámpara de pie con tres patas.

Tenemos que decirte que las que tienen pantalla de pergamino o de tela proporcionan una luz cálida y son idóneas para crear luz de ambiente en el salón de tu casa.

Para conseguir una luz suave y envolvente, conviene decidirse por las de pantalla translúcida que tengan salida por arriba y por abajo. Tenlo en cuenta y conseguirás un buen resultado.

Los modelos de pie con cápsula halógena pueden proporcionar los tres tipos de luz: si se dirige el haz hacia el techo, dan luz general; si incorporan regulador de intensidad, proporcionan luz ambiental, y si se dirige el haz hacia abajo, sirven para iluminar una zona de trabajo.

  • Seleccionar las lámparas de techo

Elegir las lámparas de la casa

Son las que proporcionan luz general. Los plafones se han utilizado tradicionalmente para la iluminación de habitaciones grandes ya que la iluminación que generan es muy uniforme y llega a todos los rincones.

Otra opción son las luminarias colgantes. Para que cumplan bien su función, deben estar colocadas en el lugar adecuado y a la altura correcta según la estancia donde se instalen.

Si deseas una luz cálida, debes elegir una lámpara de techo con pantalla translúcida que disperse bien la luz. Las que tienen una forma cónica, dirigen la luz hacia abajo y la concentran en la superficie.

Este tipo de lámparas son muy adecuadas, por ejemplo, para iluminar la mesa del comedor. Eso sí, ten en cuenta que debes situarlas a una distancia de la mesa de entre 70 y 80 cm para que no molesten la visión.

  • Acertar con los apliques de pared

Bañador de pared
Imagen: pinterest.es

Dirigen el haz de luz hacia el techo y emiten una luz general tenue. Son los denominados ‘bañadores de pared’ y deben instalarse a 1,65 m del suelo para que la luz se refleje en el techo.

Funcionan con bombillas halógenas, provistas de difusor, y con leds. Si los colocas en el cuarto de baño, ten en cuenta que deben situarse a los lados del espejo, nunca encima, para conseguir una luz uniforme y sin sombras.

Eso sí, es muy importante que elijas los apliques con pantallas estancas para proteger las bombillas de la humedad; tenlo en cuenta para que no tengas que estarlas cambiando continuamente.

  • Elegir las lámparas de sobremesa

Lámpara Tiffany en rosa.

Diseño y tamaño definen si la lámpara es de salón, de mesita o de escritorio. Junto con el sofá del salón, una o dos lámparas de sobremesa de pantalla grande proporcionarán una luz suave y confortable.

En cambio, para las mesitas de noche del dormitorio, son más adecuadas las de pantalla pequeña. Te recomendamos que uses las de flexo dirigibles porque son idóneas para la mesa de trabajo o estudio.

¿Te hemos ayudado a resolver tus dudas? Cuéntanos…

Te podría interesar...
Reciclar es cuidar el mundo: haz tus propias lámparas
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Reciclar es cuidar el mundo: haz tus propias lámparas

Haz tus propias lámparas reciclando materiales. Conseguirás unas piezas preciosas y originales para la decoración de tu hogar a la vez que cuidas d...