Elegir cojines, claves para no 'morir' en el intento

17 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Grandes, pequeños, de formas rectangulares o redondeadas y de texturas y colores diversos... Tranquilo, porque con nuestros consejos vas a saber elegir los cojines perfectos para tu hogar.

Elegir cojines para tu hogar puede llegar a ser una tarea sencilla, sí, has leído bien. Hoy en día, estos complementos resultan indispensables en cualquier tipo de ambiente, ya sea clásico, funcional o informal.

Deberás tener en cuenta el tejido, la forma, el diseño, el color y la manera de colocarlos en un ambiente determinado. Una vez tengas las ideas claras, verás que bien te van a quedar.

Elegir cojines, múltiples usos

Cómo decorar sofás

Los cojines pueden emplearse para unificar el esquema cromático de una estancia o para romper la monotonía. En un espacio diáfano, donde imperan las telas lisas y monocromas, los cojines pueden aportar una nota de color y textura.

En cambio, si hay un exceso de texturas en una habitación, pueden utilizarse telas lisas en los cojines para de esta forma, equilibrar el ambiente y no sobrecargarlo.

Los cojines pueden emplearse como nexo de unión entre telas de distintas tonalidades o estampados de una misma habitación. Así, mientras un cojín puede combinar con la tela de la cortina, otro puede hacer juego con la del tapizado del sofá.

Además del color y la textura que proporcionan las telas en los cojines, también es posible jugar con distintos tamaños y formas. Colocados en un rincón del sofá o en hilera en el cabecero de una cama, pueden convertirse en un punto focal.

Tenemos que decirte también que, su presencia aporta una sensación de confort tanto en las zonas de estar como en los dormitorios. Ten en cuenta que, si quieres, puedes utilizarlos tan solo como objetos puramente ornamentales.

Elegir cojines: infinidad de variedades

Cojines con estampados tropicales
Imagen: es.dhgate.com

Los cojines se dividen en dos categorías básicas: los que se confeccionan para adaptarse a un espacio determinado y los independientes. En este último grupo se incluyen todo tipo de formas y tamaños. ¡Anota!

Cojines cuadrados

Son los más comunes y probablemente los más útiles. Encajados en sillas o sofás, aportan elegancia y mayor comodidad. Colocados en hilera pueden ofrecer contrastes cromáticos y aportar un mayor atractivo a muebles sencillos. Admiten múltiples acabados y sistemas de cierre.

Planos

Además de cuadrados, los cojines pueden ser planos y se suelen utilizar en los asientos de los sillones tapizados o como bases de un sofá. También se pueden confeccionar a medida para adaptarlos a un asiento bajo una ventana.

Redondos

Pueden mezclarse con cojines de formas diferentes y de líneas rectas, especialmente en la cabecera de una cama o en el sofá. Para confeccionarlos, basta con utilizar una plantilla circular. Son más vistosos si se les añaden encajes o rebordes en las esquinas.

Cilíndricos

En general, se utilizan como forma de apoyo para otros cojines o almohadones. Si son largos y delgados, pueden sustituir las almohadas de la cama y, cuando son más estrechos, pueden prevenir las corrientes de aire si se colocan al pie de la puerta.

Cojines de silla

Las sillas de madera o hierro suelen tener los asientos duros. Acolchar la superficie  es tan fácil como colocar este tipo de cojines. Además de aportar comodidad, estos complementos añaden estilo y color. Para sujetarlos emplea velcros o lazos.

Elegir cojines: adornos y cierres

Sofá cómodo

Las opciones para adornar los cojines son muy amplias. Existen adornos de variados colores, formas y texturas. Podrás comprobar tú mismo lo bien que quedan.

Ribetes

Para ocultar las costuras en los bordes de los cojines, te recomendamos añadir cordones decorativos. Suelen confeccionarse con hebras retorcidas de seda, algodón, yute o lana, entre otras fibras naturales, y cubrirse con tela para formar el ribete.

Flecos y trenzas

En general, los flecos son de lana, seda o algodón y pueden ser finos o gruesos. Como detalle ornamental, pueden incluir nudos o cuentas. Sin embargo, el uso de las trenzas suele destinarse a realzar el color o la forma del cojín.

Cierres

Botones, cintas, lazos de tela, cremalleras y velcro son algunos de los sistemas para atar y cerrar las fundas para cojines. Entre ellos, la cremallera suele ser la más práctica y utilizada.

Podrás adquirirlas en distintos tamaños y te sugerimos que las insertes y ocultes en la costura del cojín, ya que el acabado quedará más bonito y profesional.

Elegir cojines: ten en cuenta los rellenos

Cojines de estampados geométricos

Sintético o natural, el relleno se puede encontrar como material aparte, unido al cojín o separado de la funda, de modo que esta pueda cambiarse y nos facilite el lavado.

Los rellenos naturales pueden ser de plumas o de fibra natural. Estos últimos duran más y son más fáciles de trabajar.

También están los rellenos sintéticos que tienen la desventaja de que pierden su forma con el tiempo, pero son lavables e hipoalergénicos.

Esperamos que con estas claves te ayudemos a decidirte.